¿Qué Hacer si has Sufrido una Negligencia Médica?

Negligencia Médica Qué Hacer
Qué hacer en caso de una Negligencia Médica

En caso de encontrarte en una situación así, hay que tener en cuenta que la documentación médica que tengas puede ser vital en la posterior reclamación que se haga. Por este motivo, debes solicitar una copia de todo documento médico, aunque alguno pueda parecer carente de importancia.

Cuando estamos ante lesiones provocadas a causa de una negligencia, lo más aconsejable es realizar un seguimiento de carácter fotográfico de cómo evoluciona dicha lesión. Otro paso que debe realizarse es contactar con profesionales especializados en la materia a fin de orientarte, pues los primeros momentos suelen ser importantes para que el procedimiento posterior sea exitoso.

Procedimiento para Reclamar Daños por Negligencia Médica y plazos para hacerlo

Existen dos modalidades, la primera es en la que se encuentran los errores médicos que se han producido en centros médicos públicos o por profesionales sanitarios en la Seguridad Social y la segunda, cuando se han cometido en centros médicos privados por profesionales médicos de la sanidad privada.

  • Si la negligencia se ha producido en la sanidad pública: En este caso debe hacerse una reclamación por responsabilidad patrimonial a la administración competente. Se reclamará una indemnización por daños y perjuicios debido a su mala actuación. El plazo máximo es de un año desde que sucedió la propia negligencia médica, desde que falleció el paciente, o a partir de que la negligencia cause una enfermedad, lesión o daño, comenzando a contar desde la fecha en que se cure o estabilice el paciente (cuando se produzca el alta hospitalaria).
  • Si la negligencia se ha producido en la sanidad privada: se debe proceder a presentar una demanda por responsabilidad civil contra los causantes del daño sufrido. Todo ello se presenta ante la jurisdicción civil. En cuanto a los plazos, hay un plazo de 15 años cuando es un caso de responsabilidad contractual. Lo más común suele ser de 1 año, que es cuando hay responsabilidad extracontractual. El plazo comienza a contar en los mismos términos que en la negligencia producida en la sanidad pública explicados en el párrafo anterior.

Una posibilidad que conviene saber es que existe la posibilidad, tanto en la sanidad pública como en la privada de acudir a la jurisdicción penal.

¿Qué debe Indemnizarse?

En este punto nos encontramos con dos tipos:

Daños personales

  • Lesiones permanentes: deben ser indemnizadas todas las lesiones estabilizadas o secuelas que se hayan producido por la negligencia médica que se reclama.
  • Incapacidad temporal: aquí se tiene en cuenta el tiempo se tarda en curar o en estabilizar las lesiones que provoca el error médico en cuestión.
  • Daño moral: este tipo de daño consiste en la angustia, el dolor, y los padecimientos causados a la víctima de la negligencia por lo sucedido. En muchas ocasiones, el daño no solo lo padece la persona que sufre la negligencia médica, sino también sus familiares, considerándose estos como víctimas de la negligencia que se ha producido por los profesionales sanitarios.

Daños materiales

  • Daño emergente: caben en él todos los gastos que han tenido que realizar las víctimas por la negligencia sufrida, tanto los que está costeando en el presente como los gastos a futuro que pudieran ocasionarse (intervenciones, rehabilitaciones, transporte y los gastos médicos que se produzcan).
  • Lucro cesante: se aborda la pérdida de capacidad económica y situación del individuo que ha sufrido por la negligencia médica.

El Perito Médico, un profesional decisivo

En los procedimientos en los que se busca conseguir una responsabilidad del médico, debe contarse con otro profesional médico, un perito que sea experto en el tema, que después de estudiar toda la documentación médica nos va a informar sobre si existe la negligencia médica.

El perito emite un informe pericial posterior en el que se concretan los errores que se han producido, con la debida fundamentación, donde se establece la conexión entre los errores y los daños ocasionados en la víctima de la negligencia. Como puedes imaginar, estos informes son fundamentales en esta clase de procedimiento, pues son el fundamento técnico en el que se basa una reclamación de negligencia médica.

Si piensa que ha sido víctima de una negligencia médica, llámanos a este teléfono 91 307 6219 o rellene el formulario de contacto, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Deja un comentario

Casos de éxito

Incapacidad permanente total cualificada para taxista

Compartimos con vosotros una nueva sentencia que acabamos de recibir en Grupo Médico Jurídico Durango. Un juzgado reconoce la incapacidad permanente total cualificada a una de nuestras pacientes para su profesión de taxista. Gracias a esta sentencia podrá cobrar una pensión equivalente al 75% de su base reguladora y compaginarla con otra profesión.

Leer Más >>

Incapacidad permanente total para dependiente de tienda

De nuevo tenemos buenas noticias en Grupo Médico Jurídico Durango. Hemos recibido otra sentencia estimatoria reconociendo la incapacidad permanente total a uno de nuestros pacientes. Como es habitual, ha sido necesario acudir a la vía judicial tras haberle retirado el INSS la incapacidad. Finalmente, una sentencia reconoce de nuevo la incapacidad permanente total para dependiente

Leer Más >>

Incapacidad permanente total a vendedor de la ONCE

En Grupo Médico Jurídico Durango acabamos de conseguir una nueva incapacidad permanente total. A través de la sentencia que acabamos de recibir, a nuestro paciente se le reconoce la situación de incapacidad permanente total como vendedor de la ONCE. A partir de ahora podrá compaginar el cobro de una pensión con una profesión que sí

Leer Más >>

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

    *Campos obligatorios

    Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

    Pide
    tu cita

    Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.