Ley de Dependencia
Ley de Dependencia

Ley de Dependencia

La Ley de Dependencia es fruto de los cambios que ha ido sufriendo la sociedad occidental en general y la española en particular. El cambio más importante que se ha producido es el envejecimiento de la población.

Actualmente existen muchas más personas mayores y viven más años. La esperanza de vida en España según datos del 2015 es de 83 años, 10 años más que en el resto del mundo. Además de esto, otro de los cambios en la sociedad ha sido la incorporación permanente de la mujer al mundo laboral.

Todo esto ha hecho que se produzcan necesidades nuevas en las familias de nuestro país. En pleno siglo XXI, no es tan sencillo ya cuidar de nuestros mayores o de los familiares dependientes. Los trabajos que hasta no hace mucho realizaban las mujeres en el domicilio, ahora están repartidos entre la pareja y se realizan en horarios concentrados y bastante cortos.

Ahora, las personas mayores o los familiares dependientes pasan más tiempo solos o a veces la totalidad del tiempo, algo que en algunos casos es imposible de llevar, tanto para los enfermos como para los propios familiares que literalmente tienen un gran problema al no poder atenderles como es debido.

Ley de dependencia, una ley justificada

En 2006 se desarrolló esta Ley llamada Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, teniendo el objetivo de regular las ayudas que se conceden, todo ello siguiendo unos criterios que se basan preferentemente en la universalidad, calidad y sostenibilidad.

De esta forma, pasaron a reconocerse los derechos que las personas que están en situación de dependencia tienen para continuar viviendo de manera autónoma y digna.

Esta ley española se encarga de englobar una serie de servicios y prestaciones que se destinan a la promoción de la autonomía personal, además de la necesaria protección y atención a los ciudadanos, mediante una serie de servicios públicos y privados en modo de concierto, que tienen que estar lógicamente acreditados.

¿Qué es la dependencia según la ley?

Esta ley dice claramente que es un estado permanente donde están las personas que, por motivos de edad, enfermedad o discapacidad, necesitan de atenciones de otra u otras personas para hacer su vida diaria. En el caso de las personas que sufren discapacidad intelectual o enfermedad mental, necesitan otra clase de apoyos para su propia autonomía.

De esta manera podríamos “traducir” el contenido de una ley muy importante, ya que llega a elevar el derecho a poder controlar y tomar la decisión personal sobre cómo poder vivir y desarrollar las actividades básicas de este segmento de la población.

 

¿Qué grados de dependencia existen?

  • Dependencia moderada (grado 1): la persona precisa de colaboración para hacer actividades de lo más básico en su día a día. Esto puede ser una vez al día. Igualmente puede ser cuando precise apoyo intermitente para hacer algunos actos de su vida personal y que influyan en su autonomía.
  • Dependencia severa (grado 2): aquí la persona dependiente necesita que se le ayude para hacer sus actividades básicas en su día a día varias veces diarias, además de contar con necesidades importantes para desarrollar su propia autonomía.
  • Gran dependencia (grado 3): dependencia total para realizar cualquier actividad básica en su día a día. Por eso necesita un apoyo general para el desarrollo de su autonomía. Las ayudas en cuanto a estos casos se destinan a un pago por los servicios que sean necesarios, los cuidados por la familia o el apoyo a los ciudadanos no profesionales, así como la asistencia personal.

 

¿Qué requisitos existen?

Suelen ser el tener residencia en España y haberlo hecho durante cinco años, de los que dos deben ser justamente anteriores a la fecha en la cuál se presente la solicitud.
En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos al  teléfono  913076219 , o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.