SiteLock
túnel-carpiano

El uso del ratón o de cualquier otro movimiento repetitivo promueve el síndrome del túnel carpiano

El túnel carpiano es un conducto estrecho de la muñeca que contiene el nervio mediano y los tendones flexores de los dedos. El síndrome del túnel carpiano es un trastorno nervioso de las manos que se produce cuando ese nervio mediano se comprime debido a algún tipo de inflamación o alteración que estrecha el túnel, pudiendo provocar un adormecimiento de la mano y un dolor agudo y punzante en la muñeca.

El síndrome del túnel carpiano suele aparecer en individuos que realizan trabajos repetitivos con la muñeca, que requieren de una flexión mantenida de la misma, o que emplean herramientas vibratorias, por lo que puede llegar a ser diagnosticado como una enfermedad profesional. Otras causas que contribuyen al desarrollo del síndrome del túnel carpiano son la herencia genética, la edad, el alcoholismo, las lesiones en la muñeca, la diabetes, el hipotiroidismo, la artritis reumatoide o el estrés laboral.

Cabe destacar que el síndrome del túnel carpiano se da por lo general en adultos, y que las mujeres lo desarrollan con mucha más facilidad debido principalmente a que suelen tener un túnel carpiano más pequeño.

Entre las profesiones que corren riesgo de provocar el síndrome del túnel carpiano están aquellas en las que los individuos trabajan usando ratón y teclado, los cocineros, costureras, mecánicos, cajeros, empacadores, violinistas, jardineros, etc.

Para prevenir el síndrome del túnel carpiano se recomienda disminuir los movimientos repetitivos de las manos siempre que sea posible, evitar sostener un objeto de la misma manera durante un período prolongado, reducir el consumo de cafeína y de cigarrillos para impedir que se reduzca el flujo sanguíneo hacia las manos, y si trabaja en una oficina, ajustar su escritorio, silla y teclado para colocarse en la mejor posición posible, además de emplear herramientas de trabajo que sean ergonómicas.

Es importante diagnosticar y tratar a tiempo esta neuropatía para impedir un daño permanente del nervio mediano. El síndrome del túnel carpiano puede aplicarse de manera quirúrgica o no quirúrgica.

En el caso de no recurrir a la cirugía, lo primero de todo es corregir las malas constumbres que hayan podido provocar la enfermedad para no agravarla. Se recomienda el reposo de la mano afectada y su inmovilización mediante una férula durante al menos dos semanas, así como aplicar frío en la muñeca en caso de inflamación. Entre los medicamentos que pueden calmar los síntomas encontramos antiinflamatorios como el ibuprofeno, o corticoides inyectados directamente en la zona afectada. Una vez que los síntomas han disminuido o remitido, es útil realizar ejercicios de fortalecimiento con la ayuda de un fisioterapeuta.

El tratamiento por la vía quirúrgica tiene el objetivo de agrandar el túnel carpiano con el fin de generar más espacio para el nervio mediano. La mayoría de las personas que se someten a la cirugía se recuperan totalmente, no obstante, la recuperación y la cicatrización tras la intervención puede durar varios meses.

Condiciones-tunel-carpiano

Conoce las condiciones tunel carpiano

Si el origen del síndrome del túnel carpiano es profesional, habrá que justificar la relación entre la enfermedad y la propia actividad del trabajo. El trabajador podría tener derecho a una indemnización y según el caso podría solicitar una incapacidad permanente.

Si usted piensa que está padeciendo de alguna dolencia relacionada con el Túnel Carpiano nosotros podemos ayudarle. Infórmese si compromiso al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

close
Especialistas en Medicina Legal en Madrid

RECIBA NUESTROS ARTÍCULOS EN SU EMAIL

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Realiza tu consulta por WhatsApp