Cómo solicitar la incapacidad permanente – Guía para conseguir la incapacidad permanente

¿Necesitas saber cómo solicitar la incapacidad permanente? Si este es el caso, te encuentras en el lugar adecuado. En Grupo Médico Jurídico Durango somos profesionales expertos en todo lo relacionado con el proceso de solicitud de la incapacidad permanente, y por ello, te contamos todo lo que tienes que saber.

Este procedimiento no siempre resulta fácil, y por ello, queremos ayudarte. En este post vamos a explicarte cuáles son los pasos que debes seguir para conseguir la incapacidad permanente.

Antes de proceder a explicar el proceso que hay que seguir para solicitar esta incapacidad, es necesario aclarar que la pensión por incapacidad permanente puede conseguirse en varios grados reconocidos por la Seguridad Social. Así que se puede solicitar la incapacidad permanente parcial, total, absoluta o de gran invalidez.

Sabiendo esto, podemos pasar a contarte cuál es el procedimiento habitual para pedir la incapacidad permanente.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar la incapacidad permanente?

Si vas a pedir la incapacidad permanente, lo primero que tienes que tener en cuenta, es si cumples con los requisitos legales para poder solicitarla. Estos requisitos están relacionados con la cotización, afiliación y el alta, los cuales van a variar en función del grado de incapacidad que estemos tratando y tu edad.

Eso sí, en este paso puede ser de gran utilidad contar con asesoramiento profesional, ya que evitar cualquier error en este punto, puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza.

cómo-solicitar-incapacidad-permanente-

¿Cómo solicito la incapacidad permanente? Guía de pasos a seguir

El órgano encargado de reconocer una incapacidad permanente es el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Y por ello, esta solicitud debe presentarse ante este órgano mediante un formulario, el cual os podéis descargar desde su web.

La solicitud formal a través de este formulario, debe llevarse a cabo, bien presencialmente o a través del correo ordinario. Eso sí, desde hace unos años es obligatorio pedir cita previa en la Dirección Provincial correspondiente de la Seguridad Social si se desea hacer de forma presencial.

Por otro lado, también es muy importante contar con el historial médico correspondiente actualizado. Esto es lo que va a ayudar a decidir si se te concede o no la incapacidad laboral. Por esta razón, debemos cuidar muy bien esto. Y no es suficiente con un informe de nuestro médico de cabecera, en este caso, es de gran utilidad contar con informes de especialistas.

En el caso de ser extranjero, aportar certificado de empadronamiento del Ayuntamiento o tarjeta de residencia.

En ocasiones, el funcionario también puede creer oportuno presentar el certificado del Ayuntamiento que acredite la convivencia con el solicitante, el auto judicial o certificado de acogimiento familiar o la resolución judicial de separación o divorcio donde conste la custodia de los hijos menores y la cuantía de la pensión compensatoria al cónyuge o ex cónyuge y la de alimentos a los hijos.

En cualquier caso, el procedimiento para solicitar la incapacidad permanente, consta de los siguientes pasos:

1. Aportar la documentación necesaria

Para llevar a cabo la solicitud formal es necesario aportar una serie de documentos de carácter general y específico, siendo los principales los que numeramos a continuación:

  • DNI del solicitante (pasaporte o NIE si es extranjero) y de su representante legal o abogado, si se da el caso.
  • Y, si el interesado necesita representación legal (porque tiene asignado un tutor o es menor de edad emancipado) debe aportar los documentos que lo acredite.
  • En caso de ser posible, presentar Historial Clínico del Servicio Público de Salud pertinente o, en su caso, Informe de la Inspección Médica de dicho servicio.

En el caso, de incapacidad permanente derivada de una enfermedad común será necesario presentar justificantes de pago de cotizaciones de los últimos tres meses, en el caso de que sea usted el que debe ingresarlas, y  dicha incapacidad se haya producido en este tiempo.

En el caso de que el daño se produzca como consecuencia de un accidente o enfermedad profesional, será necesario aportar el parte administrativo de accidente de trabajo o enfermedad profesional. Y el certificado emitido por la empresa en el que se detalle el salario que ha recibido el año anterior.

 

2. Rellenar el formulario de solicitud

El segundo paso consiste en la cumplimentación el formulario de solicitud de incapacidad permanente. Este ha de ir acompañado de la información y los documentos que acabamos de detallar.

