sindrome de espalda fallida
sindrome de espalda fallida

El síndrome de espalda fallida provoca muchas bajas laborales

Si después de una cirugía en la columna y sin motivos aparentes el dolor persiste puede que estemos ante un caso del síndrome de espalda fallida. Este trastorno del dolor no es considerado una enfermedad, sino un concepto genérico que puede describir distintos síntomas post quirúrgicos.

El síndrome de espalda fallida afecta entre un 15 y un 60 por ciento de los pacientes que se someten a este tipo de operación, sin embargo, esto no significa que la intervención no esté bien realizada, ni mal indicada.

Son muchas las causas que pueden producir el síndrome de espalda fallida, por lo que el tratamiento dependerá de aquella que lo provoque:

  • Error en la indicación de la cirugía.
  • Rehabilitación post operatoria incorrecta.
  • La fibrosis post quirúrgica.

Error en la indicación de la cirugía: es una de las causas más frecuente para la aparición del síndrome de espalda fallida, y que consiste en un diagnóstico incorrecto, o sea, realizar una operación que no debió indicarse.

Rehabilitación post operatoria incorrecta: relacionado a los malos hábitos que se suele incurrir después de realizada la cirugía: descontrol del peso, fumar, mantener las medidas necesarias para una debida recuperación.

Síndrome de espalda fallida

Síndrome de espalda fallida

Fibrosis post quirúrgica: Consiste en el crecimiento excesivo del tejido cicatricial en la zona de la espalda donde se ha producido la cirugía. Esta no solo se produce en la piel, sino que ocupan las raíces nerviosas, comprimiendo los nervios y produciendo como consecuencia el dolor.

Según un estudio de la Sociedad Española del Dolor, un paciente gasta entre 900 y mil euros los tres meses previos antes de buscar ayuda sanitaria en la Unidad, distribuidos en un 58% en fármacos, un 25% en rehabilitación o terapias y el resto en visitas sanitarias.

Relación laboral

Un 35% de los pacientes de este trastorno está de baja médica, ocasionando un absentismo laboral considerable. Es evidente que el dolor que infringe a los afectados le provocan una severa incapacidad para realizar sus actividades laborales.

En la mayoría de los casos los pacientes presentan limitación de movilidad, y una clara imposibilidad de
mantenerse en pie por mucho tiempo. También les incapacita para ejecutar esfuerzos y cargar pesos.

Por lo tanto, trabajadores como los administrativos,limpiadores, mozos de almacén, dependientes y otras profesiones son susceptibles de solicitar una incapacidad permanente dependiendo de sus dolencias y gravedad.

En Grupo Médico Jurídico Durango hemos ayudado a muchos de estos pacientes a conseguir una incapacidad permanente, todo ello basado en la valoración de su daño corporal y en las limitaciones que provocan un menoscabo en la realización de su trabajo habitual.

Llámenos al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas