Incapacidad y minusvalía → ¿En qué se diferencian?

Incapacidad y minusvalía son 2 conceptos que se intercalan con facilidad en nuestro lenguaje coloquial del día a día.

Y si bien es cierto que ambos tienen algunos puntos en común, existen importantes diferencias entre una persona que padece una minusvalía y un sujeto que tenga reconocido algún grado de incapacidad permanente (por ejemplo, una incapacidad permanente total).

Antes de explicar las diferencias entre incapacidad y minusvalía, es necesario matizar previamente que el término minusvalía se encuentra cada vez más en desuso, siendo sustituido por el de discapacidad de manera progresiva.

No obstante, somos conscientes de que muchos de los lectores de nuestro blog aún podrían hacer uso del mismo en la actualidad, por lo que nosotros lo usaremos a lo largo de este artículo, a pesar de que este ya no resulte formalmente correcto.

Durangopedia es un espacio abierto a todo tipo de públicos para que consultéis vuestras dudas y aprovechar para traeros información relacionada con la actividad de nuestra empresa que pudiera resultaros de interés en vuestro día a día.

Por ello, hoy os explicamos las diferencias entre incapacidad y minusvalía, comentando todos los aspectos definitorios que rodearían a esta cuestión en la actualidad.


¿Cuál es el proceso de incapacidad o discapacidad y qué pasos deberíamos seguir? 

¿Qué es una incapacidad permanente total y en qué se diferencia del grado parcial?

¿Qué es un grado de discapacidad y cuáles se reconocen en nuestro país?


Todas las diferencias o cuestiones que deberías conocer entre la incapacidad y la minusvalía, en este artículo de nuestro blog.

INCAPACIDAD Y MINUSVALÍA | 4 diferencias clave

Si bien más adelante entraremos de lleno en la definición de cada término, incapacidad y minusvalía constan de 4 aspectos clave que nos permitirían diferenciar ambos conceptos con carácter general.

diferencia-entre-minusvalia-y-discapacidad

1. Ámbito de aplicación

El término incapacidad hace referencia en exclusiva al ámbito del trabajo, dando lugar por tanto una situación de incapacidad laboral.

Por el contrario, el término minusválido o discapacitado es más amplio y no sólo refiere las capacidades laborales del sujeto, circunscribiendo a su vez cuestiones relativas a la esfera social o personal del individuo en el desarrollo de sus rutinas del día a día.

grados-de-minusvalia

2. Baremo de regulación

Incapacidad y minusvalía se diferencian en la forma en la que son medidas por terceras personas u organismos competentes para el desarrollo de este tipo de funciones.

Esta cuestión, que podría llegar a parecer inverosímil, resulta clave en diversos aspectos de cualquier proceso legal o administrativo de estas características, como pudiera ser, por ejemplo, la solicitud de una pensión por discapacidad.

A pesar de que solemos hablar del grado de discapacidad, lo cierto es que si pretendemos solicitar una minusvalía, esta será medida en porcentaje. Así por ejemplo, una minusvalía del 33% nos permitiría solicitar a posteriori un certificado de discapacidad que aportaría diversos beneficios de carácter fiscal.

Por el contrario, cuando lo que queremos es solicitar una incapacidad, si sería posible hablar de grados de incapacidad.

Con carácter general, es posible establecer de 2 tipos de incapacidad laboral:

INCAPACIDAD LABORAL TEMPORAL


Se trata de una alteración continuada de la salud que imposibilita o limita a la persona que la padece a realizar una actividad profesional durante un periodo de tiempo.

EJEMPLO PRÁCTICO Un albañil se lesiona una rodilla y durante el proceso de rehabilitación no puede acudir a su puesto de trabajo.

INCAPACIDAD LABORAL PERMANENTE


Se trata de una alteración continuada de la salud que imposibilita o limita a la persona que la padece a realizar una actividad profesional de manera indefinida.

EJEMPLO PRÁCTICO Un arquitecto que le diagnostican fibromialgia aguda a sus 44 años.

