ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

incapacidad permanente sindrome ehlers danlos

El Grupo Médico Jurídico Durango comparte una nueva sentencia ganada al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Esta resolución viene precedida de un proceso de incapacidad permanente absoluta en el juzgado de lo Social de Madrid.

La demandante, que se desempeña como auxiliar administrativo de una pequeña empresa de peluquería de animales, permaneció de baja médica temporal desde el 13 de noviembre de 2012 hasta el 22 de enero de 2013. Más tarde volvió a causar baja desde el 21 de agosto de 2014 al 30 de octubre 2014.

La actora es paciente del Síndrome Ehlers-Danlos desde los 26 años, pero desde la edad de 11 años viene acarreando problemas en antebrazos y piernas, siendo intervenida en varias ocasiones por las secuelas de la enfermedad de Raynaud que también padece.

El 6 de octubre el Equipo de Valoración de Incapacidades emite un dictamen denegando la calificación de la demandante en el grado de incapacidad permanente absoluta, ya que no presentaba las reducciones anatómicas que anulen su capacidad laboral, por lo que se interpone una demanda.

La incapacidad permanente es definida en el artículo 136 de la Ley de la Seguridad Social, como la situación del trabajador, que después de haber estado sometido al tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas y funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

El grado de la incapacidad es la absoluta, o sea, esta que le impide realizar cualquier tipo de trabajo dado los numerosos menoscabos físicos y psíquicos que sufre la demandante.

A través del informe médico pericial, emitido por la médico perito Ruiz- Mialdea, pudo constatarse que la actora está limitada para realizar cualquier tipo de actividad laboral, basándose en que la misma padece una patología para la cual no existe una cura específica y que afecta principalmente a las articulaciones.

La parte jurídica estuvo representada por la letrada Beatriz Fernández Fidalgo, quien ratificó en juicio la demanda interpuesta con anterioridad y que pide una invalidez permanente absoluta para la actora.

En resumen, el tribunal le concede una incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo, con derecho a percibir una pensión igual al 100% de su base reguladora más mejoras y revalorizaciones.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos a este teléfono 91 307 6219, o rellena el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudian la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Publicaciones relacionadas