En este paso, es fundamental que revises muy bien el modelo de solicitud para que no haya ningún error que nos precipite al rechazo de la incapacidad permanente. Para evitar esta negativa, nosotros recomendamos que busque ayuda profesional para completar este proceso.

3. Presentar la solicitud

Cuando hayas completado el formulario y hayas reunido la documentación necesaria, podrás presentarla presencialmente (con cita previa) en cualquiera de los centros de atención e información de lNSS o bien a través del correo ordinario. Y, si dispones de certificado digital, también puedes presentar tu solicitud a través de internet, sin necesidad de desplazarte.

informe-médico-solicitar-incapacidad-permanente

¿Qué pasa después de presentar la solitud por incapacidad permanente?

Tras presentar dicha solicitud, se inicia la fase de instrucción, en la cual el INSS revisará la misma y pasará a solicitarte otros documentos y pruebas médicas que considere pertinentes para revisar tu caso.

A continuación, el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) pasará a formular un dictamen propuesta. Este se basará en el informe médico elaborado por la dirección provincial del INSS, además de tener en cuenta todo lo aportado por el interesado en su solicitud.

Después, el INSS dictará la resolución en la que reconocerá o no tu Incapacidad Permanente. En caso positivo, además especificará el grado de incapacidad que reconoce, la cuantía de la prestación y el plazo, a partir del cual se puede instar la revisión por agravación o mejoría de la misma.

Pero, ¿Y si no estoy conforme con la resolución? ¿Puedo reclamar? En el caso de que se nos haya denegado la incapacidad, o no se reconozca al grado que creemos oportuno, podemos reclamar. Este procedimiento dede llevarse a cabo, en primer lugar, por vía administrativa mediante una reclamación previa. Y si la respuesta sigue siendo negativa, podemos acudir a la vía judicial.

Solicitar la incapacidad permanente: ¿cuánto cobraré de pensión?

Al igual que ocurre con los requisitos, la cuantía a recibir puede variar en función del grado de Incapacidad Permanente concedido, así como por las circunstancias particulares de cada caso, como puede ser la base reguladora empleada para la solicitud.

En cualquier caso, encontramos unas cuantías mínimas para las pensiones de Incapacidad Permanente que quedan establecidas por ley. Estas están sujetas a determinados requisitos y variaciones. Por ejemplo, depende de si el pensionista ha cumplido una edad determinada o de si tiene o no familiares a su cargo.

Dicha pensión será abonada por el INSS  o por la Mutua correspondiente. Si la incapacidad es consecuencia de una enfermedad común o de un accidente no laboral, el encargado será el INSS. Pero si se el origen de la incapacidad es un accidente laboral o una enfermedad profesional, el pago le corresponderá a la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Los beneficios de contar con ayuda profesional para conseguir la incapacidad permanente

A pesar de que te hayas informado por tu cuenta, es normal que encuentres algunas partes del proceso que no entiendas, o te surjan dudas más específicas conforme llevas a cabo los distintos pasos para solicitar tu incapacidad permanente. Por esta razón, es fundamental contar con el asesoramiento y la ayuda de profesionales.

En Grupo Médico Jurídico Durango somos expertos y contamos con gran experiencia en todo lo referente a la solicitud de la incapacidad permanente. Por esta razón, te recomendamos nuestros servicios personalizados, nos encargaremos de atender cada una de las especificaciones y necesidades de su caso en particular.

¿Por qué confiar en nosotros? Porque estudiamos la viabilidad de tu caso antes de iniciar el procedimiento. Si posteriormente te deniegan la incapacidad permanente, nos encargamos de elaborar un informe pericial médico que puede llegar a constituir la prueba fundamental en cualquier proceso jurídico-legal para este procedimiento. Y en el caso de que no cuentes con la ayuda legal especializada que necesitas, te proporcionamos nuestro equipo jurídico para ello.

¿Y qué beneficios obtiene con nuestra ayuda profesional? Evitar el desgaste emocional que conllevan los procesos de solitud de incapacidad permanente, estar preparado ante cualquier complicación que pueda encontrar en el proceso, así como asegurarte las máximas posibilidades de conseguir la pensión por incapacidad permanente. Así que no dude en ponerse en contacto con nosotros aquí.

 

Deja un comentario

Categorias

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

*Campos obligatorios

Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

Pide
tu cita

Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.