estafa y demanda

Indemnización por estafa

A raíz de la inminente acusación por estafa al que se enfrenta la quebrada empresa Funnydent, se sobrevienen unas series de situaciones que sería interesante analizar desde un punto de vista jurídico.

Este  tipo de estafa tiene mucho precedente, basta con tirar de la hemeroteca para encontrar un listado de casos en los que un entramado delictivo suele acabar en los juzgados de lo Social o Penal.

Independientemente de las imputaciones y posibles consecuencias que pueda acarrearle al administrador, que ahora mismo puede estar siendo procesado, están los damnificados, aquellos que han pagado por un servicio pero se han encontrado de cara con una situación que les llena de incertidumbre.

¿Qué puede hacer un afectado por este fraude? Lo primero que se recomienda es escribir una carta a la empresa vía burofax, donde se confirme su intención de rescindir el contrato por incumplimiento contractual si en diez días no se cumple lo acordado.

Como es evidente que la empresa no va dar repuesta a su petición, el siguiente paso será interponer una demanda en el juzgado de la Primera Instancia, para exigir la indemnización de las cantidades abonadas, más los daños y perjuicios que se deriven.

En el artículo 101 del código civil se recoge “Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y de los que cualquier modo contravinieren al tenor de aquellas”

Por otro lado está la financiera, la cual avaló el préstamo para la ejecución del frustrado encargo. Esta entidad le creará una disyuntiva a los afectados en razón de seguir pagando las cuotas impuestas, o suspender los pagos hasta  el final del litigio.

La Ley del crédito al consumo 

afirma “cabe instar la resolución del contrato de crédito vinculado al contrato principal”.

Por todo lo anterior, se recomienda seguir pagando las cuantías mensuales hasta pasado los diez días de plazo que se le concede a la compañía que ha cometido la falta. El incumplimiento de las mensualidades puede generarle uno que otro percance innecesario en el futuro, tales como: devengo de intereses de demora, verse incluido en ficheros de morosos u otras reclamaciones por parte de la financiera.

Desde el Grupo Médico Jurídico Durango queremos ayudarle a conseguir la máxima indemnización. Contamos un equipo multidisciplinar de profesionales dispuestos a llevar su caso desde el principio hasta la resolución del mismo.

Llevamos 28 años implicados con las diversas áreas del derecho, los que nos han servido de experiencia para solventar con éxito más de 25 mil casos. Llámenos a este teléfono 91 307 6219, o rellena el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudian la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Publicaciones relacionadas