ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

Incapacidad permanente absoluta depresiónGrupo Médico Jurídico Durango comparte con vosotros el resultado de una nueva  sentencia, la misma fue ganada al Instituto Nacional de la Seguridad Social, durante un proceso de incapacidad permanente absoluta por depresión.

El actor, cuya profesión habitual es de vigilante de seguridad, inicio un proceso de incapacidad temporal por diagnóstico de Síndrome depresivo mayor el día 9 de agosto de 2013, lo que le valió para que el Equipo de Valoración de Incapacidades le iniciara la incapacidad permanente.

Incoado el expediente de invalidez, el día 5 de febrero de 2015, le fue reconocido un grado de incapacidad permanente total para su profesión de vigilante de seguridad, derivado de una enfermedad común.

Esta resolución fue recurrida por entenderse que el demandante no estaba capacitado para  ejercer ningún tipo de actividad laboral, interponiéndose una reclamación previa, la cual fue desestimada por el INSS.

El demandante padece el siguiente cuadro clínico: episodio depresivo mayor, con escasa y muy lenta respuesta al tratamiento, presentando pronóstico de entronización y regresión.

Además, presenta en la actualidad inhibición y bradipsiquia intensa, comportamiento algo pueril, realizando movimientos pendulares en la conservación y manteniendo voz monocorde y en tono bajo, también está sometido a psicofármacos a altas dosis.

La incapacidad permanente absoluta se explica en el artículo 137 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por el real decreto legislativo1/1994 de 20 de junio, como la situación de quien por enfermedad o accidente, presenta unas reducciones anatómicas y funcionales, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas que le inhabilita por completo para toda profesión u oficio.

Basado en el examen pericial emitido por la médico perito Ruiz Mialdea, pudo determinarse que el actor tiene limitaciones a la hora de realizar una actividad laboral.

En resumen, el tribunal le concede una incapacidad permanente absoluta por enfermedad común, teniendo derecho a percibir una pensión igual 100% de su base reguladora, más mejoras y revaloraciones.

Si piensas que puedes ser susceptible de una incapacidad por depresión llámanos al 91 307 6219 sin ningún compromiso o rellene el formulario de contacto, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas