indemnización puesto que el conductor le ha cedido la responsabilidad a dicha entidad.

De hecho, Suecia se plantea incorporar señales de “peligro” con la gráfica de peatones hablando por el móvil, para que esto sirva de advertencia y se procure una mayor atención cuando se cruzan las vías o lugares peligrosos.

En resumen, el atropellado es susceptible de recibir una indemnización para compensar los daños sufridos y por las secuelas físicas y psicológicas que se deriven del mismo, y que dicho sea de paso, serán basadas en las tablas de valoración daño sostenidas en el nuevo Baremo por accidente de tráfico.

Cabe señalar, que si en el accidente existiese una concurrencia de culpa, es decir que tanto el conductor y peatón tiene un grado de culpabilidad, posiblemente la indemnización estaría por debajo de la cantidad cobrada si el afectado no lo fuese.

Las causas más comunes por la que ocurren los atropellos son entre otras:

  • Conducción temeraria
  • Distracción en la conducción
  • Falta de aceras
  • Conducción bajo los efectos del alcohol o drogas
  • Imprudencias del peatón
  • Problemas o defectos en los estacionamientos.
  • Obstáculos en las aceras.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos a este teléfono 913076219, o rellena el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudian la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Publicaciones relacionadas