4 Febrero Día Mundial Contra el Cáncer

4 Febrero Día Mundial Contra el CáncerEstamos ante un día especial en el que se celebra el día mundial de la lucha contra una de las plagas que mayor número de muertes causa en el mundo, el Cáncer

En la actualidad, a nivel mundial hay 14 millones de casos nuevos por año, 8.2 millones de muertes anuales. En España se dan 216.000 casos nuevos por año y 103.000 muertes anuales.

Los tipos de cáncer más usuales a nivel mundial son: pulmón pecho, colorrectal, próstata y estómago. En España, los cáncer que suelen afectar más a las personas son: colorrectal, próstata, pulmón, mama y vejiga.

Adquiere gran importancia ir generando una cultura divulgativa para que todos podamos ir reduciendo los riesgos y a la vez poder ir detectando de manera temprana la enfermedad.

En el período de feto y en la época lactante

Algo que debemos saber es que en el periodo en que se produce la lactancia, el riesgo de que la madre tenga cáncer de mama es menor. Hay que intentar mantener un peso y una dieta saludable, recomendando estar alejados del humo del tabaco. Los bebes tienen que contar con la vacuna de la hepatitis B, la cuál les va a proteger contra el cáncer de hígado.

¿Qué podemos hacer en las edades más tempranas?

Cuando los niños son pequeños, es necesario que adopten también una serie de costumbres para su salud, donde podemos destacar la dieta equilibrada y el deporte como grandes protagonistas.

No debemos olvidar y más en un país tan soleado como el nuestro, que los niños tienen alta vulnerabilidad a la exposición a la luz ultravioleta, así como a otros agentes que causan cáncer como el humo procedente del tabaco.

Tanto los padres como profesores, así como los propios niños, deberán prestar atención en caso de que se produzcan cambios o molestias, siendo esta la mejor forma para prevenir y poder tomar a tiempo una enfermedad que a estas edades avanza de manera más rápida.

La adolescencia, etapa clave

Esta etapa en el ser humano es en la cual se van tomando una serie de hábitos que son los que definirán la salud de la persona el resto de la vida. Podemos destacar como importantes el consumo de alcohol o el tabaco, así como el tipo de alimentación o adquirir hábitos de vida sedentarios.

Todo esto hace que aumenten las posibilidades de que en años posteriores se pueda llegar a desarrollar cáncer. Solemos bajar el nivel de actividad en estas edades, por lo que es adecuado mantenernos en activo a diario, una forma de evitar la obesidad.

Como en los primeros años, es necesario evitar exponerse al sol desde las 11 hasta las 17 horas, buscando siempre sitios en los que haya sombra, así como gafas que cuenten con protección UV y aplicarse filtros solares superiores a 30 para la prevención del cada vez más habitual cáncer de piel.

A nivel sexual tiene gran importancia el que los adolescentes estén informados de la manera de reducir las exposiciones al VPH (Virus del Papiloma Humano) y al VIH( virus de la inmunodeficiencia humana), que son factores importantes que generan cáncer.

En la edad adulta hay que estar alerta

Después de la juventud hay que cuidarse. Para ello es fundamental ir controlando el consumo del alcohol, que deberá ser esporádico y siempre moderado. Igualmente deberemos hacer deporte, manteniendo el peso y una alimentación sana. Todo esto reduce en buena medida el riesgo de cáncer. El mantenimiento del cuidado sobre la radiación UV del sol es vital y permanecer atentos a los lunares o cambios en la piel que puedan aparecer.

En las mujeres, con 21 años tienen que hacerse exámenes para la prevención del temido cáncer de cuello de útero.  Igualmente es conveniente que a partir de los 50 años ellas se hagan mamografías cada dos años, siendo el cáncer de mama cáncer con alto índice de curación, siempre que se detecte a tiempo.

En el caso de ambos sexos, cuando se cumplen 50 años, hay que hacer estudio de sangre oculta en la materia fecal, cara a la prevención del cáncer colo-rectal. Los hombres también deberían hacerse pruebas para el estado de la próstata, un cáncer muy común en ellos.

Las personas adultas fumadoras deben abandonar esta adicción y en caso de que lo precisen deberán no dudar en pedir ayuda, puesto que es un vicio que aumenta el riesgo de padecer varios tipos de cánceres. Siempre que se pueda, lo mejor es vivir en ambientes totalmente alejados del tabaco.

La lucha contra el tabaco y su prevención alcanza a todas las épocas de la vida. Así que ya sabes, buenos hábitos saludables y ante cualquier dolor o cambio no dudes en acudir a tu centro de salud.
Más información sobre cáncer puedes tener en la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ; no esperes: es mejor informarse y hacer revisiones periódicas, y ante una duda, acudir al médico.

Publicaciones relacionadas