causas del cansancio
fatiga crónica

fibromialgia

El síndrome de fatiga crónica (SFC) es un trastorno complejo que se caracteriza por un cansancio extremo que no mejora con el descanso, y que perdura durante más de seis meses. Algo tan básico como el esfuerzo físico o mental puede empeorar de manera notable la intensidad de la fatiga. Las personas que padecen el  síndrome de fatiga crónica con frecuencia realizan actividades a un nivel mucho menor de lo que eran capaces antes de que apareciera la enfermedad, motivo por el cual puede limitar de forma considerable su capacidad laboral.

El síndrome de fatiga crónica, también llamado encefalomielitis miálgica, puede dañar de manera progresiva al sistema inmunitario, el neurológico, el cardiovascular y el endocrino. Se trata de una patología bastante nueva que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha tardado en considerar como una enfermedad neurológica grave.

A pesar de las investigaciones científicas sobre el síndrome de fatiga crónica, las razones que la provocan no han sido todavía identificadas. Se intenta averiguar si puede estar causada por alguna infección concreta, o pueda tener alguna relación con cambios que se producen en el sistema inmunitario. Según se ha podido observar, es posible que personas con alergias o intolerancias puedan tener una mayor predisposición para sufrir el síndrome de fatiga crónica.

Junto al cansancio intenso propio del síndrome de fatiga crónica, es muy común que se manifiesten una gran cantidad de síntomas relacionados, entre los que se encuentran: fiebre leve, sueño no reparador, intolerancia a la luz, intolerancia al sonido y a los cambios de temperatura, dolor muscular y articular, sensibilidad electromagnética, pérdida de las capacidades de concentración y memoria, problemas psicológicos como la depresión, etc.

La patología aparece en su mayor parte en adultos, específicamente mujeres de entre 30 y 50 años, sin embargo también afecta en un pequeño porcentaje a los adolescentes. Cuando se trata de adolescentes, el síndrome de fatiga crónica suele ser responsable  de un bajo rendimiento académico ya que este puede provocar un impacto negativo en su función de procesamiento de información, en su memoria y atención, y en consecuencia en su capacidad de aprendizaje.

Los jóvenes suelen mejorar con el tiempo más que las personas adultas. Algunos pacientes afirman que no han llegado nunca a recuperar las capacidades físicas y mentales que poseían antes de que les diagnosticaran el síndrome de fatiga crónica, mientras que otros se recuperan totalmente al cabo de entre 6 meses y un año.

El hecho de que no muestre ningún marcador físico claro y que presente una gran cantidad de síntomas, hace que el síndrome de fatiga crónica sea difícil en su reconocimiento. No hay análisis de sangre, biopsias musculares ni radiografías que autoricen diagnosticarlo. Esta dificultad de diagnóstico se acentúa aún más si tenemos en cuenta que comparte bastantes similitudes con la enfermedad de la fibromialgia, por lo que en ocasiones pueden confundirse entre sí.

Ambas enfermedades se consideran emergentes, generan sufrimiento físico y pueden provocar limitaciones funcionales. Las compatibilidades entre el síndrome de fatiga crónica y la fibromialgia son las siguientes:

– Insomnio, dolores de cabeza, dolor articular, lentitud mental, depresión, cansancio, y mayor incidencia en mujeres que en hombres.

Por suerte hay otro tipo de indicativos que nos permiten diferenciar una patología de la otra:

– Fibromialgia suele aparecer en una edad comprendida entre los 45 y los 55 años, mientras que el síndrome de fatiga crónica suele aparecer entre los 29 y los 35 años.

– La fibromialgia no provoca fiebre, entonces sí puede causar el síndrome de fatiga crónica.

– La fibromialgia mejora con el ejercicio y el sueño, entre tanto que el síndrome de fatiga crónica empeora con el ejercicio y no mejora con el sueño.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado en los expedientes de incapacidades y discapacidades por diferentes patologías. Infórmese sin compromiso al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.
Nuestros médicos peritos estudiarán la viabilidad de su caso a fin solicitar con éxito el proceso ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Publicaciones relacionadas