fbpx
incapacidad-permanente-absoluta-por-ansiedad

incapacidad-laboral-por-sindrome-de-meniereLa incapacidad permanente absoluta por ansiedad es una realidad cada vez más frecuente entre los trabajadores de nuestro país, existiendo una serie de beneficios por esta incapacidad que deberías conocer de manera clara antes de iniciar un proceso de reconocimiento de estas características.

Es importante entender las enfermedades mentales incapacitantes como una causa más de incapacitación para cualquier trabajador, desterrando erróneos tabúes sobre aquellas personas que padecen ansiedad permanente o que pasan por un episodio depresivo grave en algún momento concreto de su vida.

baremo-incapacidad-permanente

Es importante entender las enfermedades mentales incapacitantes como una causa más de incapacitación para cualquier trabajador, desterrando erróneos tabúes sobre aquellas personas que padecen ansiedad permanente o que pasan por un episodio depresivo grave en algún momento concreto de su vida.

Es por ello que hoy en el blog de nuestro gabinete médico legal damos unas pequeñas pinceladas sobre la incapacidad permanente absoluta por ansiedad, explicándote aquellos aspectos que deberías conocer de una manera detallada y de la forma más sencilla posible.

No obstante, antes de entrar en materia, a continuación te dejamos otros artículos del blog de Durangopedia que el equipo considera que podrían resultarte de interés.

✍ ARTÍCULOS RELACIONADOS DE NUESTRO BLOG

INCACACIDAD PERMANENTE POR DEPRESIÓN Todo lo que tienes que saber

INFORME PERICIAL MÉDICO Definición y aspectos clave

INCAPACIDAD LABORAL POR HIPOACUSIA→ Conoce cuáles son tus derechos.

INCAPACITACIÓN POR ENFERMEDAD MENTAL → Una realidad cada vez menos silenciosa en nuestro país.

Antes de centrarnos en la incapacidad permanente absoluta por ansiedad, resulta importante contextualizar los trastornos de salud mental con carácter general,  no solo dentro de la población española, sino también en escenarios internacionales de una manera más que notoria.

incapacidad-laboral-por-deterioro-cognitivo

“El problema de los trastornos de salud mental es que, a las personas que los sufren, se les exige que actúen como si no los padecieran”

Esta cita podría representar a la perfección los problemas que sufren las personas que padecen trastornos de salud mental como ansiedad o depresión desde un punto de vista laboral.

Cuando nos realizan una intervención quirúrgica (por ejemplo, un procedimiento de artrodesis) o sufrimos cualquier otro tipo de enfermedad de notoria gravedad, el entorno que está a nuestro alrededor entiende a la perfección la necesidad de reposo absoluto con el objetivo de paliar las consecuencias de nuestro estado incapacitante.

No obstante, cuando padecemos cualquier tipo de enfermedad de salud mental, resulta muy fácil sufrir el estigma que se aprecia en la sociedad contemporánea al respecto sobre los problemas de salud de este tipo.

Es por ello que, en el lado contrario, cuestiones como la incapacidad permanente absoluta por ansiedad u otros trastornos como la depresión son realidades que alzan su voz cada vez con más fuerza dentro de las principales sociedades contemporáneas.

En  caso de estar padeciendo este tipo de problemas, resulta imperativo dejarse ayudar por profesionales de la medicina, olvidando tabúes o estigmas erróneos que carecen de cualquier base médica, entendiendo que estos son un tipo de problemas que cualquiera podría llegar a experimentar en algún momento de su vida.  

INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA POR ANSIEDAD → El carácter absoluto de este tipo de incapacidad.

Centrándonos en la ansiedad como enfermedad incapacitante, en base a los grados de incapacidad reconocidos por nuestro ordenamiento jurídico (artículo 194 del Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre ) el estado incapacitante del sujeto por este tipo de trastornos tendría como norma general un carácter total o absoluto.

La incapacidad permanente total refiere el estado incapacitante por el cual el sujeto se ve incapacitado para realizar todas las actividades que implicaría su profesión habitual, al menos con la eficacia y productividad que estas requieren, a pesar de que sí podría realizar otro tipo de actividades profesionales.

No obstante, a efectos prácticos, cuando los trastornos de salud mental alcanzan una gravedad notoria, superando una baja temporal para dar lugar a una incapacitación de carácter permanente, es de lógica que el sujeto se vea incapacitado para realizar cualquier tipo de profesión, siendo necesario solicitar una pensión por incapacidad permanente absoluta.

A este respecto, y con carácter general, es importante ser conscientes de que, es habitual que los trabajadores experimentan una diversidad de patologías relacionadas con la salud mental que en su conjunto den forma al estado incapacitante del sujeto.

Así por ejemplo, una persona que padece un episodio depresivo crónico es muy probable que también manifieste problemas de ansiedad generalizada.

consejos-para-pasar-un-tribunal-medico-por-depresion

A este respecto, dejarnos ayudar por profesionales de la medicina es clave para demostrar tanto la patología que estamos padeciendo (por ejemplo, un trastorno depresivo mixto) como la forma en la que esta condiciona nuestra capacidad como trabajadores, no cayendo en generalizaciones y analizando las características concretas de cada caso en particular.

INFORME MÉDICO PERICIAL → Elemento clave para tramitar nuestra reclamación.

Todos los escenarios detallados a continuación no hacen más que reforzar la importancia de contar con un informe médico pericial en los procesos de reclamación de estas características.

Si deseamos reclamar una incapacidad permanente absoluta por ansiedad, deberemos someternos al examen del tribunal médico por primera vez. No obstante, en caso de que una baja laboral se prolongase por un periodo superior a un año, es probable que sea el propio tribunal quien nos llame para realizar el correspondiente examen de valoración médica.

No obstante, la valoración y examen que realiza este tribunal es de carácter superficial, algo que resultaría claramente insuficiente para este tipo de trastornos de salud, los cuales condicionan de una manera absolutamente diferente a cada paciente, a pesar de poder apreciarse una sintomatología común en todos ellos.

Por otro lado, el estigma social que mencionamos anteriormente se aprecia, aunque sea de manera indirecta, en cualquier reclamación de una incapacidad permanente absoluta por ansiedad.

Si bien anteriormente resultaba más o menos sencillo obtener una pensión cuando nos encontrábamos en un estado incapacitante, lo cierto es que la tendencia apreciada en los últimos años es del todo negativa, concediéndose tan solo un 30% de las incapacitaciones solicitadas.

No obstante, también es importante valorar que los tribunales de nuestro ordenamiento legal son conocedores del aumento del grado de afección de este tipo de enfermedades sobre la sociedad española, por lo que si bien es posible que el tribunal médico nos deniegue la incapacidad solicitada, siempre tendremos la puerta abierta para interponer una reclamación contra su resolución , y, en caso de que esta sea desfavorable de nuevo, acudir a los tribunales competentes para que este órgano determine cuáles serían nuestros derechos médico – legales.

En caso de llegar a sucederse este escenario legal, el informe médico pericial representaría la perfecta prueba fáctica sobre la que elaborar nuestras alegaciones como parte del proceso, demostrando de manera clara al tribunal cuál es nuestro estado real incapacitante y hasta qué punto condiciona el normal desarrollo de nuestras actividades de trabajo o profesión habitual.

reclamar-una-incapacidad-por-ansiedad

Sobre esta base, y con el objetivo de ofrecer las máximas garantías a nuestra cartera de clientes, se desarrolló la línea de trabajo de nuestro gabinete médico legal.

Grupo Médico Jurídico Durango nacía como un centro especializado en peritaciones médicas hace más de 30 años. No obstante, con el objetivo de reforzar la seguridad de nuestra cartera de clientes, al poco tiempo incluimos los servicios de defensa legal especializados en este tipo de procesos de reclamación.

En nuestro gabinete realizamos un informe previo de viabilidad y, solo si el resultado es favorable, procederemos a la elaboración del informe médico que permita demostrar de manera clara tu estado incapacitante.

¿NUESTRO OBJETIVO? Evitar el desgaste emocional que de manera clara llevan asociados este tipo de procesos.

En  caso de que no cuentes con una ayuda legal especializada, te proporcionaremos un equipo jurídico que se encargue de tramitar las diferentes fases que compongan tu proceso de reclamación.

Si te gustaría reclamar una incapacidad permanente absoluta por ansiedad, ponte en contacto con nuestro equipo.

Por el contrario, si deseas saber cuál es la pensión que recibirías en caso de obtener un resultado favorable tras el fin del procedimiento de una manera aproximada, a continuación te dejamos la calculadora especializada de nuestro gabinete médico – legal.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Call Now Button