La incapacidad permanente encuentra su definición y diferentes grados en lo establecido por el capítulo XI del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Este concepto es definido por la ley como una incapacidad laboral en la cual un sujeto, tras haber estado sometido a un tratamiento prescrito por parte de un médico, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves previsiblemente definitivas que anulan su capacidad laboral.

Si bien la incapacidad permanente encuentra su definición en el artículo 193 Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, los diversos grados que podríamos señalar dentro de este concepto quedan establecidos en el artículo 194 del mismo texto legal.

A la hora de reclamar nuestra pensión por incapacidad, la resolución acerca del tipo de incapacidad permanente que presente nuestro caso en concreto será un elemento clave para determinar la pensión contributiva a recibir en los meses posteriores. Estos grados son detallados a continuación.

Incapacidad permanente parcial

Esta tipología de incapacidad permanente ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% de su rendimiento normal para su profesión habitual, de forma que esta no le impide realizar las tareas fundamentales que su trabajo podría suponer.

✍ Es por ello que el reconocimiento de una incapacidad de este tipo no implica la extinción del contrato de trabajo del sujeto en cuestión.

La incapacidad permanente parcial no genera por tanto una pensión contributiva por parte de la Seguridad Social, aunque el trabajador sí recibirá una indemnización en un pago único por un importe equivalente a 24 mensualidades de su base reguladora.

Incapacidad permanente total

Este grado de incapacidad permanente implica que el trabajador no puede realizar las labores principales que desarrollaba para su profesión habitual, aunque sí puede seguir realizando profesiones de otros sectores laborales u otros puestos de trabajo.

Así por ejemplo, una tele operadora que no puede hablar con fluidez por dificultades en la garganta, no podría realizar las labores fundamentales de su día a día (atender llamadas telefónicas), pero sí puede realizar labores de carácter administrativo en el seno del mismo núcleo empresarial.

Incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta es una modalidad de incapacidad que impide al trabajador realizar cualquier tipo de actividad laboral, siendo esta la principal diferencia con la incapacidad permanente total, que solo se aplica a la profesión habitual del sujeto en cuestión.

Con el objetivo de proteger la seguridad y garantías de los ciudadanos de nuestro estado de derecho, cuanto mayor es el grado de incapacidad reconocido por el tribunal médico de un caso en concreto, mayores beneficios reconocerá el sistema legal a nuestra persona con carácter general.

Si quieres conocer los beneficios de la incapacidad permanente absoluta, aquí tienes un artículo de nuestro blog . Un ejemplo claro de este grado de incapacidad serían todas aquellas personas que sufren un trastorno depresivo en un grado severo.

Gran Invalidez

La gran invalidez representa el grado máximo de incapacidad laboral reconocido por nuestro ordenamiento jurídico, una situación en la cual, el trabajador, además de estar impedido para realizar las tareas fundamentales de cualquier profesión, requiere de apoyo para realizar tareas de su día a día, como pudiera ser vestirse, ducharse, comer…

Esta incapacidad da derecho al cobro de una prestación adicional a la pensión de incapacidad absoluta.

grados-de-incapacidad

Cuando medicina y ley caminan de la mano, en un mismo procedimiento administrativo – legal se juntan dos materias que requieren de profesionales con una especialización profesional muy concreta.  Nuestro gabinete médico jurídico se ha consolidado como un referente dentro del territorio nacional gracias a su servicio de vanguardia.

A la hora de reclamar una incapacidad permanente, es fundamental contar con pruebas de cualquier tipología que muestren con claridad la realidad de nuestro estado físico y/o de salud en relación a la posibilidad de realizar cualquier tipo de actividad laboral.

abogados-incapacidad-permanente

En nuestro gabinete médico legal, primero procederemos a elaborar un informe previo de viabilidad que nos permita analizar si tu situación actual es demostrable desde una perspectiva fáctica.

Solo si la respuesta es afirmativa, realizaremos el informe médico pericial definitivo, de forma que evitamos el desgaste habitual asociado a este tipo de procedimientos y establecemos los cimientos sobre los cuales fundamentar la posterior reclamación.

✍ ¿Te gustaría conocer un presupuesto aproximado del precio de un informe médico pericial? Aquí te dejamos un artículo de nuestro blog.

En caso de que no tengas un equipo jurídico que te permita iniciar el proceso administrativo legal establecido por nuestro ordenamiento jurídico, te facilitaremos a un profesional de nuestro equipo de abogados especializados en esta materia legal.

Para reclamar una pensión por incapacidad es fundamental contar con el apoyo de profesionales especializados en este tipo de materias. El servicio de Grupo Médico Jurídico Durango crea la simbiosis perfecta en la defensa de tus intereses, hallando el proceso de reclamación de tu indemnización en particular.

No obstante, es probable que aún tengas dudas sobre el grado de incapacidad permanente que se aplicaría a tu caso en concreto o la pensión contributiva a la que tendrías derecho en base a lo que establece para nuestro caso concreto el sistema legal español.

Te invitamos a ponerte en contacto con nuestro equipo multidisciplinar. Estaremos encantados de guiarte a través de un trato cercano y profesional, que refuerce tu seguridad jurídica al tiempo que accedes a este tipo de procesos con las máximas garantías médico-legales.

👉 Además, puedes utilizar nuestra calculadora de incapacidad para determinar cuál será la cantidad aproximada que correspondería a tu caso en particular al finalizar el proceso en cuestión.

En Grupo Médico Jurídico Durango tu seguridad es la forma de entender nuestro trabajo, algo que hemos demostrado a través de diversos casos de éxito en nuestro extenso bagaje profesional de más de 30 años de experiencia en este sector.