SiteLock

Hablemos de la Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal. Es aquella incapacidad que corresponde a los trabajadores que sufren incapacidad permanente absoluta porque precisan un trasplante de riñón. 

Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal

La concesión de la incapacidad permanente absoluta por trasplante renal está vinculada a aquellos trabajadores que padecen una enfermedad renal en los estadios:

  • 4 (grave) Hablamos de Enfermedad Renal Crónica (ERC) los riñones tienen daños moderados o severos y no depuran los desechos de la sangre tan bien como es debido. Esta etapa 4 es la última etapa antes del fallo renal. En esta fase es muy importante tomar medidas para retrasar el daño renal y planear de antemano posibles tratamientos. Se podría hablar de limitar ciertos alimentos en la dieta para hacer un plan de alimentación saludable (nefrosaludable) para la enfermedad renal crónica ERC.
  • 5 (diálisis). En estos supuestos, la función renal está severamente afectada. La diálisis, es un tratamiento que depura la sangre cuando el sujeto ya no es capaz de hacerlo por sí mismo, cuando los riñones no son capaces de hacerlo por sí solos. Necesitan diálisis quienes están en fallo renal, también llamada enfermedad renal terminal (ERT). Tener fallo renal quiere decir que los riñones no están siendo capaces de depurar de la sangre los desechos o el líquido extra de que se va impregnando en el funcionamiento metabólico normal. Estas impurezas y líquidos extra, pueden suponer complicaciones severas para el individuo.

En estos dos contextos, el paciente puede solicitar la Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal.

Factores de importancia en la Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal

En la Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal, vamos a mirar con detenimiento los siguientes aspectos, de cara a poder solicitar una pensión:

  • La patología renal está calificada como grave ERC
  • La patología renal está calificada como muy grave Diálisis
  • Tras el trasplante, la mejoría obtenida no es significativa

En Grupo Médico Jurídico Durango, trabajamos médicos y abogados juntos en el mismo espacio. Esto nos permite valorar al paciente desde un punto de vista médico: ¿cómo está de avanzada su patología renal? ¿Cuán satisfactorio o insuficiente ha sido el trasplante? ¿Qué nivel de cuidados y precauciones le supone su patología y qué interferencia puede tener con el desarrollo de una actividad laboral?, e inmediatamente considerar su impacto en el apartado legal con nuestros abogados: ¿puede solicitar una pensión? ¿Qué tipo de incapacidad le corresponde? Esta es la gran ventaja de tener abogados y médicos trabajando juntos, no ya en alianza, sino dentro de la misma empresa.

¿Tener solo un riñón es motivo de discapacidad?

Acudimos al artículo 8 del Real Decreto 1971/1999, donde se establecen los criterios que tienen que ver con la discapacidad por enfermedad renal y trasplante de riñón.

Aquí se plantean y responden las cuestiones de fondo: ¿si perdemos un riñón, es por sí solo motivo de discapacidad? ¿Tener un solo riñón significa que somos personas con una discapacidad? A la hora de conceder un grado de discapacidad, no podemos prescindir del análisis médico.  

No es el tener uno o dos riñones lo que cuenta. No lo único, al menos. Se valora sobre todo la función renal del paciente

La discapacidad depende de las pruebas de aclaramiento de creatinina

Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal

Después, conforme a los resultados obtenidos alrededor de los parámetros analizados por el nefrólogo en las pruebas de aclaramiento de creatinina, se podrá definir el grado de discapacidad de este trabajador, es decir, en qué medida su patología renal le está suponiendo un problema para realizar una vida profesional activa normal.

Las pruebas de aclaramiento de creatinina son las que dicen cuánta discapacidad presenta la función renal del individuo, no tanto el que tenga uno o dos riñones.

Lo que pasa es que estadísticamente, eso sí, es más probable que una persona con dos riñones filtre la sangre correctamente que una persona con uno solo. Pero aquí entran en juego muchos otros factores a considerar. Por eso el elemento fiable es —por supuesto— el criterio del médico y las pruebas de aclaramiento de creatinina.

Solicitar Incapacidad permanente absoluta por trasplante renal

En base a la evaluación médica de nuestros doctores, en Grupo Médico Jurídico Durango asesoraremos a continuación a nuestros clientes sobre el grado de incapacidad a que podrían aspirar y tramitamos para ellos el reconocimiento del mismo.

Médicos y abogados trabajando juntos al servicio del mismo fin.

La enfermedad renal crónica, y diversos grados de gravedad, incluido el trasplante, representan un problema de salud muy discapacitante para el sujeto. Esto es así, ya que limita las capacidades funcionales y la calidad de vida de los pacientes.

Genera pérdida evidente de su capacidad productiva, es decir, de su desempeño laboral. Es factible obtener un dictamen de invalidez si no pueden desempeñar su actividad laboral con normalidad.

Infórmese con nuestros asesores para saber qué opciones tiene de conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta u otro grado, por enfermedad renal.

close
Especialistas en Medicina Legal en Madrid

RECIBA NUESTROS ARTÍCULOS EN SU EMAIL

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Realiza tu consulta por WhatsApp