En este caso, sería posible hablar de una incapacidad permanente total, en tanto en cuanto dicho sujeto no podrá efectuar ninguna de las tareas que realizaba con anterioridad en el día a día de su trabajo.

Siguiendo con el anterior ejemplo del arquitecto, cuando hablamos de un supuesto de incapacidad permanente, es posible a su vez distinguir diversos grados dentro de esta situación incapacitante, entre los cuales podemos señalar el grado parcial, total, absoluto o de gran invalidez.

Para entender mejor en qué consistiría cada uno de ellos, a continuación citamos la definición de los diferentes grados de incapacidad tal cual se plasman en nuestro ordenamiento jurídico (artículo 12 Orden de 15 de abril de 1969), así como algunos ejemplos concretos de cada uno ellos tramitados desde nuestro gabinete médico – legal.

INCAPACIDAD PERMANENTE PARCIAL Se entenderá por incapacidad permanente parcial para la profesión habitual la que, sin alcanzar el grado de total, produzca al trabajador una disminución, de al menos, el 66 por 100 de su capacidad de ganancia en dicha profesión

INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL Se entenderá por incapacidad permanente total para la profesión habitual la que inhabilite al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, aunque pueda dedicarse a otra distinta. 

👨‍⚕️ ALGUNOS CASOS TRAMITADOS POR NUESTRO GABINETE MÉDICO – LEGAL DE ESTE TIPO

INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL PARA PELUQUERA

INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL PARA MONITORA DE COMEDOR

INCAPACIDAD PERMANENTE TOTAL PARA COMERCIAL

INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA Se entenderá por incapacidad permanente absoluta para todo trabajo la que inhabilite por completo al trabajador para toda profesión u oficio.

👨‍⚕️ ALGUNOS CASOS TRAMITADOS POR NUESTRO GABINETE MÉDICO – LEGAL DE ESTE TIPO

PENSIÓN POR INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA POR DEPRESIÓN 

INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA POR LESIONES

REVISIÓN DE GRADO DE TOTAL A ABSOLUTA

GRAN INVALIDEZ Se entenderá por gran invalidez la situación del trabajador afectado de incapacidad permanente absoluta y que, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesite la asistencia de otra persona para realizar los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o análogos.

👨‍⚕️ ALGUNOS CASOS TRAMITADOS POR NUESTRO GABINETE MÉDICO – LEGAL DE ESTE TIPO

REVISIÓN DE GRADO DE INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA A GRAN INVALIDEZ

Si el motivo fundamental por el que estás leyendo este artículo es porque pretendes solicitar a posteriori una pensión por incapacidad, debes saber que solo los últimos 3 grados citados (total, absoluta y gran invalidez) generan este tipo de retribución económica.

Si necesitas saber cuál será la cuantía económica aproximada que te corresponderá en tu caso en particular, aquí te dejamos la calculadora especializada de nuestro gabinete médico legal.

invalidez-temporal

3. Órgano encargado de su concesión

Incapacidad y minusvalía son 2 cuestiones cuyo reconocimiento es llevado a cabo por órganos completamente distintos.

Si queremos solicitar una incapacidad en alguno de los grados reconocidos en la normativa vigente deberemos dirigirnos al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Por el contrario, en caso de que queramos solicitar una minusvalía en alguno de los porcentajes reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico deberemos dirigirnos al órgano de gobierno competente de cada Comunidad Autónoma, siempre que se hubiesen transferido las competencias en materia de valoración de este tipo de supuestos de hecho.

Por consiguiente, el documento que otorga la condición de minusválido o discapacitado será diferente dependiendo del órgano que lo emita.

En caso de estar en disconformidad con este documento sería posible en ambos casos su impugnación, delegando la decisión final ante los tribunales de justicia.

certificado-de-incapacidad-permanente-total

4. Ley reguladora

Incapacidad y minusvalía son 2 conceptos definidos en diferentes textos legales.

Si por ejemplo queremos solicitar una pensión por incapacidad permanente, los principales pretextos legales quedarán definidos, entre otros, en la Orden 15 de Abril de 1969 (véase artículo 14 y siguientes).

En el lado opuesto, la transferencia de competencias para valorar los supuestos de hecho y conceder o no un certificado de minusvalía al respecto se regulan en el Real Decreto 1971/1999 del 23 de Diciembre , así como los criterios sobre los cuales se determinará el porcentaje final de minusvalía para nuestro caso en particular.

minusvalia-o-discapacidad

INCAPACIDAD Y MINUSVALÍA | ¿Por qué deberíamos contar con ayuda especializada para el desarrollo de este tipo de procedimientos?

Incapacidad y minusvalía son 2 de los conceptos más importantes de la rama médico – legal de nuestro ordenamiento jurídico.

No obstante, las reclamaciones para su reconocimiento ante los organismos competentes dan siempre lugar a procesos legales altamente especializados, en los cuales es habitual que se produzca el desgaste emocional de un sujeto cuya única meta es que se reconozcan sus derechos más básicos y personales.

3 son los aspectos que deberemos valorar de manera imperativa a la hora de iniciar un proceso de reclamación de incapacidad o minusvalía y contar con las máximas garantías tras la finalización del mismo.

1. Falta de tiempo

Cuando nos vemos inmersos en cualquiera de estos casos, necesitamos dedicar nuestro tiempo de forma completa a recuperarnos o adaptarnos a nuestras nuevas condiciones vitales.

Ya es suficiente el desgaste físico que estamos sufriendo en esos momentos como para añadir preocupaciones relativas a un futuro procedimiento legal del cual formaremos parte de manera obligatoria.

2. Información no cualificada

El entorno que te rodea te aconseja siempre con la mejor intención, pero en múltiples ocasiones lo hace con la información errónea.

✍️ Piensa en la cantidad de veces que habías confundido los términos incapacidad y minusvalía en tu lenguaje habitual antes de leer este artículo de nuestro blog. 

Además, en caso de que llegasen a interceder en este proceso alguna de las mutuas de accidentes de trabajo, esto podría confundir aún más el escenario médico – legal al que te enfrentes en un futuro.

No debemos olvidar que, al fin y al cabo, este tipo de entidades son solo empresas privadas cuyo único objetivo es velar por los intereses de la compañía a la que representan.

3. Criterios médicos no especializados

Por otro lado, existen una gran cantidad de abogados que deciden gestionar la ayuda legal necesaria para este tipo de supuestos de hecho sin tener una perspectiva médica y probada de tu caso de forma previa y bajo criterios de salud estrictamente profesionales.

Es fundamental invertir el proceso y determinar cuál es nuestra situación de salud real antes de iniciar cualquier reclamación frente a los organismos competentes.

minusvalia

Así por ejemplo…

¿Qué sentido tiene solicitar una pensión por incapacidad permanente sin conocer cuál es el grado de incapacidad que sufrimos o si este será temporal o definitivo? Es sobre esta idea desde donde se constituyó el servicio de Grupo Médico Jurídico Durango.

En 1987 nacía nuestro gabinete médico, dedicado a los peritajes médicos de manera profesional.

No obstante, la evolución de las necesidades de nuestra cartera de clientes nos hizo incorporar un servicio jurídico especializado en la tramitación legal de este tipo de supuestos de hecho.

En nuestro equipo, primero realizamos la correspondiente valoración médica y después, si lo consideras oportuno, procederemos a la tramitación de tu caso frente a los tribunales competentes.

En caso de contar ya con un abogado que tramite tu caso de incapacidad o minusvalía, esta persona o empresa podrá ponerse en contacto con nosotros y gestionaremos las pruebas médicas necesarias para que tu experto jurídico las utilice como considere oportuno en las distintas fases del proceso legal o administrativo del que formarás parte.

Hasta aquí nuestro post explicando las diferencias entre incapacidad y minusvalía.

Nuestro gabinete médico legal se ha consolidado como una de las mejores empresas del sector gracias a sus más de 30 años de bagaje profesional y un servicio conjunto que supone la herramienta perfecta para garantizar la mejor defensa de tus intereses.

A continuación te dejamos otros artículos de nuestro blog que nuestro equipo de profesionales considera que podrían resultarte de interés.

18 comentarios en “Incapacidad y minusvalía → ¿En qué se diferencian?”

  1. Tengo incapacidad permanente para mi trabajo habitual, estoy de baja 5 meses , trabajo en un centro espexial de empleo y he tenido un agravamiento de la espondielosis lumboceatica con pinzamiaento en cadera dercha y una cervicalgia incipiente, todo degenerativo sin posible operacion podria pedir la total para no poder realizar nigun trabajo, tengo 49 años

    • Le informo que sería necesario que pase consulta con nuestro equipo médico. Para que le explore y estudio toda su historial médico. Y así poder comprobar que Usted cumple con los requisitos que solicita el INSS. Y poder evaluar también, las limitaciones que padece para la realización de su profesión habitual. Para poder determinar a qué grado de incapacidad podría optar. Para ello, es necesario que se ponga en contacto con nosotros para poder concertar una cita con nuestro equipo, además de facilitarnos su documentación médica.

  2. hola navegando en internet he encontrado esta interesante pagina, y les agradeceria que me informaran si en mi caso puedo pedir la jubilacion o prejubilacion anticipada, pues tengo un hijo de 34 años con una misnubalia del 65% por enfermedad mental esquizofrenia del que ademas esta incapacitado a mi cargo por que le tengo que controlar la medicacion y sus comidas y aseo y lo cotidiano del dia a dia trazbajo en la comunidad de madrid de laboral en un puesto de turno de noche y tengo trabajado mas de 33 años con 11 trieños,y vivo en talavera de la reina. yo tengo 57 años y en mi familia soy yo el cabeza de familia puesto que estoy separada desde hace 20 años. un saludo
    Mª Teresa Villanueva

    • Le informo de que lo primero que deberíamos de hacer para tratar de ayudarla es estudiar el caso con detenimiento, ya que es necesario ponernos en antecedentes con todos los datos de los que dispongamos para poder asesorarle de la mejor manera posible y poder ayudarle. Contamos con un equipo de profesionales repartidos por toda España. Póngase en contacto con nuestra central y derivaremos su caso al especialista más acorde a su situación.

  3. Hola. …me diagnosticaron Fibromas guía y Síndrome de fatiga crónica en el 2008. Ya dejé de hacer muchas cosas tanto en lo laboral como en lo cotidiano de mi vida. En mi trabajo hago poco porque me duermo o me olvido de las cosas. La medicación me seda demasiado, no me siento lúcida y hasta dejé de manejar. También pierdo el equilibrio por la pregabalina y vivo dándome golpes. Agrava el cuadro el lugar donde viví, Ushuaia, donde hace temperaturas bajo cero, mucha nieve y hielo que colabora con las caídas. Aparte tengo Hipotiroidismo, una vértebra desplazada en la columna lumbar….y otras cosas más que no se pueden revertir, es CRÓNICO!!!!!! En qué tipo de incapacidad encuadr aría mi patología? Gracias!

    • Para saber que grado de incapacidad es susceptible , de acuerdo a sus patologías médicas , es conveniente realizar un estudio de viabilidad de su caso concreto , para ello si lo desea se puede poner en contacto con nuestro equipo, para que le asesore, de forma personalizada , de los pasos seguir.

  4. hola yo quisiera saber si mi mama puede sacar el carnet de discapacidad. ella quedo ciega del ojo izquierdo por un glaucoma y no ve bien por el ojo derecho por una catarata ya operada recientemente ella tiene 76 años y quisiera saber si le otorgan el carnet ono? gracias

  5. Me dieron una incapacidad de 49% , pero pasando una semana , me internaron por que puse muy delicada por la miastenia, estuve 7 días, cuando me dieron el alta tenia cosas que me habían aumentado y generalizado ,de esto ya ha pasado 2 años he tenido otras recaídas,no puedo trabajar, quisiera saber ,si me pueden aumentar la discapacidad , gracias.

    • No se podrá instar la revisión del grado de discapacidad, por agravamiento o mejoría, hasta que, al menos, haya transcurrido un plazo mínimo de dos años desde la fecha en que se dictó resolución, excepto en los casos en que se acredite suficientemente error de diagnóstico o se hayan producido cambios sustanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento de grado, en que no será preciso agotar el plazo mínimo.

  6. Hola me acaban de conceder un grado de minusvalía del 37% ,llevo trabajando en una empresa desde 1996 mi pregunta es ,se va a beneficiar mi empresa en la seguridad social o solo es para contratos nuevos gracias un saludo

    • Las bonificaciones a la contratación de personas con discapacidad se regulan en el artículo 2.2 de la Ley 43/2006, de 29 de Diciembre, de Mejora del crecimiento y del empleo.
      La cuantía de las bonificaciones dependerá de las características de la persona con discapacidad.
      Así, con carácter general, en el supuesto de contratación indefinida, tendrán derecho a una bonificación mensual de la cuota empresarial a la Seguridad Social o, en su caso, de su equivalente diario por trabajador contratado, de 375 euros/mes (4.500 euros/año) durante toda la vigencia del contrato. La misma bonificación se disfrutará en el supuesto de transformación en indefinidos de los contratos temporales de fomento del empleo celebrados con personas con discapacidad, o de transformación en indefinidos de contratos formativos suscritos con trabajadores con discapacidad
      La bonificación será de 425 euros/mes (5.100 euros/año) si el trabajador con discapacidad está incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un «grado de discapacidad» reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un «grado de discapacidad» reconocido igual o superior al 65 por 100.
      Si el trabajador con discapacidad tiene en el momento de la contratación 45 o más años, o si se trata de una mujer, la bonificación que corresponda se incrementará, respectivamente, en 100 euros/mes (1.200 euros/año) o en 70,83 euros/mes (850 euros/año), sin que dichos incrementos sean compatibles entre sí.
      En el caso de que las personas con discapacidad sean contratadas mediante el contrato temporal de fomento del empleo, la bonificación ascenderá a 291,66 euros/mes (3.500 euros/año) durante toda la vigencia del contrato.
      La bonificación será de 341,66 euros/mes (4.100 euros/año) si el trabajador con discapacidad está incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un «grado de discapacidad» reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un «grado de discapacidad» reconocido igual o superior al 65 por 100.
      Si el trabajador tiene en el momento de la contratación 45 o más años, o si se trata de una mujer, la bonificación que corresponda de acuerdo con los párrafos anteriores, se incrementará, en ambos supuestos, en 50 euros/mes (600 euros/año), siendo tales incrementos compatibles entre sí
      Para tener derecho a estos beneficios los trabajadores deberán tener un grado de discapacidad a igual o superior al 33 por 100, o la específicamente establecida en cada caso. Se considerarán también incluidos los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, así como los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.
      Además, como criterio especial a lo ya expuesto, si los trabajadores con discapacidad son contratados por un centro especial de empleo, mediante un contrato indefinido o temporal, incluidos los contratos formativos, se aplicarán las bonificaciones del 100 por 100 de la cuota empresarial a la Seguridad Social, incluidas las de accidentes de trabajo y enfermedad profesional y las cuotas de recaudación conjunta. La misma bonificación se disfrutará por los centros especiales de empleo en el supuesto de transformación en indefinidos de los contratos temporales de fomento de empleo de personas con discapacidad o de transformación en indefinidos de los contratos de duración determinada o temporales, incluidos los formativos suscritos con trabajadores con discapacidad.
      La Ley 43/2006 establece determinados casos en los que no podrán obtenerse las bonificaciones referidas. No obstante, cuando se trate de contrataciones con trabajadores con discapacidad, sólo les serán de aplicación las exclusiones de la letra c) del artículo 6 (Contrataciones realizadas con trabajadores que en los veinticuatro meses anteriores a la fecha de la contratación hubieran prestado servicios en la misma empresa, grupo de empresas o entidad mediante un contrato por tiempo indefinido, o en los últimos seis meses mediante un contrato de duración determinada o temporal o mediante un contrato formativo, de relevo o de sustitución por jubilación), si el contrato previo hubiera sido por tiempo indefinido, y de la letra d) del apartado 1 (Trabajadores que hayan finalizado su relación laboral de carácter indefinido en otra empresa en un plazo de tres meses previos a la formalización del contrato), así como la establecida en el apartado 2 (Empresas que hayan extinguido o extingan por despido reconocido o declarado improcedente o por despido colectivo contratos bonificados).
      No obstante, la exclusión establecida en la letra d) del apartado 1 del artículo 6 no será de aplicación en el supuesto de contratación de trabajadores con discapacidad procedentes de centros especiales de empleo, tanto en lo que se refiere a su incorporación a una empresa ordinaria, como en su posible retorno al centro especial de empleo de procedencia o a otro centro especial de empleo. Tampoco será de aplicación dicha exclusión en el supuesto de incorporación a una empresa ordinaria de trabajadores con discapacidad en el marco del programa de empleo con apoyo.
      En todo caso, las exclusiones de las citadas letras c) y d) no se aplicarán si se trata de trabajadores con especiales dificultades para su inserción laboral. A estos efectos, se considerará que existen dichas especiales dificultades cuando el trabajador esté incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por 100
      Esta cuestión se desarrolla más ampliamente en la ficha “Incentivos a la contratación».

  7. buenos días ,tengo una incapacidad permanente absoluta desde hace 5 años y paso revisiones anuales ,ahora me han concedido un 33%de invalidez iimplica algo para no pasar mas revisiones de incapacidad pues tengo 53 años,

    • Le informo que puede acudir a la oficina de Asuntos Sociales donde le han gestionado su discapacidad, para que le informen de los beneficios tanto sociales, fiscales y de otro tipo a los que tiene derecho.
      Son las Comunidades Autónomas las encargadas de gestionar la discapacidad, por eso según su lugar de residencia puede variar.

  8. Hola, el 31 del 1 de 2016 se me acreditó una incapacidad del 65%, por la Consejería de Igualdad, Salud y Política sociales de la Junta de Andalucía. Me gustaría saber qué beneficios sociales fiscales y económicos tengo.

  9. Tengo un a minusvalia de 42% ptengo una incapacida parcial pero tengo una duda con una incapaciacida parcial podria ser tesorero de una asociacion eso es 1 y dos para una persona con descapacida podria tener una pesion de orfanda

    • Hola, Paco, la incapacidad parcial le permite realizar su trabajo habitual con horarios reducidos,
      por lo que ser tesorero no le cambiará en nada su situación, sobre la pensión de orfandad, puede
      ponerse en contacto con los Asuntos Sociales de su comunidad.

Deja un comentario

Casos de éxito

Incapacidad permanente total para dependiente de tienda

De nuevo tenemos buenas noticias en Grupo Médico Jurídico Durango. Hemos recibido otra sentencia estimatoria reconociendo la incapacidad permanente total a uno de nuestros pacientes. Como es habitual, ha sido necesario acudir a la vía judicial tras haberle retirado el INSS la incapacidad. Finalmente, una sentencia reconoce de nuevo la incapacidad permanente total para dependiente

Leer Más >>

Incapacidad permanente total a vendedor de la ONCE

En Grupo Médico Jurídico Durango acabamos de conseguir una nueva incapacidad permanente total. A través de la sentencia que acabamos de recibir, a nuestro paciente se le reconoce la situación de incapacidad permanente total como vendedor de la ONCE. A partir de ahora podrá compaginar el cobro de una pensión con una profesión que sí

Leer Más >>

Incapacidad permanente total como dependienta de hostelería

En esta nueva sentencia logramos que se reconozca la incapacidad permanente total como dependienta de hostelería a una de nuestras pacientes. Gracias a ello, podrá cobrar una pensión mensual y compatibilizarla con el desarrollo de una profesión distinta a la actual.

Leer Más >>

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

    *Campos obligatorios

    Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

    Pide
    tu cita

    Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.