Convenio para reconocer Discapacidad

Convenios para Reconocer las Discapacidades

Convenios para reconocer las discapacidadesA la hora de reconocer las discapacidades, cotizaciones y poder solicitar la incapacidad si se ha trabajado fuera, todo depende del país donde se haya realizado. A nivel de países de la Unión Europea es todo más sencillo. Si el país donde se trabajó es de fuera de ella, habrá que estar a los convenios bilaterales que existan, los cuáles harán más sencillo al poder convalidarse los niveles de discapacidad y que esto pueda valorarse de forma automática.

De lo contrario, habrá que mandar la documentación que te soliciten las autoridades del país en cuestión y que tu grado de discapacidad encaje con el del país para que así se puedan realizar las prestaciones.

A nivel iberoamericano existen convenios, al igual que en los siguientes países:

  • Andorra
  • Australia
  • Cabo Verde
  • Canadá
  • Corea del Sur
  • Estados Unidos de América
  • Filipinas
  • Japón
  • Marruecos
  • Rusia
  • Túnez
  • Ucrania

Aquí los diferentes convenios y reglamentos que existen en la actualidad al respecto

La situación en España en cuanto a la discapacidad

La Seguridad Social española tiene unas prestaciones económicas en una tabla donde vienen los topes mínimos y máximos. Todo depende del grado de incapacidad que se tenga, cotizando para la jubilación del beneficiario.

Vivir y trabajar en varios países de la Unión Europea

En caso de que estés en algunas de estas situaciones, la pensión de incapacidad de cada país en el que hayas trabajado se puede solicitar en el país en el que te encuentres o el último en el que estuvieses asegurado.

Lo que ocurrirá es que la administración en la que presentes la solicitud va a remitir la información a los demás países de la Unión Europea en los que hayas realizado tu actividad profesional.

Tendrás que dar la mayor información sobre tu estado y vida laboral

Cara a facilitar toda la tramitación, lo mejor es proporcionar información lo más detallada que te sea posible sobre el empleo y las cotizaciones que hayas realizado en todos los países donde hayas trabajado.

Las administraciones de los países no están obligadas a reconocer el grado de incapacidad que determina el médico del país en el que residas actualmente. Los criterios para evaluar las incapacidades son diferentes en cada país, con algunas excepciones, pues Francia, Italia y Bélgica tienen un reconocimiento mutuo a la hora de valorar los grados de incapacidad existentes.

Una de las preguntas que más se producen cuando nos vemos en este tipo de situación es la de si hay que regresar al país que paga la pensión para pasar controles obligatorios. Lo aclaramos, si cobras una pensión de un país de la Unión Europea, pero vives o estás en otro, lo normal es que la administración de este último país sea la que te someta a los pertinentes controles administrativos y médicos que sean necesarios.

Si tu salud lo hace posible, existe la posibilidad de que tengas que presentarte en el país que paga tu pensión cara a que tengas que pasar alguna clase de revisión médica por si ha cambiado en algún grado tu discapacidad.

Las cotizaciones que hayas realizado en un país de la Unión Europea no son reembolsables si te vas a vivir a otro país de la Unión. Aún así no las vas a perder, puesto que en cada país donde hayas trabajado un mínimo de un año vas a recibir una pensión.

El total de la pensión se va a calcular dependiendo del tiempo que hayas estado inscrito en la seguridad social de cada estado miembro.

Como ves, en el caso de la Unión Europea es algo más sencillo, aunque habrá que estar atentos a los criterios que tengan los estado a este respecto, algo que en los países con los que no existe convenio es más complicado y habrá que lidiar con la burocracia del estado del que se trate.

Publicaciones relacionadas