SiteLock
perito médico

aptitudes de un perito

¿Cualquier médico es apto para las peritaciones? La respuesta es NO. Aunque mucha gente no lo conozca, el título de medicina por sí solo no es cualificación suficiente para el ejercicio efectivo de la pericia médica. El perito médico, aparte de estar graduado en medicina necesita una formación especial (aquí puedes consultar los requisitos).

En España, son aptos para valorar las pruebas periciales tanto los peritos médicos como los especialistas en medicina forense o legal y especialistas en medicina del trabajo.

Un médico especialista es perfectamente capaz de diagnosticar la patología que sufre un paciente e incluso puede determinar, por ejemplo, si esa persona es susceptible de lograr una incapacidad laboral. Sin embargo, el médico no tiene las aptitudes necesarias para valorar el daño ni interpretar los diferentes baremos.

En cambio, un perito médico es capaz de llevar a cabo una labor completa, pues es un profesional en Valoración del Daño Corporal capaz de graduar las patologías y de interpretar los baremos. Para ello, ha cursado previamente una especialidad de pericia sanitaria.

El perito médico puede diagnosticar una enfermedad como buen experto en medicina, puede dar una visión ajustada a la realidad del caso concreto de cada paciente dada su experiencia en casos judiciales, y además puede puntuar el daño corporal, dar una valoración de secuelas, calcular el valor económico de una indemnización, o evaluar una incapacidad entre otros.

En algunas ocasiones, un médico especialista puede examinar al paciente y realizar el informe sobre la patología que padece, para que posteriormente, y en base a ese informe, el perito médico realice la valoración correspondiente. En estos casos, tanto el médico especialista como el perito asistirían al juicio a ratificar sus respectivas evaluaciones.

El perito médico posee conocimientos de la rama de la medicina y de la rama jurídica, lo que le convierte en un especialista de la legislación médica. Debe trabajar siempre con objetividad,independencia  e imparcialidad. Un buen perito no modificará su criterio inicial.

La función del perito médico es muy importante en los procesos judiciales, ya que es el experto que puede aportarle al juez los conocimientos técnicos de los cuales carece, es decir, el objetivo de la pericia es descubrir la verdad científica sobre unos hechos cuyo correcto conocimiento puede ser necesario para imponer una sentencia justa.

Por ejemplo, en el mundo laboral el perito médico asesora al juez acerca de las posibles limitaciones funcionales que puede presentar un trabajador a la hora de llevar a cabo su profesión, al igual que sobre la relación entre la misma y su patología.

El doctor Eugenio Laborda, Presidente de la Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal defiende el papel de los peritos médicos. “Somos un mal necesario, mal consentido, no entendido, vilipendiado y ofendido siempre que se puede. Ante todo somos médicos y nuestra única labor es auxiliar a las compañías de seguros, asesorar a los abogados en el ejercicio de los derechos de sus clientes y facilitar la labor de los especialistas en Medicina Legal y Forense para que su ejercicio no sea tan precario y escaso en documentación”.

El gran problema de la actividad pericial es la inexistencia de un reconocimiento legislado que establezca cuáles son los requisitos para poder ejercer de perito médico, y esto puede provocar que los peritos médicos pierdan la exclusividad en la realización de peritajes médicos, permitiendo que se haga un espacio en este campo a fisioterapeutas, enfermeros, e incluso personal no sanitario.

Los propios peritos reclaman desde hace años una regulación que enriquezca la actividad pericial. Se insiste en que para poder llevar a cabo el trabajo propio de un perito médico se exija en primer lugar una formación técnica específica, y en segundo lugar una acreditación que dé fe de la capacidad de la persona para ejercer bien la profesión. Según este modelo, la formación debería ser impartida por la universidad, mientras que la acreditación debería ser expedida por el colegio de médicos.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Infórmese si compromiso al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

close
Especialistas en Medicina Legal en Madrid

RECIBA NUESTROS ARTÍCULOS EN SU EMAIL

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Realiza tu consulta por WhatsApp