Póliza de Seguro

Conoce más sobre las pólizas de segurosCuando contratamos un seguro, sea cual sea su clase, te entregan la documentación y la póliza de seguro. Solo queda una copia para ti y la otra se la guarda quien haya realizado el trámite, por lo que también se guarda una copia la empresa aseguradora. Esto en resumidas cuentas es lo normal.

En este artículo queremos profundizar algo más sobre las pólizas de seguros y así poder contar con una información importante tanto si la tienes actualmente como cara al futuro, donde tendrás más argumentos para poder contratar una y los tecnicismos no te asustarán.

¿Qué es una Póliza de Seguros?

Esta pregunta la podemos responder diciendo que técnicamente es un documento de carácter legal, justificativo o que también vale de prueba. En la póliza se certifica que el asegurado tiene una serie de beneficios debido a que paga una cantidad o prima.

Una póliza de seguros es un seguro de contrato, puesto que en ella es donde se fijan los términos mediante los cuales la agencia aseguradora que elijas se va a obligar a resarcir al asegurado o efectuar un pago cuando se verifique una eventualidad o incidencia que esté prevista en el contrato. La persona que contrata el seguro está obligada a pagar una prima a cambio de esta cobertura a la que tiene derecho.

Como es lógico la prima que pague el asegurado hace que pueda evitarse una serie de perjuicios en lo económico mayores en caso de que se produzca un siniestro.

¿Qué elementos tienen que estar presentes en una Póliza de Seguros?

La póliza de seguros la forman una serie de elementos que vamos a contarte de manera resumida para que lo entiendas fácilmente:

  • Interés asegurable: en resumidas cuentas, hablamos de lo que es objeto del seguro. En un seguro de automóviles sería el propio coche el interés asegurable, lo mismo podríamos decir en otros casos como por ejemplo en los seguros sanitarios, donde la persona es este interés. Por lo tanto, el interés asegurable lo que hace es realizar una función de protección del valor de lo que está asegurado.
  • Riesgo asegurable: este tipo de riesgo puede cubrirse por una póliza de seguros y tiene que cumplir una serie de requisitos fundamentales, como ser incierto, concreto, posible, fortuito, lícito, cuantificable y económico.

Al existir infinidad de riesgos que pueden ser asegurables, es posible encontrar muchas pólizas:

☂ Póliza de seguro de responsabilidad civil

☂ Póliza de seguro popular

☂ Póliza de seguro de vida

☂ Póliza de seguros de automóviles

☂ Póliza de seguros internacionales

☂ Póliza de seguros de caución

☂ Póliza de seguros contra toda clase de riesgos

☂ Póliza de seguros médicos

  • La prima de seguro: es el valor que vas a abonar al mes para la obtención de la póliza de seguro.
  • Obligación de la aseguradora para indemnizar: es la prestación que se pacte si se cumple lo establecido para que pueda obtenerse la indemnización en cuestión.

Añadimos que además de todo esto, lo más recomendable es revisar la totalidad de los elementos formales de la propia póliza de seguros que estén presentes. Entre los más destacables están los datos personales y de la empresa de seguros, la cuota del seguro y la naturaleza de los riesgos asegurados, así como de las indemnizaciones a las que haya lugar.

La póliza de seguros es vital a la hora de dejar clara la protección a la que tienes derecho al firmar un contrato con una aseguradora. Como en cualquier contrato que realicemos en la vida, hay que revisar muy bien todas las cláusulas y condiciones. ¡Suerte en la elección!

¿Quieres que te ayudemos en el proceso?, Haz tu consulta llamándonos 913076219 o pregunta por escrito en el siguiente formulario de contacto

 

Publicaciones relacionadas