Diferencia entre accidente de trabajo y enfermedad profesional

Tal vez quieras saber la diferencia entre accidente de trabajo y enfermedad profesional. Acaso eres un trabajador/a que se ve inmerso en un problema de salud que podría encontrar su causa en su actividad profesional. Pero claro, al empezar a documentarte encuentras problemas para saber qué camino coger, qué puedes reclamar, qué Derechos te contemplan, hasta dónde alcanza tu caso…

No te preocupes porque en este post vamos a reforzar lo que ya vimos en el anterior y te vamos a explicar muy bien la diferencia entre accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Diferencia entre accidente de trabajo y enfermedad profesional

Diferencia entre accidente de trabajo y enfermedad profesional

Ley General de la Seguridad Social (LGSS) es el texto legal encargado de definir, delimitar y acreditar qué es un accidente de trabajo, qué es una enfermedad profesional así como el alcance de las prestaciones a que podría acogerse el trabajador o trabajadora afectado por uno de estos sucesos.

En ambos casos la enfermedad profesional el accidente de trabajo tienen en común dos rasgos esenciales:

  • Ambos causan baja del trabajador
  • Ambos tienen su origen causal en la actividad profesional que desarrolla el trabajador

Las diferencias entre accidente de trabajo y enfermedad profesional

Hablando en grueso el accidente profesional o accidente de trabajo es aquel que se produce mientras se están el trabajo, se va de camino a él o durante el trayecto de regreso (estos últimos son los que llamaríamos accidente in itínere). Como te he explicado, estamos hablando en bruto. Habría que considerar la casuística 1 × 1 pero en general al ser el accidente un instante, un evento puntual, resulta más sencillo señalar o descartar su relación con la actividad que se desempeña en el puesto de trabajo. Un ejemplo sencillo, sería el de un mozo de almacén al que le cae encima la mercancía y lo lesiona.

La enfermedad profesional funciona de una manera diferente. En descargo del legislador tenemos que reconocer que es bastante más difícil clasificar la enfermedad profesional, debido al mayor número de agentes desencadenantes que pueden participar en ella; así como a un periodo de tiempo de gestación y efecto mucho más dilatado del tiempo. Dicho de otra forma es más difícil saber si una enfermedad se puede achacar o no a la actividad profesional que un accidente.

Cuándo una enfermedad es enfermedad profesional

La clave está en el Real Decreto RD 1299/2006. Para que una enfermedad sea considerada como enfermedad profesional tiene que figurar en el cuadro de enfermedades profesionales que prevé el Real decreto. Aquí se anotan y consideran tanto los agentes que la causan como la actividad profesional en la que desarrolle su actividad el trabajador.

Para que se reconozca la enfermedad profesional se tienen que cumplir ambos son requisitos a la vez:

Tiene que diagnosticarse la enfermedad para un individuo que desarrolla una de las actividades profesionales anotadas para esta enfermedad y estar expuesto a alguno de los agentes igualmente anotados para esta enfermedad. Si concurren todos los factores estaremos ante una enfermedad profesional y podremos actuar conforme a derecho según las garantías que contempla la ley para personas que padecen una enfermedad profesional.

Así por ejemplo una misma patología será enfermedad profesional para una actividad, pero no lo será para otra. Esta es la clave para entender muy bien la enfermedad profesional.

Te pongo el caso de la Epicondilitis. Sin entrar en mayores tecnicismos es una inflamación en la articulación del codo allí donde se le insertan los músculos del antebrazo. Esta musculatura participa en el movimiento de prensa de la mano, por lo tanto resulta especialmente fatigada en aquellas actividades que conculquen trabajos manuales donde haya que hacer fuerza en el agarre: talleres mecánicos; corte de la ferralla, agricultura…

Si esa misma patología —Epicondilitis— la desarrolla un abogado no sería considerada enfermedad profesional para su caso, ya que los agentes que la ocasionan no forman parte del día a día habitual de un letrado.

Deja un comentario

Casos de éxito

Incapacidad Permanente Total Cerrajero

¡Compartimos con vosotros un nuevo caso de éxito! Tras un procedimiento judicial acabamos de recibir sentencia reconociendo la incapacidad permanente total para la profesión de

Leer Más >>

Incapacidad Permanente Absoluta

Hemos recibido una nueva sentencia reconociendo la incapacidad permanente absoluta a uno de nuestros pacientes. En este caso, esta persona no estaba de acuerdo con

Leer Más >>

Últimas Noticias

Redes Sociales

Contacto

    *Campos obligatorios

    Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

    Pide
    tu cita

    Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.
    Abrir chat
    Consulta vía WhatsApp
    Hola ¿En qué podemos ayudarte?