ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

Incapacidad permanente absoluta

Caso de incapacidad permanente totalEn Grupo Médico Jurídico Durango hemos recibido una nueva sentencia estimatoria que queremos compartir con vosotros. Se trata de una sentencia del Juzgado de lo Social de Madrid, que declara a la demandante afecta de una Incapacidad Permanente Absoluta para cualquier profesión.

Lo llamativo del caso era que a la demandante se le había reconocido ya una Incapacidad Permanente Absoluta en 2014. Tras mantener esta calificación en la revisión de 2015, fue revocada totalmente en 2017. Por este motivo, se presentó la correspondiente reclamación previa y, posteriormente, la demanda judicial.

El cuadro médico por el que el INSS, en 2014, declaró a la demandante afecta de incapacidad permanente absoluta era el siguiente:

  • Trastorno de la conducta alimentara (TCA) de tipo restrictivo establecido
  • Rasgos de carácter obsesivo con descompensaciones frecuentes. Episodios recurrentes pendientes de filiación

En la revisión de 2015, se mantuvo la calificación como consecuencia de mantener y¡un cuadro clínico similar sin haber experimentado mejoría alguna. Es en 2017 cuando se revoca todo tipo de incapacidad, a partir del siguiente cuadro clínico:

  • Trastorno esquizofrénico tipo depresivo
  • Trastorno de espectro de esquizofrenia no especificado
  • Anorexia nerviosa

Es más, en el propio informe médico, se especifica que la demandante mantiene limitaciones de incapacidad permanente absoluta y que no presenta capacidad de resistencia a una actividad normalizada. Y menos aún, a ningún requerimiento laboral normalizado. A pesar de este cuadro clínico, se pasó de una Incapacidad Permanente Absoluta a no presentar ningún tipo de incapacidad.

A la vista de este cambio en la calificación y tras no prosperar la reclamación administrativa, se acudió a la vía judicial. De esta forma, gracias al trabajo conjunto de nuestro equipo médico y jurídico se consiguió demostrar que nuestra cliente no se encontraba capacitada para el desempeño de ningún tipo de trabajo. Se logró así que se emitiese la siguiente sentencia:

FALLO

“Que estimando la demanda interpuesta por …. contra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, debo declarar y declaro no haber lugar a revisar el grado de incapacidad permanente absoluta reconocido a la actora por el INSS con fecha 25 de marzo de 2014 y dejando sin efecto la Resolución de la Entidad Gestora de 30 de septiembre de 2017 y reponiendo a la actora en la prestación que venía percibiendo equivalente al 100% de la base reguladora de 1.305,77 euros y efectos económicos desde el 1 de octubre de 2017, condenando a las Entidades gestoras a estar y pasar por esta declaración con sus efectos inherentes”.

Os recordamos que si os han denegado una incapacidad, podemos ayudaros. Podéis llamarnos al teléfono 913076219 o enviar vuestra consulta en el siguiente formulario para que podamos daros cita con uno de nuestros peritos y que estudie vuestro caso.

 

Publicaciones relacionadas