maltrato al hombre

maltrato a hombre

El maltrato a los hombres es una realidad silenciosa. Aunque las cifras en España no son comparables a las de los casos en los que las mujeres son las víctimas, sigue estando ahí, marcando la vida de muchos hombres, especialmente si pensamos que la vergüenza y la incomprensión por parte de su círculo más próximo y de la sociedad en general, provoca que muchos de estos casos no lleguen a hacerse públicos.

Si eres un hombre y tu relación no funciona, no siempre es fácil de identificar si estás siendo víctima de violencia doméstica. No obstante, las señales del maltrato a los hombres son reconocibles y te pueden ayudar a saber cuándo necesitas ayuda.

El maltrato contra los hombres puede adoptar muchas formas, incluyendo el abuso emocional, sexual o físico además de las propias amenazas de cualquier tipo de abuso. Estas circunstancias pueden darse tanto en relaciones heterosexuales, como entre personas del mismo sexo.

En otras relaciones, la violencia doméstica contra los hombres puede llegar a incluir riñas en las que ambas partes se propinan bofetadas o se dan empujones, y en la que ninguno de los dos se ve a sí mismo como víctima de abuso o maltrato. Pese a todo, este tipo de violencia puede devastar una relación, causando daños tanto físicos como emocionales.

A continuación, te damos unas pautas para detectar esos comportamientos anómalos que son señales claras de que tu pareja está ejerciendo sobre ti algún tipo de violencia doméstica.

Puedes estar experimentando violencia doméstica si tu pareja:

  • Te insulta, o maltrata verbalmente
  • Te impide ir a trabajar o estudiar
  • Hace que dejes de ver a familiares o amigos
  • Trata de controlar tus gastos, dónde vas o la ropa que llevas puesta
  • Se muestra celosa o posesiva y te acusa constantemente de ser infiel
  • Se enfada cuando consume alcohol o drogas
  • Tu oareja te amenaza con ejercer algún tipo violencia sobre ti o con algún arma
  • Te golpea, patea, empuja, abofetea, estrangula o hiere de cualquier otra forma a ti, tus hijos o tus mascotas
  • Tu pareja te obliga a tener relaciones sexuales o realizar alguna práctica sexual en contra de tu voluntad
  • Te culpa por su comportamiento violento o te dice que te lo mereces

Si eres homosexual, bisexual o transgénero, también puedes estar experimentando la violencia doméstica si tienes una relación con alguien que:

  • Amenaza con contar a tus amigos, familia, colegas de trabajo o miembros de tu comunidad, tu orientación o identidad de género
  • Te dice que las autoridades no van a ayudar a una persona homosexual, bisexual o transgénero
  • Te dice que dejar la relación significa que admites que las relaciones entre homosexuales, bisexuales o transgénero son pervertidas o aberrantes
  • Justifica el abuso diciéndote que no eres “realmente” homosexual, bisexual o transgénero
  • Se justifica diciéndote que los hombres son, por naturaleza, violentos

 Ante todas estas circunstancias y dificultades debes recordar que, si estás siendo víctima de violencia doméstica, abusos o maltrato de cualquier tipo, no tienes la culpa y puedes acceder a ayuda a través de servicios de asesoría legal como el nuestro, gabinetes de apoyo psicológico, o asociaciones de víctimas, además, lógicamente, de poder acudir a los cuerpos y fuerzas de seguridad a interponer una denuncia. Lo primero y más importante es reconocer tu situación y tener la voluntad y la decisión de querer cambiarla.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos al teléfono 91 307 6219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Maltrato al hombre también se puede denunciar

Publicaciones relacionadas