Enfermedad Común

Enfermedad Común

Enfermedad ComúnEn ocasiones podemos encontrarnos sin posibilidad de acudir a nuestro trabajo por motivos de salud. Este es el caso de la enfermedad común. Vamos a ver qué derechos y obligaciones tienen trabajador y empresa cuando se produce una enfermedad común.

Cuando se producen faltas esporádicas

El quedarnos en casa no es una opción. Si no se va a trabajar, o si el malestar se produce en el trabajo, debemos acudir a nuestro médico de cabecera. En caso de que no sea posible, habrá que dirigirse a Urgencias.

Generalmente, la empresa lo que hace es descontar de la nómina del trabajador la cantidad que equivalga al día de trabajo, pudiendo también incluir la parte proporcional de las pagas extraordinarias a las que tuviese acceso, con la salvedad de que un pacto interno o convenio disponga que cuando hay ausencia de corta duración no se produzca ningún descuento. Si la ausencia dura más de 3 días el trabajador puede solicitar una prestación por incapacidad temporal.

No debemos olvidar que, si se producen ausencias reiteradas en el tiempo, el contrato puede extinguirse.

 

La incapacidad temporal

Este tipo de incapacidad se produce cuando un trabajador no puede acudir a trabajar durante un periodo largo de tiempo por enfermedad común, accidente laboral o una enfermedad que derive de accidente laboral o del trabajo. El periodo no deberá ser mayor a un año, salvo que el Instituto Nacional de la Seguridad Social haga una prórroga de seis meses más al estimar que el trabajador, en ese periodo de tiempo extra, pueda recuperarse. Para más información, de clic en en enlace Incapacidad temporal.

Si hay enfermedad común, el trabajador deberá ir al médico de la Seguridad Social, que el cuarto día de su baja extenderá el denominado “parte de confirmación”. Estos se recogen cada semana y se entregan en la empresa. No los tiene que llevar el mismo trabajador, pudiendo ocuparse un amigo o familiar para hacerlos llegar a quienes corresponda.

Algo que deberá tener claro el trabajador es que tendrá que seguir las indicaciones del personal médico para que mejore su estado de salud, sin realizar trabajos en el periodo de la baja e ir a los reconocimientos médicos periódicamente. En caso de que no cumpla con sus obligaciones, la empresa le podrá despedir mediante despido disciplinario.

Si hablamos de la empresa, tendrá que continuar cotizando por su empleado a la Seguridad Social, realizando las retenciones del IRPF que correspondan, lo que se sumará al periodo de antigüedad en la empresa.

Otro aspecto que debe cumplir el empresario es que deberá conservar el puesto de trabajo del trabajador en cuestión, por lo que deberá devolvérselo y tendrá que tener las mismas características cuando regrese a la actividad laboral. Los cambios deberá aprobarlos el trabajador si se producen.

 

¿Cómo funciona la baja por enfermedad común?

La baja por enfermedad común funciona de la siguiente manera:

  • Los 3 primeros días no se cobra
  • Del día 4 al 15 la empresa es la que se encarga de pagar lo que corresponda a la baja.
  • Del 16 en adelante la seguridad social es la que toma la responsabilidad de asumir el coste de la baja. El dinero sale de la empresa, pero después se descuenta de los seguros sociales a pagar.
  • Ten en cuenta que del día 4 al 20 se paga el 60 % de la Base Reguladora.
  • Del 21 en adelante se llega a pagar el 75 % de la base.

Como puedes ver, la enfermedad común también está sometida a una serie de reglamentos ampliamente regulados, lo que hace posible que haya una mayor seguridad a la hora de que, tanto los trabajadores como las empresas, puedan sobrellevar de la mejor manera este periodo de tiempo en el que el trabajador no puede realizar su actividad laboral.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *