síndrome del edificio enfermo
síndrome del edificio enfermo

oficina enferma

El síndrome del edificio enfermo fue definido en 1982 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en los siguientes términos: el síndrome del edificio enfermo es “el conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación del aire en estos espacios cerrados que produce, en al menos un 20% de los ocupantes, un conjunto de síntomas tales como, sequedad e irritación de las vías respiratorias, ojos y piel , dolor de cabeza, fatiga mental, resfriados persistentes e hipersensibilidades inespecíficas, sin que sus causas estén perfectamente definidas”.

A esta enumeración de síntomas que señala la OMS se le pueden añadir otros como afonía, alteraciones del gusto y el olfato, congestión nasal y dificultad de concentración.

Este síndrome afecta principalmente a los trabajadores de oficina. Su diagnóstico es complicado, para que sea preciso diagnosticar el síndrome del edificio enfermo es imprescindible que los síntomas afecten a un porcentaje significativo de los ocupantes, y que dichos síntomas desaparezcan en el momento en que se abandona el propio edificio, ya sea de manera inmediata o al cabo de un tiempo más prolongado.

El síndrome del edificio enfermo suele estar vinculado con infraestructuras construidas con materiales de mala calidad, y edificios que poseen conductos de ventilación sucios y sistemas de aire acondicionado que no reciben un mantenimiento adecuado, lo cual da lugar a la acumulación de bacterias como la de la legionella. Otros factores importantes son la ausencia de ventanas para favorecer la ventilación y los suelos revestidos con moqueta, dado que acumulan polvo y suciedad.

A pesar de ser una patología poco conocida, se estima que hasta un 30% de los edificios modernos podrían ser proclives a generarla. Esto se debe a que con el fin de conservar el calor en las oficinas y obtener así un ahorro energético, desde los años 70 se comenzaron a construir edificios herméticamente cerrados en los que fluye un aire reciclado.

Entre las afecciones respiratorias a las que da lugar el síndrome del edificio enfermo encontramos la alveolitis alérgica, el asma y la rinitis alérgica.

Los síntomas no suelen ser muy severos y provocan pocas bajas por enfermedad, por lo que no se suele poner empeño en resolver el problema y por tanto se crea una situación no confortable en el trabajo que puede afectar a la salud de los trabajadores, potenciar el estrés y alterar negativamente el rendimiento profesional.

A menudo se asocia inconscientemente la palabra baja laboral a profesiones que conllevan peligro o altos riesgos físicos, sin embargo es reseñable el hecho de que el 50% de las bajas laborales en nuestro país tienen lugar en oficinas, ya sea debido a malas condiciones ambientales (como sería el caso del síndrome del edificio enfermo) o a condiciones físicas.

Al igual que el síndrome del edificio enfermo, existe otro mal similar que está directamente relacionado con el ámbito del trabajo y el mobiliario. Se trata del síndrome de la oficina enferma, una enfermedad que afecta a casi la mitad de los trabajadores de oficina en España.

El síndrome de la oficina enferma está más relacionado con la falta de equipos ergonómicos y con las consecuencias del sedentarismo provocado por trabajos que requieren permanecer sentado durante un gran número de horas, generalmente frente a un ordenador.

Los síntomas físicos que presenta este síndrome son cefaleas, fatiga visual, irritaciones en los ojos, problemas cervicales y de espalda como la lumbalgia, y mala circulación en las piernas. En un plano psicológico, suele dar lugar a ansiedad, depresión, estrés y nervios.

Para prevenir todas las molestias que se pueden generar en una oficina, es recomendable adoptar una serie de medidas que mejorarán la salud del trabajador y su rendimiento profesional:

– Disponer de un asiento ergonómico y ajustable, y de una mesa espaciosa que posea una altura apropiada.

– Situarse como mínimo a 40 centímetros del ordenador y emplear teclados y ratones ergonómicos.

Ventilar de manera natural el recinto y realizar un mantenimiento adecuado de los sistemas de aire acondicionado.

Tener una iluminación correcta, que no dé reflejos en las pantallas de ordenador y evite que haya que forzar la vista.

-Mantener unos niveles aceptables de ruido.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías.Infórmese sin compromiso al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas

2 thoughts on “Prevención en la oficina: síndrome del edificio enfermo

  1. Adicionalmente a las recomendaciones anteriores es importante la realización de pausas activas dirigidas y la promoción de hábitos saludables; en Colombia contamos con un número interesante de empresas saludables, que realizan diversas actividades tendientes a disminuir la incidencia y prevalencia de enfermedades (Salas de ejercicio, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, seguimientos nutricionales y osteomusculares; intervención sicosocial) entre otras.

    1. En primer lugar, muchas gracias por su comentario y aportación en relación al artículo. En España, también existen algunas empresas que realizan esas actividades, pero pocas. Lo más común es que hagan actividades para motivar a sus trabajadores. Un ejemplo es Adecco, el cual ha realizado varios eventos y experiencias en donde se combinaba el trabajo en equipo con grandes dosis de diversión y recreación. El objetivo de estas actividades es la interacción y motivación de los empleados de las empresas.

Comments are closed.