Síndrome de Quemado

Conoce más sobre el Síndrome de Quemado (“BurnOut”)

Síndrome de QuemadoEl síndrome de quemado (BurnOut), es una clase de estrés de tipo laboral, que tiene como consecuencia un estado de agotamiento físico, emocional o mental con efectos en la autoestima. Todo ello hace que las personas que lo sufren pierdan interés en sus tareas, responsabilidad e incluso que puedan tener depresiones severas.

El síndrome se describió por primera vez en 1.969 cuando se comprobó el comportamiento raro que tenían algunos oficiales de policía que presentaban una serie de síntomas.

Personas que están en riesgo de padecerlo

Puedes tener más posibilidad de experimentar el síndrome de quemado si cumplas una serie de factores:

☛ Te identificas tan fuertemente con el trabajo que no tienes un equilibrio razonable entre la vida laboral y la personal.

☛ Asumes funciones o tareas que no corresponden a tu cargo.

☛ Trabajas en empleos que tienen relación con el cliente, donde hay más posibilidades de desarrollar este síndrome.

☛ Tu trabajo es monótono y sin sobresaltos.

☛ Sientes realmente que no tienes control sobre tu labor profesional.

 

Síntomas fundamentales

    • Agotamiento emocional: hablamos de un desgaste profesional que puede llevar a la persona a un agotamiento en lo psíquico y en lo fisiológico. Aparece una falta de energía y fatiga a todos los niveles.
    • Despersonalización: manifiestan actitudes negativas sobre los usuarios o clientes, dándose un aumento de la irritabilidad y falta de motivación. Al endurecerse las relaciones es posible que pueda deshumanizarse el trato.
    • No se realiza la persona: baja la autoestima personal, se frustran expectativas y se manifiesta estrés a todos los niveles, fisiológico, cognitivo y de comportamiento.

 

Causas del Síndrome de Quemado

Este síndrome es resultado de muchos factores, que se presentan tanto a nivel personal como de organizaciones. Vamos con las causas más comunes:

    • Falta de control: se tiene una falta de capacidad a la hora de influir en las decisiones que afectan al trabajo.
    • Poca claridad en las expectativas profesionales: en caso de que no estés seguro sobre el grado de autoridad, hay altas posibilidades de que no estés cómodo en tu trabajo.
    • Extremos en la actividad: cuando el trabajo tiene alto nivel de monotonía o es caótico, necesitas energía constante si quieres estar centrado, por lo que puede aumentar tu fatiga o el agotamiento que tienes en el trabajo.
    • Poco apoyo social: si te sientes aislado en el trabajo y en la vida personal, vas a sentirte más estresado.
    • Un desequilibrio entre la vida laboral, familiar y de carácter social: cuando el trabajo ocupa una gran parte del tiempo y el esfuerzo, no hay suficiente tiempo para estar con los amigos y la familia, pudiendo quemarse en poco tiempo.

 

Consejos para la terapia y el tratamiento del Síndrome de Quemado

Si te preocupa este síndrome tienes que tomar medidas. Te contamos algunas de ellas:

    • Administra los factores de estrés: estos son los que colaboran a que se produzca el agotamiento en el plano laboral.
    • Evalúa las opciones: puedes discutir lo que te preocupa de forma específica con tus jefes. Es posible que en ocasiones puedas trabajar junto con él/ella para llegar a un compromiso o solución.
    • Ajustes en la forma de actuar: existe una opción consistente en intentar mejorar tu actitud. Es posible que descubras aspectos que te gusten de tu trabajo si lo piensas. Nunca está de más establecer relaciones positivas con los compañeros de trabajo. Algo recomendable es tomar descansos cortos durante el día.
    • Busca apoyo: es posible que llegue por compañeros profesionales, amigos u otras personas. Si se tiene acceso a un programa de asistencia al empleado, debes aprovechar los servicios disponibles.
    • Evalúa tus intereses y habilidades: si hacemos una autoevaluación honesta, es posible que puedas considerar un trabajo alternativo, que tenga una mejor exigencia o sea más interesante para tu persona.
    • La importancia de hacer deporte: el ejercicio puede ayudar a llevar mejor el estrés profesional, ayuda a desconectar y así dedicarse a otras actividades.

Nuestra recomendación es mantener una mente abierta, a la vez que se consideran las opciones existentes. En caso de que pienses que sufres este síndrome, hay que poner la carne en el asador para solucionarlo lo antes que se pueda.

Incapacidad permanente total y “BurnOut”

Se habla de la incapacidad permanente total para la profesión habitual y está configurado en la Ley General de la Seguridad Social de 1.994 en su artículo 137 (actualmente es el artículo 194 de la nueva ley de 1.995). En este artículo se habla de que el “Burn Out” es un síndrome que impide al trabajador realizar todas las tareas o las fundamentales tareas de su profesión.

Esperamos que después de este artículo sepas en que consiste este síndrome de quemado o “Burn Out” y sepas que a nivel legal también se contempla. Así que ya sabes, si has notado los principales síntomas, reacciona. La salud es lo primero.

En caso de dudas, puedes hacernos las preguntas que consideres necesarias. Estaremos encantados de resolver cualquier cosa que no veas clara a través del teléfono 913076219 o envía tu pregunta en el siguiente formulario.

 

Deja un comentario

Tú dirección email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *