Pensión de Orfandad

Pensión de Orfandad

Pensión de OrfandadLa pensión de orfandad en nuestro país es indispensable para muchos de sus beneficiarios. Vamos a profundizar en ella para que lo tengáis todo más claro.

¿Qué es la orfandad?

La orfandad se da cuando uno o los dos padres mueren, desaparecen o abandonan a una persona.

¿Qué es la pensión de orfandad?

La pensión de orfandad es el mecanismo que la Seguridad Social tiene para brindar una ayuda económica cuando uno o los dos padres fallecen.

¿Qué personas pueden ser beneficiarias?

Principalmente son los hijos de la persona fallecida. También pueden serlo los del cónyuge que le sobreviva, siempre que el matrimonio tenga lugar dos años antes del fallecimiento, que hubiesen vivido a expensas de la persona fallecida o carezcan del derecho a tener otro tipo de prestación a nivel social.

¿Qué condiciones deben cumplir?

  • Deben tener menos de 21 años o ser mayores de esta edad, pero con una incapacidad que esté reconocida con el grado de absoluta o, en su caso, de gran invalidez.
  • En caso de que no tenga trabajo o si lo tiene, los ingresos que tenga deberán ser inferiores al Salario Mínimo Interprofesional. Aquí esto se amplía hasta los 25 años. Si ocurre que estudia y cumple los 25 años durante el curso, los cobrará hasta que finalice el mismo.

¿Qué dinero es el que se cobra?

Son unas cantidades que son aplicadas sobre la propia base reguladora, la cuál se va calculando según las cotizaciones de la persona fallecida, dependiendo de si el fallecimiento es por muerte natural, accidente (puede ser de carácter laboral o no) o si se produce por una enfermedad de tipo profesional.

¿Cuáles son las reglas, por lo general?

Lo más común es que una persona huérfana cobre sobre el 20 % de la base reguladora. Si el fallecimiento es debido a un accidente profesional o enfermedad laboral, se suele pagar solo una indemnización por mensualidad de la base reguladora.

Cuando la orfandad es de carácter absoluto y no viven ninguno de sus padres, la pensión de las personas huérfanas aumenta en un 52% y se distribuye entre todos los huérfanos. En este caso, la suma de las pensiones, por lo general, no podrá superar el 100% de la base reguladora. Podrá hacerlo si coinciden pensiones de viudedad y de orfandad, siendo el límite máximo total será 118% de la base reguladora. Este límite se distribuye en un 70% para viudedad y en un 48% para orfandad.

¿Cómo se realiza el pago?

Esta pensión se ingresa todos los meses, con dos pagas extras los meses de junio y noviembre, salvo que sea por accidente o enfermedad laboral, donde pasan a ser prorrateadas las pagas los doce meses. Todos los años se revaloriza en base al IPC y está exenta de pagar IRPF.

¿Quiénes son los que cobran la pensión?

Cuando el huérfano tiene menos de 18 años se paga a la persona que la tenga bajo su cargo o guarda.

Cuando se de el caso de que sean hijos de persona condenada por sentencias de homicidio no se pagará nunca la pensión a la persona condenada. Como es lógico, si el huérfano es mayor de edad, se le pagará a él.

¿Cuándo se extingue?

  • Cuando el huérfano cumple 21 años, excepto si sufre de invalidez.
  • Cuando los ingresos son inferiores al salario mínimo interprofesional, al haber cumplido 25 años o al acabar el curso.
  • Si se cura de la incapacidad que le daba derecho a obtener dicha pensión
  • Por motivo de adopción
  • Al casarse
  • Cuando se compruebe que no falleció el trabajador

¿Qué plazos tienes para presentar la documentación?

Algo que debes saber es que esta pensión trae consigo un derecho que no va a caducar en ningún momento. Deberán cumplir los requisitos, eso sí, de los que hemos hablado en el artículo. Esto hace que no haya un plazo específico desde que muera el progenitor para realizar la solicitud como tal.

Existe un periodo de tres meses desde que fallezca para realizar la solicitud de la pensión de orfandad, debiendo reclamarla con carácter retroactivo desde el día que fallezca el progenitor.