Daños durante el parto y su posible reclamación
danos parto posible reclamacion

daños durante el parto

Aunque el nacimiento de un hijo supone un acontecimiento que llena de excitación y alegría a los progenitores, no lo es tanto cuando el recién nacido y los padres tienen que enfrentarse a daños que le acompañarán para toda la vida.

Nos referimos a los daños sufridos durante el parto, que generalmente provocado por la falta de cuidado por parte del personal sanitario, puede transformar el sueño de un día en una pesadilla interminable.

Las lesiones durante el parto a recién nacidos dependen de muchas causas y se engloban en tres momentos temporales del desarrollo, siendo posible ocurrir desde el momento en que el feto está en el útero materno (prenatal), en el momento del parto (perinatal) o con posterioridad a este (postnatal).

Se estima que de cada 1000 niños nacidos, ocho sufren una lesión. Algunos de estos daños solo tardan días en sanar. Pero los más graves terminan en una discapacidad que le acompañará a lo largo de muchos años.

Las lesiones más conocidas son las provocadas al cerebro y al sistema nervioso:

  • Parálisis cerebral.
  • Fracturas de cráneo.
  • Hidrocefalia (acumulación anormal de líquido en el cerebro).
  • Cefalohematoma (acumulación de sangre debajo del cuero cabelludo).

A menudo esta mala praxis se debe al uso incorrecto de las  herramientas en el parto o al funcionamiento impropio de la medicina. Entre las más frecuentes están:

  • Falta de seguimiento a la salud del bebé.
  • No prevenir embarazo de alto riesgo.
  • No anticipar complicaciones en el parto.
  • Mal manejo en el tratamiento del cordón umbilical.
  • Uso inadecuado de ventosas, pinzas y otros aparatos durante el parto.
  • Demora en la realización de una cesárea cuando se consideraba necesaria.

Las lesiones cerebrales al bebé, son una de las negligencias más complejas desde el punto de vista emocional. A esto habría que agregarle una cuantiosa inversión económica que se deberá hacerse frente en el futuro.

Daños en el parto y posible reclamación

Sin embargo, para iniciar una demanda por negligencia médica es recomendable seguir ciertos pasos para tratar de que la reclamación pueda dirigirse por el buen sentido. Por ello, resulta primordial contar con especialistas en temas de derecho y medicina forense.

Un médico perito puede valorar el daño provocado y sus posibles secuelas. Debe recordarse que la demanda debe estar basada en probar el hecho. También es necesario contar con un abogado experto en negligencia médica que sepa interpretar el derecho sanitario.

La reclamación de la demanda incluye la compensación económica pasada y futura, el dolor y sufrimiento, costes de rehabilitación, gastos de vida proyectados para la víctima ya que debido  a la discapacidad no podría sustentarse a sí mismo.

Publicaciones relacionadas