incapacidad-por-artrosis


La incapacidad por artrosis presenta una serie de escenarios médico – legales algo difusos a la hora de reclamar la incapacidad permanente que sufrimos en nuestro caso concreto frente al tribunal médico de la Seguridad Social.

Este tipo de situaciones relacionadas con la incapacidad laboral son cada vez más habituales, en tanto en cuanto esta patología es una de las causas más frecuentes de dolor crónico dentro de la población residente en territorio nacional.

que-es-la-artrosis

A pesar de que la concepción sobre qué es incapacidad permanente se define en el artículo 193 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de Octubre y los tipos de incapacidad son plasmados en el 194 del mismo texto legal, cuando trasladamos estos conceptos teóricos a la práctica, en este caso a una patología de artrosis, la solicitud de incapacidad permanente puede resultar más complicada de lo que en un primer momento pudiera parecer.

Es por ello que hoy en Durangopedia reflexionamos sobre la incapacidad por artrosis, definiendo aquellos escenarios que podríamos encontrarnos llegado el momento de solicitar nuestra incapacidad, con el objetivo de ofrecerte una ayuda especializada que pueda resultarte de gran ayuda en este momento.

SÍNTOMAS DE ARTROSIS → Aspectos médicos para reclamar nuestra pensión por incapacidad.

Cuando procedemos a  solicitar alguno de los diferentes grados de incapacidad reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico, la incapacidad por artrosis y el grado de afección para nuestro caso en concreto se mide teniendo en cuenta 2 valores igual de importantes para confeccionar el dictamen final llevado a cabo por el órgano competente:

Incapacidad por artrosis desde el punto de vista subjetivo.

El aspecto subjetivo de esta patología quizás resulte una de las cuestiones más dificultosas a la hora de iniciar nuestro procedimiento médico – legal.

El umbral del dolor es una cuestión muy subjetiva en cada paciente, pudiendo el mismo llegar a constituirse como un elemento claramente impeditivo para la realización de la profesión habitual de cualquier persona así como otras actividades de su día a día.

Al respecto de esta cuestión resulta interesante analizar lo establecido por la guía de buena práctica en Artrosis publicada por el Ministerio de Sanidad.

El dolor como manifestación clínica de la artrosis es un dolor de tipo mecánico que aparece tras el uso articular y suele desaparecer cuando estamos en reposo. No obstante, este puede manifestarse de forma permanente en el día a día del paciente, incluso cuando el sujeto está dormido o en periodo de reposo.

En muchas ocasiones, son las preguntas del doctor a la hora de realizar la exploración corporal (¿Cuándo empezó el dolor? ¿Es continuo o episódico? ¿Aparece al subir escaleras? ¿Mejora con el reposo? ) el elemento a través del cual el especialista mide el grado de afección en nuestro caso desde una perspectiva meramente subjetiva.

A este respecto debemos señalar que, desde un punto de vista médico, el tratamiento para la artrosis todavía no cuenta con unas líneas de actuación médica definidas de manera taxativa.

Manuel Rodríguez, presidente de la SED, afirma que resulta habitual hacer un mal uso de los medicamentos  para paliar los síntomas asociados a la incapacidad por artrosis, prescribiendo medicamentos antiinflamatorios para artrosis de tipología no inflamatoria y con carácter meramente degenerativo.

artrosis-degenerativa

Incapacidad por artrosis desde el punto de vista objetivo.

La incapacidad por artrosis también es posible analizarla desde un punto de vista objetivo, determinando las consecuencias concretas que esta patología causa en nuestra estructura corporal.

EJEMPLO PRÁCTICO → En el caso de un paciente que presenta una artrosis de cadera  en grado avanzado, esta patología podría  provocar la claudicación de la marcha, originando problemas de cojera cuando el sujeto realiza sus desplazamientos diarios o sus actividades del día a día.

Desalineación articular, limitación de la movilidad (realización de giros, agacharse,  equilibrio al caminar) o incluso una intervención quirúrgica para paliar el dolor de la zona afectada. La incapacidad por artrosis tiene una serie de aspectos objetivos que deberán ser estudiados por el médico que realice nuestro examen de valoración corporal.

Al respecto de este examen, es importante saber que la crepitación ósea es uno de los aspectos más fáciles de señalar desde el punto de vista objetivo, presentando una serie de especialidades en función de cuál sea la zona afectada (artrosis lumbar, artrosis cervical, artrosis en las manos…)

artrosis-rodilla

INCAPACIDAD POR ATROSIS → Aspectos laborales para reclamar nuestra pensión por incapacidad.

Cuando analizamos esta patología desde un punto de vista exclusivamente laboral, lo cierto es que la incapacidad por artrosis puede derivarse, como norma general, en 2 tipos de incapacidad reconocidos de manera clara por nuestro ordenamiento jurídico.

Incapacidad permanente total.

Este tipo de incapacidad supone que el sujeto no puede realizar las tareas fundamentales que implicaba su profesión habitual, al menos de una manera efectiva y con un cierto grado de productividad para la entidad en la que preste su desempeño profesional.

El presente post busca analizar los aspectos concretos de la incapacidad por artrosis. No obstante, el blog de nuestro gabinete médico legal busca ofrecerte información relacionada con la actividad de nuestra empresa que pudiera resultarte de interés.

Por este motivo, a continuación te dejamos 2  artículos donde se plasman los aspectos clave de este tipo de incapacidad laboral, con independencia de cuál sea el factor impeditivo que la provoque:

✍ ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO BLOG

INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL → Todo lo que tienes que saber.

VENTAJAS POR INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL → Aspectos a tener en cuenta.

Desde un punto de vista teórico, la pensión  por incapacidad permanente total es del 55% sobre la base reguladora, entendiendo que el sujeto puede realizar otro tipo de actividades laborales diferentes a las que implicaría su profesión habitual.

No obstante, cuando nos enfocamos en la perspectiva práctica de la incapacidad por artrosis, vemos que esta posibilidad presenta una serie de dificultades. Por este motivo, a partir de los 55 años se puede acceder a una incapacidad permanente total cualificada cumpliendo algunos requisitos.

Los síntomas de la artrosis suelen aparecer superada la cuarentena de edad, siendo más habituales en la población femenina que masculina, lo que dificulta de manera clara la posibilidad real de que el sujeto vuelva a incorporarse al mercado laboral tras lograr el reconocimiento de su grado de incapacidad, aun realizando profesiones de otro tipo.

Incapacidad permanente absoluta.

La incapacidad permanente absoluta supone que el paciente no puede realizar ninguna actividad de carácter laboral, motivo por el cual la pensión para este tipo de incapacidad es del 100% de la base reguladora.

La declaración de este grado no es excluyente de que el Tribunal Médico determine una fecha de revisión del mismo, siendo habitual la revisión por parte del órgano competente en plazos de 2 años para estudiar la evolución del paciente.

invalidez-permanente

INCAPACIDAD POR ATROSIS → Importancia de contar con una ayuda altamente cualificada.

Si bien un proceso de solicitud de incapacidad permanente requiere siempre de ayuda especializada, en el caso de la incapacidad por artrosis esta ayuda resulta aún más relevante.

Nuestro gabinete médico legal, a lo largo de sus 30 años de experiencia, ha adquirido una perspectiva global del cambio que se ha producido por parte de los tribunales médicos de la Seguridad Social a la hora de conceder una pensión por incapacidad a un sujeto en concreto.

La evolución se ha producido desde un punto donde quizás existía un cierto abuso por parte de los ciudadanos, siendo más o menos fácil acceder a nuestra pensión por incapacidad, a supuestos de hecho donde, a pesar de la gravedad del paciente, se le deniega su pensión para el caso en concreto.

En la actualidad se estima que en nuestro país solo se reconocen el 30% de las incapacidades solicitadas ante el tribunal médico, siendo necesario acudir a los Tribunales de Justicia en caso de denegación por parte del organismo de la Seguridad Social.

Una causa de esta situación se encuentra en que la exploración que realiza el tribunal médico es de carácter superficial, no siendo suficiente para determinar el estado real del paciente o el grado de incapacidad que realmente le corresponde en base a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico.

como-prevenir-la-artrosis

Un informe médico pericial externo se convierte por tanto en el elemento clave a la hora de reclamar cualquier incapacidad por artrosis. Este documento recoge ambos aspectos en relación a la incapacidad por artrosis del sujeto en concreto (subjetivo y objetivo) y es la prueba perfecta para acompañarnos a lo largo de nuestro proceso de solicitud.

Al tiempo que podremos aportarlo al tribunal médico encargado de emitir la resolución final sobre nuestra incapacidad por artrosis, en caso de que la misma llegase a ser denegada, el informe se convierte en la prueba perfecta sobre la que trazar nuestra estrategia legal de reclamación antes de acudir a los tribunales competentes.

incapacidad-laboral-transitoria

Es quizás a través de este punto donde resulta más fácil  entender los numerosos casos de éxito de nuestro gabinete médico legal.

En Grupo Médico Jurídico Durango el primer paso es realizar un informe previo de viabilidad para analizar si será posible demostrar tu grado de afección de incapacidad por artrosis de manera fáctica a través de un informe de estas características.

Solo si la respuesta es afirmativa, procederemos a elaborar el informe pericial definitivo. En caso de que no cuentes con un abogado especializado, nuestro equipo te facilitará un letrado que tramitará la estrategia de defensa jurídica más favorable a la defensa de tus intereses.

Las especialidades que presenta cualquier supuesto de reclamación de incapacidad por artrosis suelen convertir estos en procesos que implican un férreo desgaste emocional. La realización de un informe especializado de carácter previo evita el desgaste de este tipo al tiempo que refuerza la seguridad de tu persona para obtener las máximas garantías en cualquier proceso médico legal.

Ponte en contacto con nuestro equipo. A través de un trato profesional, cercano y altamente cualificado, estaremos encantados de guiarte en tu proceso con una ayuda especializada focalizada en obtener la pensión por incapacidad que por ley te corresponda.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button