SiteLock
reclamar una indemnización

Latigazo Cervical Indemnización

Es muy común tras un accidente de tráfico tener la duda de qué tipo de indemnización me corresponde al sufrir un latigazo cervical. Pero ¿qué es el latigazo cervical?. El latigazo cervical, también conocido como “whiplash”, es un mecanismo de transmisión de energía al cuello por un movimiento brusco, que puede derivarse de un impacto trasero o lateral. Estos casos suelen ser muy comunes en accidentes de tráfico o colisiones. Esta transfusión de energía puede provocar diferentes tipos de lesiones: óseas, heridas de tejidos blandos, como puede ser un esguince cervical, entre otros.

Latigazo cervical y esguince cervical no son sinónimos. El esguince es una lesión producida por la flexión y/u extensión brusca del cuello. Se caracteriza por dolor muscular, contractura muscular y sensación de vértigo. Podemos decir pues, que el latigazo cervical es una acción o situación, mientras que el esguince cervical es una consecuencia del mismo.

Si como consecuencia de un accidente de tráfico has sufrido un esguince cervical, tienes derecho a ser indemnizado económicamente por las lesiones derivadas. En muchos casos estos esguinces se curan a las tres semanas, pero algunas veces sus secuelas son más duraderas y requieren de tratamiento y rehabilitación. Los síntomas que se derivan de la lesión pueden no ser inmediatos, dentro de los cuales, los más comunes son una cefalea persistente, nucalgia y rigidez cervical (cuello).

Tipos de esguince cervical

En función de la intensidad y gravedad, existen diferentes grados:

  • Grado I: se derivan síntomas derivados de la contusión sin apreciarse contractura ni afectación neurológica. El dolor en este caso es leve o de poca importancia y los síntomas pueden aparecer al día siguiente.
  • Grado II: se produce una limitación de la columna cervical, pero sin afectar a la parte neurológica. Los síntomas en este caso se aprecian tras el accidente.
  • En el Grado III sí que se aprecian unos efectos neurológicos, y puede que también se produzca una fractura o luxación cervical o en las vértebras. El dolor en estos casos es severo.

La indemnización de este tipo de lesiones depende del tipo y gravedad del esguince, que pueden oscilar desde los 3.000 hasta los 20.000 euros. Los factores que se tienen en cuenta para calcular dicha indemnización son: la baja laboral, número de sesiones de rehabilitación y los diferentes tipos de secuelas.

Tras la rehabilitación y en caso de que se produzcan consecuencias en la salud del accidentado, como podría ser el síndrome postraumático cervical, estas también pueden ser indemnizadas. Para ello, es necesario que un experto en valoración del daño corporal evalúe estas secuelas y emita un informe médico que corrobore las mismas para que tenga más peso la reclamación de la indemnización por daños y perjuicios causados.

Tras la reforma del Baremo de valoración de daños en accidentes de tráfico de 2015, las indemnizaciones en caso de accidente de tráfico cambian. A diferencia de las indemnizaciones para grandes lesionados, los casos de accidentes donde las lesiones no sean de gravedad se han reducido.

Si necesitas calcular la posible indemnización a percibir podemos ayudarte. Te ofrecemos información sin compromiso en el 91 307 6219 o rellene su consulta en nuestro formulario de contacto, trabajamos en toda España.

close
Especialistas en Medicina Legal en Madrid

RECIBA NUESTROS ARTÍCULOS EN SU EMAIL

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Realiza tu consulta por WhatsApp