ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

espondiloartritis

El Grupo Médico Jurídico Durango os comparte una nueva sentencia emitida en los juzgados de lo Social de Madrid. La misma es el resultado de un proceso de tramitación de una incapacidad permanente absoluta. Esta resolución fue ganada al Instituto Nacional de la Seguridad Social.

La demandante que se desempeña como oficial administrativo, le fue concedida una incapacidad permanente total el 28 de septiembre de 2011, la cual se ratificó el 17 de diciembre de 2013, por no producirse variación en el estado de las lesiones que padece.

Ante este resultado se interpone una demanda, por entenderse que la actora ha sufrido un agravamiento en el transcurso de sus lesiones, presentándose una reclamación previa que también fue rechazada por el organismo de salud.

La actora presenta el siguiente cuadro clínico: espondiloartritis, espondilosis cervical, Síndrome fibromialgico, Síndrome de fatiga crónica, hernia discal, posterolateral, hipertrofia de ligamentos.

También padece de intolerancia a anti TNF, infección tuberculosa latente, trastorno depresivo recurrente, limitación de movimientos de ambos hombros, lumbalgia, catarata y ojo seco y un grado de discapacidad de un 70%.

Cabe mencionar que esta sentencia fue llevada al Tribunal Superior de Justicia, a través de un recurso de suplicación, ratificando el mismo la invalidez de la demandante con grado de permanente absoluta.

La incapacidad permanente es definida en el artículo 136 de la Ley de la Seguridad Social, como la situación del trabajador, que después de haber estado sometido al tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas y funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas que disminuyan o anulen su capacidad laboral.

El grado de la incapacidad es la absoluta, o sea, esta que le impide realizar cualquier tipo de trabajo dado los numerosos menoscabos físicos y psíquicos que sufre la demandante.

Por medio del informe médico pericial ─emitido por la médico perito─ Ruiz Mialdea, pudo constarse que la actora está limitada para realizar cualquier tipo de actividad laboral, ya que sus dolencias y grado de discapacidad así lo señalan.

En resumen, el Tribunal Superior de Justicia le concede la incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo, con derecho a percibir una pensión igual al 100% de su base reguladora más mejoras y revaloraciones.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Llámenos al teléfono 91 307 6219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Póngase en contacto con nosotros, trabajamos en toda España, estaremos encantados de ayudarle.

Publicaciones relacionadas