Incapacidad permanente: grados y prestaciones

incapacidad-permanente-grados

Si estás a punto de solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral al INSS, es normal que te surjan algunas dudas sobre los diferentes grados y prestaciones existentes. Por este motivo, en Grupo Médico Jurídico Durango, hemos elaborado este post, donde te contamos todo lo que tienes que saber sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones.

Si padeces alguna enfermedad o lesiones que te impidan desarrollar con normalidad tu actividad laboral, es preciso que sepas que puedes solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral. Sin embargo, has de saber que existen diferentes grados de incapacidad y, por tanto, prestaciones que pueden variar como consecuencia de la gravedad del caso en particular.

¿Qué es la incapacidad permanente?

Si buscas información sobre una incapacidad permanente, grados y las prestaciones posibles, es preciso que sepas en qué consiste exactamente este reconocimiento. En primer lugar, has de saber que una incapacidad permanente supone la concesión de una prestación económica, que tiene como objetivo cubrir las pérdidas salariales que sufre una persona, como consecuencia de una enfermedad o accidente.

Es decir, hablamos de una persona que no puede desarrollar su profesión con normalidad, y al quedar limitada su actividad laboral, también se ve afectada económicamente. Por ejemplo, imagínate que te dedicas a tareas logísticas y sufres algún tipo hernia discal o lumbalgia, que te impide coger y trasladar mercancías pesadas, como hacías normalmente.

Esta situación afectaría directamente a tu capacidad para realizar las tareas de tu profesión habitual. Y en este caso, es más que probable que obtuvieras el reconocimiento de una incapacidad laboral de la Seguridad Social.

Sin embargo, no todas las situaciones comprenden la misma gravedad, por ello, el INSS establece distintos grados de incapacidad permanente y prestaciones en consecuencia.

Grados-de-incapacidad-permanente

Incapacidad permanente: grados posibles

Si tienes dudas sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones posibles, no te preocupes. Como acabamos de mencionar, te contamos cuáles son los grados de incapacidad laboral existentes y las limitaciones que comprenden para poder obtener la prestación correspondiente.

Incapacidad permanente parcial

Has de saber que para conseguir una incapacidad permanente en grado parcial, es preciso sufrir una limitación del rendimiento superior al 33%, sin que esta llegue a ser total, para la profesión habitual. Eso sí, siempre y cuando puedas seguir efectuando la mayoría de las tareas fundamentales de la misma.

Incapacidad permanente total

Puedes obtener el reconocimiento de este otro grado de incapacidad si tienes problemas para realizar las tareas fundamentales, o la totalidad de las mismas, con respecto a tu profesión habitual. En este caso, puedes solicitar la prestación por incapacidad permanente total.

Incapacidad permanente absoluta

Por otro lado, nos encontramos con el grado de incapacidad permanente absoluta. Puedes obtener esta pensión en caso de no poder ejercer cualquier trabajo de forma rentable o eficaz para la empresa.

Gran Invalidez

Finalmente, debemos hablar del grado de incapacidad permanente que conlleva una mayor gravedad. El INSS sólo concede esta prestación cuando se reconoce una situación de dependencia, es decir, el interesado no puede realizar de forma autónoma tareas tan cotidianas, como pueden ser asearse, alimentarse o caminar. Es decir, precisa de ayuda de una tercera persona para desarrollar su día a día.

Debes saber que cada grado de incapacidad permanente, conlleva una prestación diferente. Así, la cuantía a recibir dependerá de la gravedad de la situación y de la base reguladora del afectado en cuestión. Por tanto, a mayor dificultad para desarrollar la actividad laboral, mayor será el porcentaje de la base reguladora que percibirá la persona.

Aspectos a tener en cuenta para solicitar tu incapacidad permanente

Si buscabas información sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones, seguramente vayas a solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral al INSS. En GMJD somos expertos en este tipo de trámites y procesos, por ello, podemos informarte sobre todo lo que debes tener en cuenta para conseguir tu incapacidad permanente.

Como ya sabrás, para obtener este tipo de prestación, tienes que demostrar el hecho incapacitante y tu situación médica, además de cumplir ciertos requisitos. Pero, ¿cuáles son estos requisitos? Toma nota de todos ellos, porque te los explicamos a continuación.

Alta en la Seguridad Social

Para poder iniciar la solicitud de una incapacidad laboral, es fundamental tener un contrato laboral y estar cotizando a la Seguridad Social. También son válidas las situaciones de desempleo, excedencia forzosa o baja médica por enfermedad.

No obstante, has de conocer la excepción en este punto. Y es que, si padeces una enfermedad o lesiones por algún accidente no laboral, puedes iniciar tu solicitud sin estar dado de alta, siempre y cuando hayas cotizado un mínimo de 15 años, y de ellos, 3 años se hayan cotizado en los 10 anteriores.

Grados-de-incapacidad

No haber superado la edad de jubilación

No haber cumplido la edad legal de jubilación es un requisito indispensable. Sin embargo, has de saber que también puedes obtener tu incapacidad permanente en el caso de recibir un diagnóstico tardío. Es decir, si has estado trabajando y cotizando sin ser consciente de la enfermedad.

¿Y si he solicitado la jubilación anticipada? En este caso, aún estás a tiempo de iniciar tu solicitud, pero recuerda que sólo será posible hasta la edad legal de jubilación.

Mínimo de años cotizados

Los menores de 31 años deben haber cotizado, al menos una tercera parte del tiempo transcurrido entre sus 16 años y la edad que tenga cuando se produce el hecho causante.

Pero si el interesado tiene más de 31, el mínimo de cotización coincide con una cuarta parte del tiempo transcurrido entre los 20 años de edad y el momento en el que se produce el hecho causante (siendo necesario un mínimo de 5 años cotizados) Además, un tercio de ese periodo debe estar comprendido en los últimos 10 años.

En lo referente a la incapacidad permanente, los grados y sus prestaciones, cabe mencionar la dificultad que puede conllevar este tipo de procesos. De hecho, la obtención de la prestación correspondiente es un procedimiento más complejo de lo que parece. Por ello, contar con asesoramiento y ayuda profesional puede ser de gran utilidad en estos casos.

GMJD: la ayuda médico-legal que necesitas

En Grupo Médico Jurídico Durango contamos con un amplio bagaje y especialización en este tipo de trámites y procesos. Por ello, podemos atenderte y acompañarte durante las diferentes frases del procedimiento, ofreciéndote la información y la seguridad que necesitas para reclamar tu incapacidad permanente con las máximas garantías.

Si quieres contratar nuestros servicios, solicitar presupuesto o realizar alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Categorias

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

    *Campos obligatorios

    Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

    Pide
    tu cita

    Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.