La realidad del tribunal médico

tribunal médico

A menudo, a las personas que tienen que pasar tribunal médico se les llena la cabeza de dudas. Preguntas como: ¿con qué me voy a encontrar? ¿Me la concederán el mismo día? ¿Estoy realmente incapacitado? les  llenan de incertidumbre antes de acudir a esta cita.

Pero más allá de las dudas que pueda plantearse, son las mismas dolencias y lesiones las que determinarán si su solicitud puede llevar a buen puerto, o si por el contrario, no vale la pena realizar un esfuerzo extra.

El tribunal médico no es más que la evaluación por parte del médico del Instituto Nacional de la Seguridad Social para garantizar que sus lesiones son susceptibles o no de una indemnización, o mejor dicho si le conceden o no una incapacidad.

Salvo caso extraño, el proceso suele discurrir con la mayor normalidad, no siendo más distinto que una visita a su médico de cabecera. El médico evaluador es el responsable de emitir un informe sobre su cuadro clínico, pero son los evaluadores del Equipo  de Valoración de Incapacidades que tienen la última palabra.

Si tiene alguna preocupación de lo que pueda encontrarse…este tranquilo, un solo médico y no un equipo (extraño) será quien se encargue del procedimiento, sin embargo, no espere obtener una repuesta a su solicitud ese mismo día.

Es aconsejable ser sincero y no sobreactuar, pues el médico tiene la capacidad de enterarse si sus actuaciones son fingidas, las cuales pueden revertirse en su contra a la hora de evaluar su caso. Posteriormente, este informe será enviado a dicho equipo de evaluación para ser tramitado para su futura resolución.

Por lo tanto, si piensa que el médico del tribunal le dará el visto bueno para continuar con el proceso…se ha equivocado. Él simplemente evalúa sus padecimientos y sus limitaciones e intentará de una manera objetiva emitir un juicio de su estado de salud.

Después de unos días le llegará un mensaje a su móvil aprobando o no su solicitud. Si resulta favorable todos contentos, de lo contrario, tiene la posibilidad de recurrirlo, para lo que cuenta con un plazo de 30 días para hacer su reclamación.

Esta reclamación previa debe estar bien redactada, recomendable que la realice una persona con conocimiento profundo de sus dolencias, y que sepa plasmar en ese escrito sus lesiones y daños contrastados en su cuerpo.

Denegada esta reclamación  aún le queda la vía judicial, esta que le llevará ante un juzgado para ratificar su posición y que, generalmente avalado por un informe médico pericial defenderá su abogado ante un juez.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos al teléfono 913076219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas