Prevenir enfermedades en Otoño

Enfermedades Típicas del Otoño y su Prevención

Prevenir enfermedades en OtoñoAl llegar el otoño se producen muchas enfermedades típicas de la estación. Vamos a mostrarte las más comunes. Una buena parte de ellas tienen estrecha relación con los resfriados que se curan mal. ¿Quieres conocerlas para prevenirlas?

Resfriado

Una de las enfermedades reinas del otoño, aunque puedes sufrirla durante todo el año. Se reconoce fácil esta enfermedad en el momento en que la nariz se ha puesto a moquear o se puede taponar. Además de estos síntomas, se suman los estornudos y el dolor de garganta. Al resfriado se le acompaña de una fiebre moderada, perdiendo apetito y, en muchas ocasiones, con dolor de cabeza.

Los síntomas de los que hemos hablado suelen durar los dos primeros días, momento el cual es donde es conveniente que se cure, de lo contrario se producen otras infecciones como la sinusitis y la otitis.

Son muy recomendables los sprays para la garganta, limpiadores de cavidades nasales e hidratación. Un resfriado suele durar de dos a cinco días.

Sinusitis

Se suele denominar como “la hermana del resfriado”, pero tiene mayor gravedad, provocando dolores de cabeza, dientes y, en ocasiones, de oídos. La sensación que se tiene es de la de sufrir una gran presión dentro de la cara. La fiebre y la tos son comunes, lo mismo que secreciones amarillentas o verdosas por las fosas nasales (nariz).

Rinitis alérgica

Estos síntomas son similares a los del resfriado. Se producen estornudos, nariz con mocos y también picores de garganta, ojos y nariz. Los picores en especial se deben al alergógeno y que suele ser causa principal de los síntomas. Es recomendable hacer un test de alergia.

La Gripe

Una enfermedad que tarda poco en dejarnos en fuera de juego. Se produce una fiebre fuerte, escalofríos, y una sensación de cansancio general acompañado de dolores de tipo muscular.

A estos síntomas pueden sumarse la tos y los dolores de cabeza, durando la gripe cerca de una semana. Los analgésicos son unos de los medicamentos para poder bajar la fiebre y son uno de los principales tratamientos para atacar a la enfermedad. Los colectivos de mayor vulnerabilidad son niños y personas de avanzada edad.

Debemos tener claro que tiene gran peligro en personas de riesgo, caso de los enfermos de asma y problemas cardiacos. Esta enfermedad hace que las personas tengan, en determinadas ocasiones, un riesgo de sobreinfección, lo que provoca una neumonía. La vacunación es un remedio de gran eficacia para la prevención de la gripe.

La tos

En el caso de la tos seca, está caracterizada por una crisis en la que se produce una tos repetida que no tiene secreción y que suele causar el molesto dolor de garganta. Existe la posibilidad de que se cure con los jarabes antitusivos.

Si hablamos de la tos con mucosidad, esta tiene secreciones en las vías respiratorias, mejorando con un jarabe expectorante que suele convertir en fluido las secreciones secas y así es más sencillo que se expulsen.

Cuando se bebe mucho, es posible que las secreciones secas, también se vayan pasando al estado líquido. Tanto la tos seca como la de mucosidad, suelen curar de forma diferente y están acompañadas por los síntomas del resfriado o  de la gripe.

Como has podido ver, estas son las enfermedades que suelen aparecer más con la llegada del otoño. Esta es la razón por la que cuando comienzan los primeros fríos, lo realmente importante es cuidarnos mucho y así podremos tener un invierno en plena salud.

Prevención de las enfermedades típicas de otoño

Algunos consejos para evitar contagiarse con las enfermedades más comunes:

  • Cuando se estornuda o tose, cúbrase la boca y la nariz, lo mejor es usar el antebrazo al toser para que las partículas no caigan en la mano y así no se contagie a otras personas.
  • No comparta vasos, cubiertos o alimentos.
  • El contacto directo con personas que están enfermas es mejor evitarlo. Si el enfermo es usted, lo mejor es mantener una distancia prudente con otras personas y así evitar que otros se contagien.
  • Algo tan simple como lavarse las manos con frecuencia puede evitar muchos contagios. Al llegar a la casa, antes de cada comida, lávese las manos.
  • Comer sano y hacer ejercicio es otro de nuestros consejos para llevar una vida sana y evitar que las defensas de tu cuerpo bajen.

Lo mejor para evitar las enfermedades es la prevención ¡Mucha salud para los meses venideros!

Deja un comentario

Tú dirección email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *