Lumbalgia crónica e incapacidad permanente: aspectos a tener en cuenta

incapacidad-permanente-lumbalgia-crónica¿Te gustaría saber más sobre la lumbalgia crónica y la incapacidad permanente? No te preocupes porque en este post de Durangopedia te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta incapacidad laboral y los aspectos que has de tener en cuenta para su solicitud.

Los dolores de espalda y, en concreto el lumbago, resultan muy frecuentes y suponen uno de los principales motivos de visita médica y baja laboral. Por este motivo, es fundamental tratar la incapacidad laboral a causa de la lumbalgia.

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia es una patología que puede afectar a personas jóvenes, adultas o a mayores, y consiste en un dolor persistente y localizado en la parte inferior o baja de la espalda. Este se debe a un desequilibrio en la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

El dolor lumbar puede ser crónico al asentarse en área alta, D12-L1, irradiándose en cinturón o hacia la zona dorsal y, en área baja L4-L5-S1, emitiéndose hacia el miembro inferior en el territorio del nervio ciático.

Por tanto, las disfunciones pueden ser de tipo disco-cápsulo-ligamentosas vertebrales, sacroilíacas, miosfasciales o posturales.

¿Por qué hablamos de incapacidad permanente por lumbalgia crónica?

El dolor lumbar es una de las principales causas de incapacidad a nivel mundial. Sin embargo, no todas las personas que presenten un cuadro médico de lumbalgia pueden conseguir una pensión por incapacidad laboral. Esto dependerá de la decisión final del Tribunal Médico pertinente, en función a la gravedad y la forma en la que afecte a la actividad laboral del interesado.

La mayor parte de personas que presentan síntomas de lumbalgia se encuentran en edad de trabajar, por lo que es evidente que se trata de un problema que afecta directamente a la actividad laboral. Por esta razón, es inevitable hablar de incapacidad permanente por lumbalgia.

lumbalgia-incapacidad-laboral

Incapacidad permanente por lumbalgia crónica: tipos de incapacidad laboral

Como ya hemos comentado, es posible solicitar una pensión por incapacidad permanente por lumbalgia crónica, sin embargo se ha de tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales. Y es que, el dolor lumbar puede tener diferentes causas y, por tanto, diversas sintomatologías posibles que afectarán de una determinada forma en el día a día del interesado.

Por ello, es imprescindible que nos detengamos a valorar los distintos cuadros médicos que podría causar esta patología, y la incapacidad laboral por lumbalgia crónica que correspondería en cada caso.

Incapacidad permanente parcial por lumbalgia crónica

Este tipo de incapacidad laboral corresponde a una situación de disminución del rendimiento de la actividad laboral, no inferior al 33%, de la persona que padece dolor lumbar.

Incapacidad permanente total por lumbalgia crónica

En este caso, se debe producir la inhabilitación para la realización de las tareas fundamentales o la totalidad de las mismas en la profesión habitual del interesado, siempre y cuando, pueda dedicarse a otra actividad laboral.

Esta incapacidad laboral suele ser consecuencia de profesiones que requieren de esfuerzo lumbar para el desarrollo de sus tareas habituales, o bien, en las que hayas que ejercer algunas posturas que terminen afectando a la zona. También afecta a personas que trabajen con cargas de peso y también en actividades en las que se pase demasiado tiempo sentado.

Incapacidad permanente absoluta por lumbalgia crónica

Su reconocimiento implica un caso grave de lumbalgia y se produce ante la la imposibilidad de trabajar, ya que la persona no puede desarrollar ninguna actividad laboral de forma rentable o eficaz para cualquier empresa.

Normalmente, en estos casos la persona no encuentra mejoría con el tratamiento y el dolor persiste de forma intensa en la región lumbar y extendiéndose a una o ambas extremidades inferiores.

Ante la presencia de dolor lumbar, lo más aconsejable es acudir a un perito médico que realice un buen informe médico completo con el que se pueda probar la situación del paciente y las repercusiones que causa esta patología en su vida laboral.

Requisitos para solicitar una incapacidad permanente

Asimismo, también debemos de tener en cuenta una serie de requisitos para poder iniciar los trámites pertinentes con el objetivo de conseguir el reconocimiento de la lumbalgia crónica y la incapacidad permanente con correspondiente pensión.

¿Y cuáles son estos requisitos? A continuación, te ofrecemos más información sobre estos:

✓ Estar dado de alta en la seguridad social

El primer requisito para conseguir el reconocimiento de una incapacidad laboral es tener un contrato vigente de trabajo y estar cotizando a la Seguridad Social. Sin embargo, son compatibles las situaciones de desempleo, excedencia o baja médica por enfermedad para iniciar el trámite en cuestión.

La excepción consiste en haber cotizado 15 años a la seguridad social, en el momento en el que se quiere completar la solicitud de incapacidad laboral por lumbalgia crónica, y que 3 de estos se hayan cotizado durante los 10 últimos años.

✓ No haber cumplido la edad de jubilación

El segundo requisito consiste en no haber superado la edad de jubilación dispuesta por ley. ¿Y si se ha producido una jubilación anticipada? También será posible solicitar el reconocimiento de la lumbalgia crónica y la incapacidad laboral mientras no se haya cumplido esta edad.

La excepción ocurre cuando el diagnóstico se ha producido tarde y la persona en cuestión padecía dicha enfermedad cuando aún estaba trabajando y cotizando a la Seguridad Social.

solicitar-incapacidad-permanente-lumbalgia

✓ Contar con un mínimo de años cotizados a la Seguridad Social

El último requisito es el más complejo, ya que puede variar en función de la edad que tenga la persona interesada en conseguir la incapacidad laboral. Así, tenemos que:

  • Aquellos que tienen menos de 31 años tienen que haber cotizado una tercera parte del periodo que va entre los 16 y la edad en el que se produce la lumbalgia crónica.
  • Para los que tienen más de 31 años, se han de haber cotizado al menos, un mínimo de 5 años. Aunque, se debe corresponder a la cuarta parte del tiempo que va desde los 20 años al momento del hecho causante.

En cualquier caso, para afrontar este proceso con las mayores garantías posibles, lo mejor es contar con la ayuda de los mejores profesionales del ámbito médico-legal. Y en Grupo Médico Jurídico Durango podrás conseguirla con la mayor seguridad.

Si has llegado hasta aquí es porque te encuentras inmerso en algún trámite o procedimiento legal relacionado con la incapacidad permanente y la obtención de la correspondiente pensión de la Seguridad Social. Desde GMJD contamos con una amplia experiencia en este tipo de asuntos y ponemos a tu alcance los mejores servicios para que consigas tus objetivos:

  • El mejor equipo jurídico

Te ofrecemos el servicio personalizado del mejor equipo jurídico. Estudiamos su caso concreto y trazamos la estrategia que mejor represente sus necesidades e intereses.

  • Informe de viabilidad previo

Nos destacamos por ofrecer nuestro informe de viabilidad previo con el que analizamos y comprobamos la situación del interesado, y si este podría obtener la incapacidad laboral con ciertas garantías.

  • Peritación médica completa

También nos encargamos de elaborar el informe médico final que se presentará ante el tribunal correspondiente.

Si tienes alguna duda sobre nuestros servicios o quieres solicitar ayuda por una incapacidad permanente por lumbalgia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder atenderte.

Deja un comentario

Categorias

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

    *Campos obligatorios

    Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

    Pide
    tu cita

    Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.