Eutanasia en España

Eutanasia en España

Eutanasia en EspañaEn la actualidad, nuestro país no tiene una ley que hable de la Eutanasia de forma específica, aunque más de la mitad de los españoles, por los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), creen que esta práctica debería estar regulada en el territorio español.

¿Qué es la Eutanasia?

La Eutanasia es un proceso donde se quita la vida a una persona gracias a unas acciones clínicas que le dan a esa persona el fin de los padecimientos que tenga, con la muerte.  En la Eutanasia existen varios tipos, pero existen dos que son los principales:

☞ Eutanasia por acción

Se le administra al paciente una serie de medicamentos para que muera sin sufrimiento alguno ni sienta trauma por morir. En la mayor parte de las ocasiones, la eutanasia por acción se da a las personas que no tienen remedio médico posible y a los que desean dejar de sufrir, momentos en los cuáles la vida no es sino un sinónimo de padecimientos y dolores.

Esta clase de Eutanasia deben autorizarla los familiares cuando el paciente esté en estado vegetativo y que se sepa realmente que no va a despertar de su situación.

☞ Eutanasia por omisión

En ella se interrumpe el tratamiento que tenga establecido el paciente en cuestión, puesto que se sabe que, realmente, continuar con el mismo no tiene ningún fin positivo en la mejora del enfermo.

Los pacientes que reciben esta clase de Eutanasia tienen una enfermedad en un estado avanzado donde no merece la pena intentar que mejore porque es irreversible.

En estos casos hay personas que desean morir en su domicilio, por lo que muchas veces, con el consentimiento de la propia familia o incluso el propio paciente, se produce un traslado desde el centro hospitalario para que pueda fallecer en su domicilio.

La Eutanasia en la actualidad

El debate que se genera en las sociedades modernas, tanto en lo moral como en lo religioso, suscita controversias, pues para muchas personas la decisión de morir solo corresponde a Dios y la interrupción de la vida por motivos médicos es un asesinato u homicidio.

Sin entrar en consideraciones de este tipo, en el mundo hay países que prohíben la Eutanasia, pero también hay otros donde sí está permitido e incluso hay clínicas especializadas en ella. Esto podemos verlo en Holanda, donde cuentan con una institución que se encarga de quitar la vida a los pacientes, siendo un servicio que ofrecen a las personas que desean dejar de vivir.

Consecuencias legales de la Eutanasia en España

Lo más próximo es el artículo 143 del Código Penal español, que deja claras las siguientes penas:

  • Si se induce al suicidio a otra persona la pena de prisión puede ser de cuatro a ocho años.
  • Los cooperadores con actos necesarios al suicidio de una persona tendrán una pena que va de los dos a los cinco años.
  • Cuando la cooperación llegue al extremo de la ejecución de la muerte, la prisión pasa a ser de seis a diez años.
  • En el caso de que se cause o coopere con actos necesarios a la muerte de otra persona cuando padezca una enfermedad grave que le lleve a una muerte o que tenga padecimientos complicados de soportar, se atenúa la pena. El castigo es la pena inferior en uno o dos grados de los dos anteriores puntos.

Actualmente, como podemos ver, la colaboración en estos actos está prohibida por la legislación española, que por el momento no ha querido entrar en un debate en profundidad en cuanto a un tema que es controvertido.

Donde todo el mundo coincide es en la necesidad de que, antes o después, todas las partes de la sociedad deberán llegar a un acuerdo sobre la aplicación o no de la Eutanasia en nuestro país.

Deja un comentario

Tú dirección email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *