Dieta equilibrada Navidad

Dieta equilibrada durante las navidades

Dieta equilibrada NavidadLa época navideña es peligrosa para nuestra dieta. La razón principal son las comidas y cenas infinitas repletas de comida que pueden arruinar esa línea que tanto te ha costado conseguir durante todo el año o que, simplemente, puede hacer que sumes unos kilitos de más a tu peso normal que luego suele ser complicado bajarlos.

Algo que tenemos que tener en cuenta es la dieta que debemos llevar los días de antes de la gran comida o cena. Un buen número de gente lo que hace es limitar sus comidas o reducirlas únicamente a líquidos. Esto no es lo mejor, pues es posible que se ralentice el metabolismo y por lo tanto consumamos un menor gasto de calorías. A veces incluso lo que hace ese límite que nos ponemos es aumentar las ganas de comer, algo que puede ser aún más perjudicial.

Vamos a daros unos consejos para mantener una dieta equilibrada en estas fiestas:

Lo mejor es que una vez te encuentres en la comida o cena te moderes, no comiendo demasiado ni pasarte con el alcohol. Una manera inteligente, es comer de forma lenta, lo que hace que uno se sacie sin necesidad de ingerir demasiadas calorías.

∗ No restrinjas grupos de alimentos: como decíamos antes, lo mejor es no hacer dieta unos días antes de las fiestas. Opta por una dieta equilibrada y donde los fundamentos de la dieta mediterránea sean los que primen.

∗ Nada de saltarse comidas: después de las comidas o cenas típicas, no deberías saltarte las comidas de ese día o del día siguiente. Puedes optar por hacer una cena o comida ligera. Verdura o comidas a la plancha, por ejemplo.

∗ Los dulces, a raya: algo a tener meridianamente claro, es que, si abusamos de los dulces, aunque se coma mucho, no tardaremos en tener hambre. Tomar poca cantidad es lo mejor.

∗ Cuidado con los aperitivos: escoge otros alimentos menos calóricos con el marisco hervido o verduras en vez de los clásicos patés, quesos, etc.

∗ Aléjate del alcohol: las bebidas alcohólicas aportan muchas calorías, caso de los licores de alta graduación. Lo mejor es no pasarnos de dos o tres copas de vino. Además, de esta manera te aseguras no tener resaca al día siguiente.

∗ Moderación los días no festivos: pese a que cada vez parece que los centros comerciales ayudan a que las navidades duren más, lo cierto es que solo hay como mucho una serie de celebraciones en las que las comidas pueden ser mayores. Para los otros días, lo mejor es comer normalmente, donde lo principal sea una buena alimentación en la que verdura y fruta sean protagonistas, acompañados de pollo o pescado, por ejemplo. De esta manera, incluso algún día puedes darte algún capricho como un trozo de turrón.

∗ Tu cuerpo el mejor consejero: si ves que tienes una digestión pesada o te notas con pocas ganas, es que quizás te hayas pasado más de la cuenta. Escúchale.

∗ Si se come más, hay que quemarlo: si realizamos algo de ejercicio, quemaremos más energía. Un buen paseo después de la típica comida o cena vale para que se quemen esas calorías de más que hemos “metido” en nuestro cuerpo. Valen también otras opciones como ir a bailar o incluso hacer deporte, lo importante es moverse.

∗ Año nuevo, nuevas costumbres: con el comienzo del año, se suelen hacer promesas, aunque muchas de ellas quedan en saco roto. Este año puede ser bueno si te lo propones para hacer una dieta más saludable o introducirte en el mundo del deporte, como muchos hacen por ejemplo con el running o pádel.

Esperamos que algunos de estos consejos te sirvan de ayuda para pasar de mejor manera unas fiestas en las que todos, de una forma u otra, terminamos haciendo algunos excesos. Recuerda que podemos tomar de todo, pero con moderación, este quizás es el mejor consejo.

¡Felices Fiestas!