Enfermedades profesionales sector del metalEl sector del metal conforma, desafortunadamente, uno de los sectores con mayor siniestralidad. Bien sea, por accidentes laborales o enfermedades profesional. Dentro del espectro de riesgo que sufren los trabajadores del sector metal, se pueden mencionar los pinchazos, las caídas, los cortes, objetos pesados que pueden ocasionar lesiones, sufrir aplastamiento por maquinaría de gran calibre, quemaduras, hacer esfuerzos gigantescos para manipular carga, incluso enfermedades como el cáncer, causadas por químicos como: amianto y auralita.

Es necesario para los trabajadores conocer el impacto real, que tiene para la salud. La exposición prolongada a condiciones de trabajo y riesgos como agentes físicos. En España existen alrededor de 160 mil empresas del sector metálico, que dan empleo a 1.350.000 personas, que están expuestas a enfermedades profesionales que se producen por riesgos higiénicos y ergonómicos.

Riesgos higiénicos

Elevado ruido asociado a trabajos de calderas, fundiciones, destacando la pérdida de audición; enfermedad profesional más común en la UE. Por otro lado, los agentes químicos como la absorción de tóxicos, gases, vapor o aerosol. Y los agentes biológicos, que son aquellos derivados de la contaminación, o del contacto con bacterias, hongos.

Enfermedades profesionales asociadas al sector del metal

Se destacan las enfermedades respiratorias, del sistema nervioso, cáncer, enfermedades de la piel, hepáticas y/o renales. En la segunda categoría el estrés relacionado con el trabajo, que puede provenir de múltiples factores; ruido incluso en niveles muy bajos, pérdida de concentración y la conjunción de varios factores de riesgo.

Más de 2 millones de enfermedades vinculadas a las vías respiratorias se producen al año en la industria del metal, según la Organización Mundial de la Salud. Muchas de ellas, de índole crónica por exposición a gases, vapores, humos.

Sin embargo, la enfermedad con mayor repercusión es la silicosis, de carácter irreversible, que se produce por la inhalación de partículas de sílice, que emergen al realizar actividades como romper, aplastar, perforar o triturar materiales con sílice cristalina. Los síntomas suelen aparecer 15 años después, incluye la dificultad para respirar, tos, pérdida de peso, sudores nocturnos, debilidad y dolores en el pecho.

En Grupo Médico Jurídico Durango contamos con un equipo que pueden valorar las secuelas relacionadas de realizar este tipo de trabajo con enfermedades relacionadas con el metal. Nuestro

Llámenos al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.

Publicaciones relacionadas