Testamento

Testamento

¿Se ha visto usted  afectado por el testamento realizado por un familiar que en el momento de testar, sufriera demencia senil o cualquier otra enfermedad que le incapacitara para tomar este tipo de decisiones?. ¿El testamento de alguno de sus ascendentes es nulo o no válido?

Estos son algunas de las situaciones con las que trabajamos. Hay ocasiones en las que necesita impugnar un testamento. Y para poder acompañar su impugnación debe  presentar  un informe pericial.

Nosotros nos encargamos de valorar la situación, a través de nuestro equipo de expertos médicos, peritos valoradores del daño corporal y peritos judiciales. Ellos estudiarán su caso, emitiendo un pre-informe de viabilidad,  basándonos en la exploración y en el análisis de toda la documentación médica que posea, para poder determinar el nexo de causalidad que determine en el momento en el que se emitió o modificó el testamento, la persona estaba o no capacitada para ello, según el caso.

Una vez determinada la viabilidad, procederemos a la realización del Informe Médico Pericial objetivo, imparcial  e independiente, para su posterior defensa en sede judicial.

 

Nos ocupamos de tus preocupaciones, somos tu solución

 

¿Qué es un testamento?

Entendemos por testamento, un instrumento jurídico por el cual una persona determina la sucesión de sus bienes. Por ello es un acto personal, formal y solemne. Y es necesario que cumpla unos requisitos establecidos en la ley para que sea válido.

Los testamentos no serán definitivos hasta que no se produzca el fallecimiento de la persona. Por lo que se podrá modificar y sustituir en cualquier momento.

¿Quiénes pueden otorgar testamento?

Cualquier persona mayor de 14 años que no esté incapacitada: el notario designará dos médicos para que tras un estudio dictaminen sobre la capacidad del testador en caso de que la sentencia judicial que declara la incapacidad no indique expresamente si el incapaz puede o no otorgar testamento.

Será válido si la persona que otorga el testamento era capaz en el momento de hacerlo aunque más tarde pierda sus facultades mentales.

¿Qué tipos de testamentos hay?

Testamento Común, que a su vez se diferencia entre:

  • Testamento Ológrafo: es el que puede escribir cualquier persona mayor de edad. Para ser válido debe ser escrito en puño y letra de la persona que lo otorga.
  • Testamento Abierto: es aquel en el que se acude a un notario y este redacta el testamento.
  • Testamento Cerrado: el cual permanece cerrado en un sobre que el otorgante entrega al notario, para su custodia y registro. Puede estar escrito de puño y letra o mecanografiado.
  • Testamento especial, que se da para casos como los militares, matrimonios o parejas de hecho en un país extranjero.

Si la persona muere sin tener un testamento hecho se produce la sucesión según las normas establecidas en el Código Civil, pasando la herencia a los parientes del difunto, el viudo o viuda o al Estado.