Incapacidad permanente por Neuropatía – todo lo que tienes que saber

incapacidad-permanente-por-neuropatíaSi estás buscando información sobre la incapacidad permanente por Neuropatía, has de saber que has llegado al lugar indicado. En este post de Durangopedia queremos ofrecerte toda la información que necesitas y todo lo que has de tener en cuenta, para solicitar una pensión por incapacidad laboral.

¿Qué es la neuropatía?

La neuropatía o neuropatía periférica, tal y como designa el propio término, supone una enfermedad del sistema nervioso periférico, es decir, que afecta a la red de nuestro organismo encargada de transmitir la información entre el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal) y todas las partes del cuerpo.

Según el National Institutes of Health (NIH), la neuropatía periférica podría llegar a causar problemas para respirar o fallos en los órganos, por esta razón, es imprescindible que hablemos de incapacidad permanente por Neuropatía.

Esta enfermedad puede presentarse de diferentes formas y seguir diferentes patrones. De este modo, encontramos neuropatías periféricas agudas o crónicas. De hecho, el  NIH también afirma que se han llegado a encontrar hasta más de 100 tipos de neuropatía periférica con sus propios síntomas, teniendo en cuenta el daño que se produce en el nervio.

En cualquier caso, sus síntomas pueden ser, desde un entumecimiento u hormigueo, sensaciones punzantes (parestesia) y debilidad muscular. También es posible que ciertas regiones del cuerpo presenten una sensibilidad anormal, causando una experiencia muy intensa o distorsionada con respecto al tacto (alodinia).

También hay casos en los que se produce atrofia muscular, parálisis o disfunción de un órgano o glándula, como mencionábamos anteriormente. Por tanto, esta afección puede tener serias repercusiones en procesos como la digestión, sudoración, la función sexual o la micción. Y es en este tipo de casos cuando se reconoce la incapacidad laboral por neuropatía.

¿Y qué ocasiona la neuropatía periférica? Esta puede desarrollarse como consecuencia de un factor genético o, bien, la neuropatía puede ser adquirida tras padecer alguna enfermedad o traumatismo. Aunque es cierto, que en muchos de los casos resulta casi imposible identificar la causa de esta enfermedad, las cuales se definen como idiopáticas.

neuropatía-incapacidad-laboral

Las causas de una neuropatía adquirida pueden ser de los siguientes tipos:

Neuropatía por lesiones físicas o traumatismo repentino

En este caso, la enfermedad se produce porque el nervio resulta directamente dañado por:

  • Lesión o un traumatismo repentino: accidentes automovilísticos, caída, actividad deportiva o un procedimiento quirúrgico que ocasiona la rotura, aplastamiento o compresión, etc. del nervio.
  • Esfuerzo repetitivo: los nervios resultan dañados por estar comprimidos o atrapados a causa de un sobre esfuerzo constante.

Neuropatía por enfermedades o trastornos

Algunas enfermedades o trastornos y sus respectivos procesos y sintomatología pueden generar daños en el sistema nervioso de una persona.

  • En trastornos metabólicos y endocrinos
  • En enfermedades de vasos pequeños
  • En enfermedades autoinmunitarias
  • En trastornos en los riñones
  • En casos de cáncer
  • En caso de neuromas o tumores benignos por el crecimiento excesivo del tejido nervioso.
  • Por infecciones virales y bacterianas

Por exposición a las toxinas

  • Como consecuencia de toxicidad de los medicamentos.
  • Por toxinas ambientales o industriales
  • Consumo excesivo de alcohol

Neuropatía e incapacidad permanente: ¿qué hay que tener en cuenta?

Para solicitar una incapacidad permanente por neuropatía, es fundamental tener en cuenta algunos aspectos. Y, en primer lugar, tal y como hemos podido comprobar, la neuropatía es una enfermedad bastante compleja que puede dar lugar a situaciones muy dispares por los múltiples patrones que puede seguir.

Por tanto, sería conveniente contar con un informe médico completo que pueda demostrar la situación real del paciente y los problemas que genera esta enfermedad en su día a día, sobre todo, si afecta a su actividad laboral.

