divorcio y sus tipos

El Divorcio

divorcio y sus tiposCuando hablamos de divorcio lo hacemos de un proceso de tipo judicial que es uno de los que más se producen en nuestro país. Vamos a definir qué es, conoceremos sus tipos y el procedimiento para llevarlo a buen fin. ¡Comenzamos!

¿Qué es el divorcio?

El divorcio, de forma resumida, se produce cuando se disuelve el vínculo matrimonial que dos partes contraen en un determinado momento de sus vidas. Esto hace que, cuando se produce, los cónyuges en caso de que quieran, puedan volver a contraer matrimonio civilmente. Solo hay una condición que a nivel legal se establece y es que deberán haber pasado tres meses o más desde que se produjo la unión en matrimonio.

Para que se produzca el divorcio, las dos partes inmersas pierden los derechos y obligaciones que se generaron cuando los dos tomaron la decisión de casarse, como por ejemplo los derechos a nivel sucesorio, pensiones de viudedad, obligación de prestación de alimentos, el deber de la fidelidad y de la ayuda, etc.

El acuerdo de divorcio, tenemos que tener claro que mantiene las obligaciones respecto a los hijos, en caso de que los haya, puesto que estas obligaciones provienen de la relación de parentesco, no de la pura unión del matrimonio. Estas obligaciones estarían vigentes, aunque no existiese matrimonio.

Los dos cónyuges tienen el derecho a solicitar el divorcio a la otra parte, tanto si hay motivo o causa como de no haberla. Debemos dejar claro que, después de la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la ley 15/2005, que regulaba el divorcio en España, no hace ya falta que exista una separación judicial previa para que un matrimonio se disuelva.

Tipos de divorcio existentes en España

Actualmente en nuestro país hay dos clases de divorcio distintas: el de tipo contencioso y el de común acuerdo. De todas formas, reiteramos que solo hay un requisito a la hora de solicitarlo y es que deberán, como mínimo, haber pasado 3 meses desde que se contrajo matrimonio. Solo es necesaria la voluntad de una de las partes para que se produzca.

El divorcio de común acuerdo

Estamos ante un divorcio rápido, sencillo y fácil para las dos partes. Todo ello es debido a que los dos cónyuges terminan acordando todos los términos relacionados con la propia causa, puesto que no hace falta una sentencia judicial.

Si queremos que un divorcio sea de mutuo acuerdo, es necesario que se produzcan estas condiciones:

  • Los cónyuges tienen que estar de acuerdo en la disolución del vínculo matrimonial. Este hecho costará en el convenio regulador que exista y será ratificado por el juez competente en la causa.
  • Deberán haber pasado tres meses desde que los cónyuges contrajeran matrimonio.

¿Qué es el convenio regulador?

En este convenio se especifica detalladamente todo lo concerniente a la ejecución del divorcio, como es el reparto de bienes, como quedan al final las relaciones con los hijos en caso de que existan y como las debidas pensiones de manutención, etc.

El divorcio contencioso

Esta clase de divorcio se produce cuando uno de los cónyuges lo pide sin que haya consentimiento previo del otro, por lo que se debe presentar judicialmente la pertinente demanda contenciosa.

Al no haber un acuerdo entre los dos, la demanda no viene con el convenio regulador, por lo que el juez será quien tendrá que dictar y determinar los detalles para saber cómo queda cada uno de los cónyuges.

Esta forma de conseguir el divorcio económicamente es más gravosa, pues cada cónyuge va a necesitar de un letrado diferente. De la misma manera, es también de mayor complejidad, prolongándose bastante más en el tiempo que los que se efectúan de común acuerdo.

¿Cómo es el proceso de divorcio?

Dependiendo del divorcio, habrá que optar por un procedimiento u otro:

  • Caso de los divorcios de común acuerdo

Aquí el procedimiento es rápido y fácil. Lo primero, al iniciarse, las partes deben presentar una demanda de divorcio, que deberá ir acompañada por el convenio regulador donde queden establecidas las condiciones y la situación en la que quedarán las partes cuando sea efectiva la disolución, el certificado de inscripción del matrimonio y las certificaciones del nacimiento de los hijos en el caso de que existan.

La demanda de este divorcio de mutuo acuerdo la puede presentar uno de los dos cónyuges, siempre que el otro muestre su consentimiento. Esta sencillez ha logrado que todo el proceso se realice en solo unos pocos días desde que se presenta la demanda. Los dos pueden acudir bajo un mismo procurador.

  • Caso de los divorcios contenciosos

Como decíamos anteriormente, este tipo de divorcio demanda un proceso más largo, laborioso y caro, pues los dos contratan a un abogado y procurador de forma separada. Comienza cuando uno de los cónyuges presenta la demanda de divorcio sin necesidad de consentimiento del otro.

La demanda irá acompañada por el certificado de nacimiento de los hijos cuando los haya, el certificado de matrimonio y los documentos que sean de utilidad para que se pueda acreditar la situación económica de las dos partes. Igualmente se justificará la idoneidad de cada uno a la hora de realizar el ejercicio de guardia y custodia de los hijos.

Cuando una de las dos partes procede a presentar la demanda de divorcio, la otra debe contestar. En ese momento es cuando el juez pasa a citar a ambos cónyuges en una vista o comparecencia en la que se van a analizar las pruebas que aporten los dos. En el juicio, el juez dictamina mediante sentencia judicial a quien pertenece la guarda y custodia de los hijos, el uso de la vivienda familiar, así como el régimen de visitas del cónyuge al que no se le haya concedido la custodia, además de establecer la cuantía de la pensión compensatoria o de las pensiones alimenticias.

Cuando no se produzca el acuerdo, la sentencia puede recurrirse por las dos partes apelando ante la Audiencia Provincial. Cuando esto ocurre, no habrá recurso a la sentencia posterior que dicte el organismo judicial. Que será definitiva y tendrán que cumplir los cónyuges.

En Grupo Médico Jurídico Durango ponemos a su disposición un equipo multidisciplinar experimentado, Si vas iniciar un proceso de divorcio y no sabes como tramitarlo puedes contactar con nosotros. Llámenos al teléfono gratuito 913076219, o rellene el formulario de contacto.

Publicaciones relacionadas