perjuicio estético

perjuicio estético

Aunque resulta evidente que el nuevo Baremo por accidente de tráfico va más allá de lo que son los accidentes en sí, todo indica que será utilizado para las diferentes áreas de la  valoración del daño corporal.

En este artículo nos basaremos en el perjuicio estético y su importancia, que como todos entendemos, es uno de los aspectos de más influencia en una cultura regida por su veneración a la imagen y a la apariencia física.

Se entiende por perjuicio estético todo rasguño, cicatriz y demás, producido por un accidente de tráfico y que aún siendo tratado permanece visible.

En la tabla 2.B del nuevo baremo podemos evaluar por medio de la cantidad de punto, la indemnización a percibir partiendo del número de cicatrices ocasionadas en el siniestro, las que sean más visibles, el sexo, edad y el tipo de profesión del afectado.

La evaluación del daño estético se define como el menoscabo de atracción de la víctima por la deformidad que supone, sin valorar cualquier otro aspecto que infundir un perjuicio en la calidad de vida del accidentado.

Por lo que las circunstancias que discurren se basan estrictamente en los siguientes factores:

1) Grado de visibilidad

2) Atracción de la mirada de los demás

3) Reacción emotiva que provoca

4) Posibilidad de alteración de la relación interpersonal.

Existen tres métodos para evaluar el daño estético: el descriptivo, el cualitativo y el cuantitativo.

Método descriptivo: es la alteración minuciosa de las alteraciones, tantas estáticas como dinámicas que provocan la pérdida de atracción del lesionado.

El método cualitativo: el que se basa en una serie de tablas calificativas para poder determinar el grado de mayor o menor.

El método cuantitativo: el que a través de porcentaje trata de contabilizar el déficit  del individuo emparentado en una integración del 100%.

En el nuevo Baremo se distinguen 6 grados para la evaluación de daños:

 Ligero  (valorado entre 1-6 puntos), perjuicio consistente en pequeñas cicatrices que se producen en zonas que no afectan el rostro.

Moderado (valorado entre 7-12 puntos) ligeras cicatrices en la zona facial y otras partes del cuerpo, así como la amputación de uno de los dedos de la manos o de los pies.

 Medio (13-18 puntos) consiste en la amputación de dos o más dedos de las extremidades, como también alguna cojera leve o cicatrices visibles en la zona de la cara u otra parte del cuerpo.

Importante (19-24 puntos) amputación de cualquier extremidades o paraplejias.

Bastante importante (25-30 puntos) amputación de las dos extremidades.

 Importantísimo (31-50 puntos) grandes quemaduras, grandes pérdidas de sustancias, grandes deformaciones faciales o corporales.

Si necesitas valorar el perjuicio estético y sus posibles secuelas podemos ayudarte en el 913076219 o rellene el formulario de contacto, no te quedes sin reclamar, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

 

Publicaciones relacionadas