Asimismo, teniendo en mente todo lo anterior, es necesario conocer los distintos grados de incapacidad laboral que reconoce la Seguridad Social porque, dependiendo de la gravedad de la neuropatía, se nos concederá una de las siguientes:

Incapacidad permanente parcial por neuropatía

En este caso, se tiene que dar una disminución no inferior al 33% del rendimiento normal en la actividad laboral habitual de la persona.

Incapacidad permanente total por neuropatía

Para que se reconozca esta incapacidad laboral, el interesado ha de estar inhabilitado para la realización de las tareas fundamentales o de la totalidad de la profesión habitual, siempre y cuando, pueda dedicarse a otra actividad laboral.

Incapacidad permanente absoluta por neuropatía

En esta otra incapacidad laboral se debe dar la imposibilidad de realizar cualquier trabajo de forma rentable o eficaz para cualquier empresa.

Gran invalidez por neuropatía periférica

Se trata de la situación de incapacidad laboral más grave de todas, y para obtener su reconocimiento, el enfermo tiene que necesitar de asistencia para llevar a cabo tareas fundamentales y cotidianas, como pueden ser comer, vestirse, peinarse, etc.

¿Cuáles son los requisitos para poder iniciar la solicitud de una incapacidad laboral?

Si estás interesado en solicitar la incapacidad permanente por neuropatía, has de tener en cuenta una serie de requisitos para poder iniciar los trámites pertinentes para el reconocimiento y la obtención de la pensión correspondiente.

solicitar-incapacidad-permanente-neuropatía

Uno de estos requisitos es tener un contrato laboral en vigor y estar dado de alta en la Seguridad Social. O, al menos, estar en situación de desempleo, excedencia o de baja médica por enfermedad.

Si no cumples ninguna de las anteriores, puede darse una excepción para completar la solicitud si has llegado a cotizar a la seguridad social durante 15 años, y 3 de los cuales, los has cotizado durante los últimos 10 años.

Otro requisito consiste en no haber superado la edad de jubilación legal y, en el caso de que te hayas jubilado de forma anticipada, no hayas cumplido dicha edad.

La excepción a este segundo requisito tiene lugar cuando se diagnosticado tarde  la enfermedad y, por tanto, la persona estuvo trabajando y cotizando mientras estaba enferma o presentaba lesiones que le dificultaban su actividad laboral.

Por último, tenemos que hablar del requerimiento de unos años mínimos cotizados a la Seguridad Social. En este caso, además es necesario hacer la siguiente distinción:

  • Mayores de 31 años. El mínimo de años cotizados coincide con la tercera parte del tiempo transcurrido entre los 16 y la edad en el momento del hecho causante.
  • Menores de 31 años. El mínimo de años que hay que tener cotizados se corresponde a una cuarta parte del tiempo que va desde los 20 años, al momento del hecho causante. Siempre con un mínimo de 5 años cotizados.

En cualquiera de los casos, conseguir el reconocimiento de una incapacidad permanente por neuropatía periférica no es tarea fácil. Por esta razón, contar con ayuda especializada de profesionales del ámbito médico-legal puede ser fundamental para tu caso concreto.

En Grupo Médico Jurídico Durango llevamos más de 30 años trabajando con este tipo de procedimientos y sabiendo atender las necesidades de nuestros clientes, a través de peritaciones médicas especializadas que nos permiten poder analizar y tener en cuenta nuestra situación de partida.

Asimismo, nos destacamos por poner en marcha un estudio de viabilidad previo para comprobar si su caso puede ser reconocido con unas mínimas garantías. Y finalmente, si se confirma realizamos la peritación médica completa que se presentará ante el tribunal pertinente.

Y si también lo necesitas, ponemos a tu disposición a nuestro equipo jurídico. Este posee una dilatada experiencia por lo que trazará la estrategia que mejor se ajuste a las necesidades de tu supuesto de hecho con las máximas garantías.

Si necesitas contratar nuestros servicios para conseguir tu incapacidad permanente, por neuropatía o cualquier otra causa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Deja un comentario

Categorias

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

*Campos obligatorios

Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

Pide
tu cita

Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.