SiteLock

Trabajar en horario nocturno produce fatiga mental y física. Estos síntomas aparecen cuando, debido al esfuerzo en el trabajo, se acaban agotando las energías.

Según las teorías médicas, estos síntomas aparecen cuando las glándulas suprarrenales, situadas encima de los riñones, dejan de regular las respuestas al estrés. Principalmente por una insuficiencia suprarrenal o ausencia repentina de cortisol y falta de regulación de las catecolaminas: sustancias que incluye la adrenalina, ésta última más asociada al estrés y la obesidad.

Cuando se trabaja en horario de madrugada, debido al cambio de rutina al que ha sido acostumbrado el cuerpo durante años, las glándulas acaban exhaustas, los músculos se fatigan, se pierden reflejos, las digestiones son lentas y pesadas, y el trabajador puede acabar con un sistema inmune frágil a exposiciones de bacterias.

Prevención en horario de noche

Los trabajadores que realizan turnos de noche son expuestos a un mayor riesgo de trastornos cardiovasculares y su metabolismo acaba por mostrar alteraciones en sus hormonas en respuesta al estrés.

Hay que tener en cuenta que este tipo de trabajadores posee un mayor riesgo de obesidad, hipertensión y diabetes.

Para prevenir el estrés y los desajustes físicos y mentales se recomienda hacer pausas prolongadas frente al entorno laboral durante varios días y en el caso de trabajar en horario nocturno se recomienda cambiar el hábito de forma de vida. Si cada cierto tiempo se vuelve a la mañana, el cuerpo y mente acaban por quedar desorientados, produciendo un desajuste en el metabolismo.

Si necesitas más información o iniciar un proceso de incapacidad… llámanos a este teléfono 913076219, o rellena el formulario en este enlace y estaremos encantados de ayudarte.

close
Especialistas en Medicina Legal en Madrid

RECIBA NUESTROS ARTÍCULOS EN SU EMAIL

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Realiza tu consulta por WhatsApp