ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

Caso de incapacidad permanente totalCompartimos con vosotros un nuevo caso de éxito. Acabamos de recibir sentencia estimatoria reconociendo a una de nuestras clientes la incapacidad permanente absoluta. Cobrará una pensión del 100% de su base reguladora.

En enero de 2017 la paciente presentó la solicitud y se le reconoció una incapacidad permanente total para su trabajo de administrativa. Tras estudiar su caso, en Grupo Médico Jurídico Durango vimos posibilidades de obtener una incapacidad permanente absoluta, por lo que se presentó reclamación previa. Desestimada esta, fue necesario presentar la correspondiente demanda judicial. Ha sido ahora cuando nos han dado la razón y nuestra cliente ha visto reconocida la incapacidad permanente total.

Patologías de la demandante

El cuadro clínico de la paciente era el siguiente:

  • Artropatía psoriásica B27 negativo, CW6 positivo de predominio axial y dactilitis.
  • BASDAI: 8.8. BASFI: 8.6.
  • Dolor axial norturno e importante rigidez matutina
  • Sacroileitis grado II-III derecha y II izquierda.
  • Tiene contraindicada la realización de esfuerzos. No puede cargar peso. Presenta dolor al subir y bajar escaleras, cansancio generalizado, no puede realizar bipedestación, sedestación ni deambulación prolongada por dolor. Claudicación intermitente.
  • La demandante tiene antecedentes de ansiedad y síndrome depresivo. Estuvo en tratamiento antidepresivo hasta noviembre de 2011. En mayo de 2018 tuvo una crisis de ansiedad resuelta.
  • En enero de 2018 inició terapia biológica. Tras 12 semanas de tratamiento, la demandante continuaba con dolor inflamatorio, en hombros y rodillas.
  • La patología de la actora cursa con brotes, que empeoran su estado.

Nuestro equipo médico-jurídico pudo demostrar en el juicio como estas patologías limitaban la actividad laboral de nuestra cliente. Así, no solo le imposibilitaban su trabajo como administrativa sino cualquier otro trabajo. De esta forma, examinada la prueba pericial, se emitió la siguiente sentencia:

FALLO

“Que, estimando la demanda interpuesta por… contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social.

  1. Declaro a la demandante en situación de incapacidad permanente absoluta, con derecho al cobro de una pensión equivalente al 100% de una base reguladora de 1.238,51 euros al mes, con efectos desde el 17 de abril de 2018, con las mejoras y revalorizaciones que procedan.
  2. Condeno al Instituto General de la Seguridad Social y a la Tesorería General de la Seguridad Social a estar y pasar por ello, debiendo abonar el primero la indicada prestación a la demandante.”

Os recordamos que, si estáis en situación similar, podemos ayudaros. Podéis llamarnos al teléfono 913076219 o enviar vuestra consulta en el siguiente formulario para que podamos daros cita con uno de nuestros peritos y que estudie vuestro caso.

madrid excelente

Call Now Button