Tipos de Contratos de Trabajo

Tipos de Contratos de TrabajoVamos a ver los tipos de contratos de trabajo y despidos que existen actualmente en España.

  • Contrato Indefinido
  • Contrato temporal
  • Contrato formativo y de aprendizaje
  • Contrato en prácticas
  • Contratos a tiempo parcial

Contrato Indefinido

Estos contratos son los que carecen de límite temporal a la hora de prestar servicios. La duración del contrato, por tanto, no está limitada. Son los mejor valorados, pues ofrecen mucha estabilidad y la relación entre trabajador y empresa contratante es de alto compromiso por lo general.

Como es lógico, son los que buscan la mayoría de los trabajadores, por sus buenas condiciones en lo laboral y un plus de seguridad a la hora de trabajar. Se establecen además subdivisiones en base a la naturaleza del contrato

Contrato temporal

En este otro tipo el contrato sí que cuenta con una duración ya preestablecida. Cuando llegue la finalización, cesan las obligaciones para el trabajador y la parte contratante, aunque pueden también renovarse en caso de que así se decida.

Estos contratos son a los que se acude cuando se necesitan trabajadores por aumento en la demanda o en actividades concretas que tengan una determinada duración. Como en el caso del anterior tipo, hay diversas subdivisiones dependiendo de la naturaleza del contrato y su temporalidad.

Contrato formativo y de aprendizaje

Aquí hablamos de un contrato más de formación que laboral. El objetivo final es el fomento de la inserción laboral y que los jóvenes vayan adquiriendo experiencia. Están regulados en el Real Decreto-Ley 3/2012 de forma específica respecto al objeto del mismo contrato, la actividad formativa que se realice, requisitos y la retribución.

Contrato en prácticas

Su misión es hacer más fácil a los trabajadores las prácticas para que vayan tomando experiencia en base a un nivel de estudios determinado que se curse. Para tener acceso a esta tipología de contrato, por lo general, el trabajador debe contar con estudios superiores, universitarios o de técnico superior o que tengan equivalencia.

Este contrato tiene una duración regulada, pues puede tener una duración que va desde los 6 meses a los dos años, pudiendo prorrogarse como máximo en dos ocasiones. Puede ser de jornada parcial o completa. En el caso de las retribuciones, también están reguladas legalmente.

Contratos a tiempo parcial

La última reforma laboral tenía como objetivo el fomento de estos contratos para que fuera más flexible la gestión del tiempo de trabajo. De igual manera, se busca también luchar contra el fraude. Este contrato hace posible trabajar un determinado número de horas, siendo siempre inferior a una jornada de trabajo completa.

En estos contratos la formalización tiene que ser por escrito y mediante una serie de normas y medidas.

Si necesitas más información sobre los tipos de de contrato en España, puedes dirigirte al siguiente enlace del SEPE sobre tipos de contrato actualizado en Febrero del 2018.

 

Además de hablar de los contratos, también es necesario hablar de los despidos.

 

¿Qué tipos de despido existen en España?

Básicamente son cuatro:

  1. Objetivo

Esta clase puede ser individual o colectivo. Este último caso se da cuando afecte a diez trabajadores en empresas que tengan menos de 100 empleados, al 10% en empresas que tengan entre 100 y 300 trabajadores o a 30 trabajadores que trabajen en las que tengan más de 300.

Los empresarios optan por esta modalidad de despido cuando hay una no aptitud del trabajador sobrevenida, cuando no se adapta o se producen determinados porcentajes de absentismo laboral.

2. Disciplinario

Este despido se produce cuando el trabajador comete faltas repetidas, indisciplina o falta injustificadamente al trabajo. Cuando la empresa da una de estas razones para despedir al trabajador, el juez puede dictaminar que la empresa contratante tiene razón, por lo que se declara procedente. Si el juez determina que la empresa no la tiene, se declara el despido improcedente y deberá pagar la indemnización que esté establecida legalmente.

3. Improcedente

Aunque hemos hablado en el anterior tipo, básicamente se produce cuando no tiene justificación el despido.

4. Nulo

Este despido se produce cuando es resultado de un atentado a los derechos fundamentales de la persona trabajadora. La consecuencia de éste es una readmisión del trabajador de manera inmediata, debiendo la empresa abonar los salarios que se hayan dejado de percibir desde que fuese despedido.

 

Indemnización por despido

Las indemnizaciones por motivos de despido dependen por lo general de tres puntos clave:

  • Salario que tiene el trabajador: el importe total del trabajador anual (salario bruto)
  • Años en la empresa: la antigüedad son los meses que el trabajador ha trabajado en la empresa. Para calcularlos ha que pensar que si se trabaja un día de un mes es como si hubiésemos trabajado la totalidad del mes completo.
  • El tipo de despido que se haya producido: en la actualidad solo tiene indemnización el despido objetivo y el improcedente. En caso de que sea disciplinario, no existe el derecho a indemnización, pese a que el trabajador sí cuenta con derecho al finiquito.

Tipos de indemnización por despido existentes

1) Indemnización de 20 días por año trabajado: esta es la correspondiente al despido objetivo. Se paga en el momento de entregar la carta de despido al trabajador. Su importe es de 20 días por año trabajado, con un tope máximo de 12 mensualidades.

2) Indemnización de 33 días por año trabajado: cuando el despido es improcedente y el contrato posterior al 12 de febrero de 2012, la empresa tiene la opción de readmitir al trabajador o pagar una indemnización de 33 días por año, hasta un máximo de 24 mensualidades.

3) Indemnización mixta:  aquí son de 33/45 días por año trabajado. En caso de que haya despido improcedente y si el contrato del trabajador se celebró antes del 12 de febrero de 2012. Se calcula sumando los importantes de los dos tramos.

De cara al total de días de antigüedad que se acumulen antes del 12 de febrero de 2012, se paga una indemnización de 45 días por año trabajado, siendo un máximo de 42 mensualidades.

Si los días de antigüedad son después del 12 de febrero de 2012, la indemnización correspondiente es de 33 días de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

Toda la información la puedes encontrar en la guía laboral del Ministerio de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España.

Si tienes un problema con un despido y necesitas un abogado o un perito médico para el caso puedes ponerte en contacto con Grupo Médico Jurídico Durango al 913076219 en nuestro horario laboral.

Publicaciones relacionadas