Fibromialgia

FibromialgiaLa fibromialgia tiene un diagnóstico intrincado. Esto hace que sea todo un reto para abordar su tratamiento y para los temas administrativos y jurídicos laborales, ya que estamos ante una enfermedad que limita la capacidad del paciente que la padece.

Estamos ante una patología difícil de acreditar por los síntomas, los cuales hacen complicado dar un diagnóstico exacto de la enfermedad. Esto hace que sea complejo que tanto el INSS como el Juzgado de lo Social lo identifiquen.

Esta enfermedad se manifiesta por la dificultad que tienen los que la sufren para dormir, rigidez matutina, frecuentes dolores de cabeza, periodos de menstruación dolorosos, sensación de hormigueo o de adormecimiento de manos y pies, así como falta de memoria o dificultades para poder concentrarse.

Todo esto hace que tengan que relacionarse sus síntomas con la capacidad laboral que se vea perjudicada al padecer la fibromialgia.
 

La fibromialgia, enfermedad invisible. ¿Cómo se puede diagnosticar?

Tenemos un cuadro complicado de definir y valorar por los tribunales que se encargan de poner los límites en el plano laboral de la enfermedad. En cuanto a la posibilidad de simulación, de los 18 puntos (llamados “gatillos”) de gran dolor de la enfermedad, son 11 los que se necesitan para hablar de un cuadro de fibromialgia.

Los 18 puntos gatillos fibromialgia

Como podemos imaginar, hacer el diagnóstico es difícil, pues hay que excluir las fibromialgias reales y hacer un diagnóstico de los que sean simulados.

El dolor y la fatiga que forman parte de la fibromialgia hacen que en muchas ocasiones sea una enfermedad en la que pocos trabajadores se benefician de la mentira, pero muchos que realmente la sufren, se quedan sin un diagnóstico ajustado a la enfermedad, lo que da lugar a un futuro laboral poco claro.

En el caso de que se diagnostique una fibromialgia ¿podría conllevar una incapacidad permanente absoluta a la hora de desempeñar las actividades laborales?

En el artículo 137.5 de la LGSS, se habla de esta incapacidad permanente absoluta como la que se encarga de inhabilitar totalmente al trabajador para una profesión u oficio.

Como dijimos, es complicado que esto ocurra, pues el grado de incapacidad debe impedirle todo tipo de posibilidad física para hacer un trabajo y también entran dentro las personas que no puedan hacer con eficacia las tareas en el ámbito laboral.

No hace mucho, en la sentencia nº 1403/2015, de 24 de febrero de la sala social del TSJ de Cataluña dejaba claro que el dolor y la fatiga importante que tenía una trabajadora no hacen posible apreciar “capacidad laboral alguna en términos de rendimiento, continuidad y eficacia durante toda una jornada laboral, por lo que ha de estimarse correcta la incapacidad permanente absoluta reconocida en la sentencia de instancia”. Por lo que en ocasiones si que es reconocida convenientemente.

 

Conclusiones

En un caso como es el de la fibromialgia que abordamos, hay que tener meridianamente claro que es una enfermedad que tiene un importante carácter psicosomático por la estrecha relación que tiene con una serie de casos de ansiedad y depresión, cuando no de estrés, que es posible que lleven a una incapacidad permanente absoluta.

Teniendo en cuenta las características de esta enfermedad, la detección no se basa en pruebas de laboratorio, llamémoslas tradicionales, como pueden ser las radiografías o las ecografías.

Además de estas circunstancias especiales, debemos sumar la conexión existente que hay entre la mente y lo físico, puesto que los dolores crónicos con frecuencia van aparejados a dolencias psíquicas, siendo de gran dificultad la justificación y encuadre de esta patología.

Al final todo esto complica el diagnóstico para fundamentar la petición de la incapacidad permanente. Todo esto hace que el órgano administrativo primero y el judicial en segundo término, tendrán que basar sus resoluciones en dictámenes de peritos médicos, algo de gran importancia para la detección exacta de la enfermedad y para encuadrarla en el esquema de prestaciones que tiene la Seguridad Social.

En Grupo Médico Jurídico Durango tenemos experiencia en el peritaje médico para la defensa de incapacidades resultado de la fibromialgia. Consúltenos a través del siguiente formulario o llámenos al  913076219. Nosotros podemos ayudarle.

Publicaciones relacionadas