renta vitalicia
sustituir la indemnizacion una renta vitalicia

Es posible modificar el tipo de remuneración

En 2011 supimos del caso en el que La Audiencia Provincial de Jaén condenó a MUTUA MADRILEÑA a pagar a una niña de siete años que sufrió un accidente de tráfico en 2005, cuando tenía dos años, que la dejó tetrapléjica, una renta vitalicia de 4.000 euros mensuales, y 1.031.801,87 de euros de indemnización. Para aquel entonces, el abogado de la menor, Marcial Polo, indicó que la sentencia era “pionera por la cuantía y por la fórmula de indemnización, abriendo una vía jurídica para casos similares”.

Con la entrada en vigor de  Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación existe la opción de cambiar la indemnización que se otorga a la víctima de un accidente de tráfico por una renta o pensión vitalicia.

Cuando las lesiones que son producidas a causa de un accidente de tráfico son de gran envergadura, son secuelas, se puede solicitar la sustitución de la indemnización por una renta vitalicia. Este tipo de cuantía sólo se realiza cuando las lesiones son de inmensa gravedad, lo que se denomina “grandes lesionados”.

De forma que la indemnización fijada a favor del lesionado puede cambiarse total o parcialmente por una renta vitalicia que puede fraccionarse anual, mensual o por otros periodos temporales.

En enero de 2016, la nueva reforma establece que puede ser un juez o las partes involucradas las que convengan la sustitución total o parcial de la indemnización por una renta vitalicia. La ley también contempla que se si el afectado o afectada es menor de edad con disfunciones se apreciará la necesidad de estipular la renta.

El art. 41 . Indemnización mediante renta vitalicia:

“1. En cualquier momento las partes pueden convenir o el juez acordar, a solicitud de cualquiera de ellas, la sustitución total o parcial de la indemnización fijada de acuerdo con el sistema establecido en esta Ley por la constitución de una renta vitalicia en favor del perjudicado.

¿Cómo se calcula la renta vitalicia?

Será el artículo 42 de la nueva ley sobre indemnizaciones de accidente de tráfico, en el que se determina que se calculará  de forma que sea equivalente al capital correspondiente a la indemnización original que le correspondiese al accidentado y que se haya determinado según el sistema de valoraciones contenido en la propia ley.

A ese capital que tiene como base de cálculo la indemnización que correspondería al lesionado, se le aplicará una tabla técnica de coeficientes de conversión entre rentas y capitales. Será de esta forma como se obtendrá el resultado final para decidir el importe de la renta vitalicia que percibirá el accidentado y que se corresponderá con el importe de la indemnización que hubiese percibido.

La renta vitalicia se calcula en base a:

  • La duración vitalicia.
  • El riesgo de fallecimiento del perjudicado, que se determinará mediante las tablas de riesgo de mortalidad dispuestas en la misma Ley.
  • La tasa de interés de descuento, en la que se tendrá en consideración la indemnización.
  • Renta vitalicia e indemnización por accidente de tráfico
  • La nueva ley otorga a las partes implicadas la posibilidad de pactar la permuta de la indemnización por accidente original en una renta vitalicia, aunque también se puede dar que el juez la otorgue de oficio.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos al teléfono gratuito 91 307 6219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas