Pensión por incapacidad para el servicio militar

incapacidad-permanente-militar
incapacidad-permanente-militar
Si eres militar y vas a solicitar la pensión por incapacidad laboral, has llegado al lugar adecuado. En este post te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre la incapacidad permanente militar y la pensión de inutilidad para el servicio. En Grupo Médico Jurídico Durango contamos con experiencia y especialización en este tipo de trámites. Por ello, podemos proporcionarte información de utilidad en el caso de pertenecer al personal de las Fuerzas Armadas. Así que, no dejes de leer e infórmate con nosotros.

Incapacidad permanente: ¿qué es?

Antes de abordar la pensión por incapacidad permanente de un militar, es preciso aclarar este concepto. Recordemos que la incapacidad laboral se refiere al reconocimiento de dificultades en el desarrollo profesional.

Por esta razón, se contempla una indemnización o prestación para tratar de cubrir las pérdidas económicas que origina el motivo causante de esta incapacidad.

No obstante, has de tener en cuenta que dependiendo de la gravedad de la enfermedad o las lesiones sufridas, se contemplará un grado de incapacidad permanente del militar, siendo posibles los siguientes:

  • Parcial: se basa en la limitación del rendimiento laboral, siendo este superior al 33%, pero no total. Por tanto, la persona afectada puede seguir ejerciendo la profesión habitual.
  • Total: se trata de la imposibilidad de realizar las tareas fundamentales, o la totalidad de las mismas, de la profesión habitual.
  • Absoluta: nos referimos a la incapacidad para poder llevar a cabo la actividad laboral, de forma rentable y eficaz, para cualquier empresa.
  • Gran Invalidez: se reconoce en los casos de mayor gravedad y en los que se requiere de asistencia de una tercera persona. Es decir, el interesado no puede realizar su día a día, y las tareas que ello implica, de forma autónoma.
incapacidad-permanente-servivio-militar

Del mismo modo que hay que cumplir unos requisitos médicos, también es imprescindible cumplir con los siguientes aspectos, para poder tener acceso a esta prestación:

  • Tener un contrato en vigencia y estar cotizando en la Seguridad Social, o bien, estar en situación de desempleo, excedencia forzosa o baja médica.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación para poder tener acceso a la solicitud.
  • Haber cumplido la cotización mínima de:
    • Una cuarta parte del periodo que va, entre los 16 años y la edad del hecho causante, en el caso de ser menor de 31 años.
    • La cuarta parte del tiempo que va desde que se cumplen los 20 años, hasta el momento en el que se produce la incapacidad, habiendo cotizado 5 años como mínimo. Este caso es para mayores de 31.

Por tanto, un militar puede conseguir cualquiera de estas prestaciones. Sin embargo, has de saber que en el caso de desarrollar este servicio, tienes la posibilidad de cobrar un plus o complemento, que es específico para esta actividad profesional.

¿Desconocías este dato? No te preocupes, porque te lo explicamos todo, a continuación.

Incapacidad permanente en servicio militar

En primer lugar, debes saber que además de la incapacidad permanente militar, también existe una prestación para el personal de las Fuerzas Armadas que se denomina pensión de inutilidad para el servicio. Y por tanto, sólo la puede disfrutar el personal militar.

Pensión de inutilidad para el servicio

Como ya hemos mencionado, se trata de una cuantía exclusiva para todo aquel que preste servicio militar, la cual consiste en un complemento a la pensión por incapacidad permanente, ya reconocida.

Pero, para que puedas entenderlo mejor, vamos a enumerar los requisitos que se necesitan para cobrarlo:

  • Tener ya reconocida una incapacidad permanente absoluta, o Gran Invalidez.
  • Ser personal del servicio militar de las Fuerzas Armadas.
  • Personal de clases pasivas (recuerda que no se aplica al régimen general).
  • Estar en activo, o en reserva de puesto, en las Fuerzas Armadas con anterioridad a la solicitud.

Por tanto, dicho complemento a la pensión de incapacidad permanente militar puede solicitarse en cualquier momento, si se cumplen los requisitos que acabamos de nombrar. En muchas ocasiones, no se solicita por desconocimiento, pero como ya hemos mencionado, puede pedirse más tarde sin ningún problema.

En este sentido, también hay tener en cuenta que, si no han pasado 4 años desde el momento del reconocimiento inicial de la incapacidad permanente militar, se tendrá derecho a percibir el complemento de forma retroactiva.

En el caso de que hayan transcurrido estos 4 años desde que nos fue reconocida la incapacidad permanente absoluta o Gran Invalidez, entonces, no hay efecto retroactivo y sólo la cobraremos desde el momento en el que se solicita y aprueba.

incapacidad-militar

¿Cuánto se cobra por la incapacidad permanente militar?

Has de saber que el cálculo de omedicodurango.com/incapacidad-permanente-cuanto-se-cobra/»>cuánto se cobra por una incapacidad, es igual para todos los trabajadores. No obstante, en el caso concreto del personal de las Fuerzas Armadas, tenemos una diferencia con respecto a la pensión de inutilidad para el servicio. Concretamente, la cuantía a disfrutar de este complemento va a depender de la diferencia existente entre la pensión por incapacidad ya reconocida, y lo que se denomina el haber regulador. Este último, se regula en la Ley de Presupuestos del Estado cada año para la categoría concreta. Entonces, sólo habría que comprobar la diferencia que hay entre este haber regulador, que la ley nos marca, y la pensión que ya cobramos. Así, dicha diferencia marcará lo que podremos llegar a cobrar de este complemento. En definitiva, la incapacidad permanente militar es un asunto bastante específico, como habrás podido comprobar a lo largo de este artículo. Por este motivo, siempre es recomendable contar con ayuda y asesoramiento profesional en estos casos. En GMJD somos expertos en todo lo referente a la incapacidad permanente y, por este motivo, nuestro equipo de profesionales multidisciplinar puede ofrecerte un servicio personalizado y de calidad, para defender tus derechos y necesidades. Asimismo, en nuestro gabinete médico-legal podemos atenderte en las distintas fases de cualquier procedimiento, ofreciéndote seguridad y las mayores garantías.

¿Qué te ofrecemos?

  • Expertos en peritaciones médicas, ya que somos una empresa de referencia en este ámbito.
  • La mejor asistencia y asesoramiento legal, gracias a nuestro excelente equipo jurídico.
  • Nuestro informe de viabilidad, mediante el cual analizamos y comprobamos las posibilidades del interesado. De este modo, sólo si el resultado es positivo, seguimos adelante con el proceso.
Si precisas de nuestros servicios, o quieres solicitar más información sobre la incapacidad permanente militar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder atenderte.

Incapacidad permanente por plexo braquial: todo lo que tienes que saber

incapacidad-permanente-por-plexo-braquial
incapacidad-permanente-por-plexo-braquial
¿Necesitas información sobre la incapacidad permanente por plexo braquial? No te preocupes, porque en este post de Grupo Médico Jurídico Durango te contamos todo lo que tienes que saber sobre esta enfermedad y la incapacidad permanente. ¿Puedo obtener una pensión por este tipo de lesión? ¿Qué cosas debo tener en cuenta para solicitar una incapacidad permanente? ¿Existen requisitos para conseguir la prestación? Respondemos a todas tus dudas, a continuación.

Lesión de plexo braquial: ¿qué es?

Antes de explicarte todo acerca de la incapacidad permanente por plexo braquial, es preciso conocer en qué consiste esta afección y qué problemas puede causar.

Para empezar el plexo braquial es el conjunto de nervios que se encarga de enviar las señales desde la médula espinal, hasta los hombros, los brazos y las manos. Normalmente, este tipo de lesiones se desarrollan cuando estos nervios se estiran o comprimen. Aunque también puede producirse por el desgarramiento o desprendimiento de los mismos.

En definitiva, podemos diferenciar entre las lesiones:

·   Más leves: se conocen también como quemazones, y suelen desarrollarse de forma frecuente en los deportes de contacto, como el fútbol americano. Los recién nacidos pueden presentar este tipo de lesiones tras el parto. Asimismo, inflamaciones o tumores, también pueden llegar a afectar al plexo braquial.

Cuando se padece este tipo de lesiones, se produce una sensación parecida a una descarga eléctrica, o sensación de ardor, que afecta al brazo. También puede aparecer entumecimiento o debilidad en esta extremidad. Estos síntomas pueden estar presentes durante unos minutos, o bien, durante días.

·     Más graves: en este caso, suelen darse tras algún accidente de coche o motocicleta. Este tipo de lesiones pueden llegar a producir la parálisis del brazo, ya que se trata de un daño mucho más grave en los nervios. 

Los síntomas de este tipo de lesiones suelen ser debilidad o incapacidad para el uso de ciertos músculos de la mano, el brazo o el hombro. En otros casos, puede haber falta total de movimiento y sensibilidad en las extremidades superiores. En muchas ocasiones, puede ir acompañada de un fuerte dolor.

Como podemos ver, la lesión del plexo braquial puede presentar una mayor gravedad y ciertas dificultades en el movimiento de las extremidades y, por tanto, la incapacidad de desarrollar ciertas tareas en el ámbito laboral. Por este motivo, es fundamental que tratemos la incapacidad permanente por plexo braquial.

incapacidad-permanente-plexo-braquial

Incapacidad permanente por plexo braquial: aspectos a tener en cuenta

Recordemos que la incapacidad permanente es el reconocimiento de ciertas dificultades a la hora de desarrollar la actividad laboral, el cual viene acompañado de una indemnización o prestación para cubrir las pérdidas salariales que este problema pueda causar a la persona afectada.

Dicho esto, debemos abordar los diferentes aspectos que hay que tener en cuenta para solicitar y conseguir la pensión por incapacidad permanente por lesión de plexo braquial.

Grados de incapacidad permanente

  • Parcial: limitación del rendimiento laboral superior al 33% del rendimiento. Es decir, el individuo afectado puede seguir ejerciendo su profesión habitual.
  • Total: implica la incapacidad para la realización de las tareas fundamentales, o la totalidad de las mismas, en relación a la profesión habitual.
  • Absoluta: se trata de la imposibilidad de llevar a cabo una actividad laboral de forma rentable y eficaz para las empresas.
  • Gran Invalidez: la persona requiere de asistencia de una tercera persona, ya que no puede realizar tareas cotidianas de forma autónoma, y por tanto, desarrollar cualquier actividad laboral.

Requisitos para solicitar la incapacidad permanente

Además de los requisitos médicos, también son fundamentales los siguientes puntos para poder acceder a la solicitud y obtener la prestación correspondiente a la incapacidad permanente por plexo braquial.

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.

Es preciso estar dado de alta, y por tanto, cotizando a la Seguridad Social, bajo un contrato de trabajo en vigor. Asimismo, también se podría acceder a dicha solicitud en situación de desempleo, excedencia forzosa o baja médica.

No obstante, existe una excepción a este requisito, que consiste en la posibilidad de solicitar el reconocimiento de la incapacidad, en el caso de haber cotizado un mínimo de 15 años, y de los cuales 3, se hayan producido a lo largo de los últimos 10 años.

  • No haber alcanzado la edad de jubilación.

También es imprescindible no haber cumplido la edad legal de jubilación establecida por ley para conseguir la incapacidad permanente por plexo braquial. Si has alcanzado esta edad, sólo se puede acceder a la solicitud en el caso de que el diagnóstico de la lesión se haya producido tarde. Es decir, que el interesado haya estado trabajando durante un tiempo, al mismo tiempo que la sufría y dificultaba su actividad laboral.

Asimismo, has de saber que puedes pedir la incapacidad permanente por plexo braquial si te has acogido a la jubilación anticipada, pero no has llegado a la edad legal de jubilación.

incapacidad-plexo-braquial
  • Haber cumplido la cotización mínima.

El último requisito consiste en haber obtenido un mínimo de años cotizados a la Seguridad Social. Sin embargo, el requisito varía en función de la edad de la persona interesada en solicitar la incapacidad laboral.  De este modo, distinguimos entre los siguientes casos:

  • Menores de 31: el interesado debe haber cotizado una cuarta parte del periodo que va desde los 16 años, hasta la edad en la que se ha producido la lesión incapacitante.
  • Mayores de 31: es preciso que el interesado haya cotizado una cuarta parte desde que cumple los 20 años, hasta el momento en el que se produce el hecho causante. En este caso, siempre hay que contar con un mínimo de 5 años cotizados.

Consigue la incapacidad permanente por plexo braquial con las máximas garantías

En GMJD somos expertos en todo lo que concierne a la incapacidad permanente. Nuestro equipo de profesionales multidisciplinar te ofrecerá toda la atención, a través de un servicio personalizado, para defender tus intereses con las mayores garantías.

Destacamos por ser un referente en el campo de las peritaciones médicas, además de prestar el mejor asesoramiento jurídico o la ayuda legal que necesitas.

Asimismo, te ofrecemos la oportunidad de realizarte un informe de viabilidad para comprobar si puedes iniciar los trámites de tu incapacidad permanente por plexo braquial, o cualquier otra lesión o enfermedad, con ciertas posibilidades de éxito. De este modo, en el caso de que se confirmen, desarrollaremos el informe pericial final que presentaremos ante el organismo correspondiente.

Si necesitas más información sobre nuestros servicios, o deseas solicitarnos ayuda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Cuánto se cobra por la incapacidad permanente?

Incapacidad-permanente-cuanto-se-cobra
Incapacidad-permanente-cuanto-se-cobra
Si te interesa saberlo todo acerca de la incapacidad permanente y cuánto se cobra, has llegado al lugar indicado. En Grupo Médico Jurídico Durango somos conscientes de lo importante que es contar con esta prestación de la Seguridad Social, por ello, queremos ayudarte ofreciéndote toda la información al respecto.

Para saber cuánto se cobra por una incapacidad permanente, has de saber que existen diferentes grados de incapacidad. Por tanto, la cuantía a recibir de la Seguridad Social no siempre es la misma, atendiendo a la gravedad que presente la persona en cuestión, así como a otros factores como la edad o la base reguladora.

Incapacidad permanente: todo lo que tienes que saber

En primer lugar, y antes de tratar la incapacidad permanente y cuánto se cobra, es fundamental que conozcas algunos aspectos relevantes que conlleva el reconocimiento de la incapacidad laboral por parte del INSS. Para empezar, la incapacidad permanente es la situación que se reconoce y la prestación económica que se concede a una persona, con el objetivo de cubrir la pérdida de los ingresos, como consecuencia de una enfermedad o lesiones que afectan a su rendimiento o anulan su capacidad laboral.

Dependiendo de la gravedad del caso, se concederá una incapacidad laboral en alguno de los siguientes grados:

Incapacidad permanente parcial

Se concede cuando se produce una limitación del rendimiento laboral superior al 33%, es decir, sin que esta llegue a ser total. Sin embargo, esta persona puede seguir ejerciendo las tareas fundamentales de su profesión habitual.

Incapacidad permanente total

Su reconocimiento implica la incapacidad para realizar las tareas fundamentales o la totalidad de las tareas relacionadas con la profesión habitual.

Incapacidad permanente absoluta

Se trata de aquella que se produce cuando la persona no puede ejercer una actividad laboral de forma rentable o eficaz para la empresa.

Gran Invalidez

Esta pensión presta ayuda a los casos más graves y que se encuentran en una situación de dependencia. Es decir, que precisan de ayuda de una tercera persona para resolver su día a día, como consecuencia de la enfermedad o las lesiones que padece.

cuanto-se-cobra-por-una-incapacidad-permanente

Incapacidad permanente: ¿cuánto se cobra?

Si quieres saber cuánto se cobra por la incapacidad permanente, es fundamental tener en cuenta el grado de incapacidad concedido, así como la base reguladora de referencia. De este modo, se podrá estimar la cuantía a recibir.

Base reguladora

Para conocer cuánto se cobra por incapacidad permanente, es fundamental, que te hagas la siguiente cuestión: ¿Cuál es la base reguladora de lo que he cotizado? Efectivamente, para poder estimar cuál será la prestación, es fundamental conocer la base reguladora de lo cotizado, que puede variar en función de la causa que provoca dicha incapacidad.

Por ejemplo, esta base reguladora no se calculará del mismo modo si se trata de un accidente de trabajo o si nuestras lesiones se deben a una enfermedad común. En el primer caso, es necesario tener en cuenta la cotización del mes anterior, mientras que si se produce por enfermedad, este cálculo será algo más complejo.

Normalmente, el INSS emite el cálculo de la base reguladora en la resolución a la solicitud de la incapacidad permanente. Pero si quieres obtenerlo antes de que se produzca dicha notificación, tendrás que acceder al informe de bases de cotización de la Seguridad Social.

En todo caso, es importante que sepas que, además de las bases de cotización, tendrás que tener en cuenta el coeficiente reductor que se aplica y que dependerá de los años cotizados.

De este modo, es posible saber cuál es la base de nuestra cotización, y podremos realizar el cálculo oportuno para saber cuánto cobro por una incapacidad permanente.

Grado concedido de incapacidad

Como ya hemos visto, se reconoce la existencia de cuatro tipos de incapacidad permanente, y a cada uno de estos grados, se le asigna un porcentaje de la base reguladora, para poder calcular la cuantía de la prestación.

Además, cuanto mayor sea el grado concedido, más porcentaje de esa base reguladora se tomará en cuenta, es decir, la prestación por incapacidad permanente será proporcional a la gravedad del interesado.

En definitiva, para hacer el cálculo de la prestación por incapacidad permanente y saber cuántos se cobra, podemos advertir los siguientes casos:

  • Gran Invalidez. Con respecto, a esta incapacidad permanente y cuánto se cobra, has de saber que se obtendrá el 100% de esa base reguladora, más un complemento por Gran Invalidez.
  • Absoluta. En este caso, también se cobrará el 100% de la base reguladora que hemos calculado.
  • Total. En esta Incapacidad permanente, se cobrará el 55% de la base reguladora. No obstante, si la persona en cuestión ha cumplido ya los 55 años, y no obtiene otros ingresos derivados de la actividad laboral, podrá llegar a cobrar el 75% de la misma.
  • Parcial. Si se reconoce este grado, se cobrará una indemnización que corresponde con el resultado de la multiplicación de la base reguladora que hayamos calculado, por 24 mensualidades.
cuanto-se-cobra-por-incapacidad-permanente

¿Y si detecto algún fallo en el cálculo de la cuantía a recibir?

Si te interesa todo lo referente a la incapacidad permanente y cuánto se cobra, también querrás saber qué ocurre si detectamos algún fallo o problema con el cálculo de la base reguladora y la cuantía a percibir.

Primero, debes tener en cuenta que esto no es lo habitual, sin embargo, existe la posibilidad de que se produzca algún error. Por tanto, es preciso que sepas que tras recibir la resolución pertinente, dispones de un plazo de 30 días para interponer un recurso, conocido como reclamación previa.

Desde GMJD esperamos que este artículo sobre incapacidad permanente, cuánto se cobra en cada caso y todos los aspectos que se han de tener en cuenta para calcular la prestación, te haya sido de gran utilidad. No obstante, es cierto que realizar este cálculo puede ser un proceso complejo.

Así que, si necesitas ayuda para saber cuánto se cobra por la incapacidad permanente o has detectado algún error en tu resolución y quieres solventarlo con todas las garantías, no te preocupes. Nuestro equipo de profesionales multidisciplinar, cuenta con gran experiencia en el área de la incapacidad permanente y podemos analizar tu caso para defender tus derechos e intereses.

Te ofrecemos un servicio personalizado y de gran calidad, además de los mejores expertos en peritación médica y asesoría jurídica. Nuestro objetivo es atender todas tus necesidades, ofreciéndote las mayores posibilidades de éxito.

En definitiva, si necesitas más información o quieres solicitar nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En GMJD estaremos encantados de poder atenderte.

Pasar de incapacidad permanente total a absoluta: todo lo que debes saber

pasar-de-incapacidad-permanente-total-a-absoluta
pasar-de-incapacidad-permanente-total-a-absoluta

¿Es posible pasar de incapacidad permanente total a absoluta?  Existe la posibilidad de que el INSS reconozca un grado de incapacidad permanente con el que no estás de acuerdo, o bien, que con el paso del tiempo, tú salud o lesiones se agraven. Pero, ¿qué puedes hacer en estos casos? ¿Cuáles son las opciones?

No te preocupes porque en Grupo Médico Jurídico Durango estamos para ayudarte. Es preciso que conozcas cómo debes actuar en este tipo de situaciones, y por ello, hemos elaborado este post, donde encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

Incapacidad permanente: qué es y cuáles son

Antes de saber si puedes pasar de incapacidad permanente total a absoluta, es imprescindible que conozcas el concepto en cuestión.

¿Qué es una incapacidad permanente? Se trata del reconocimiento de una prestación para hacer frente a las pérdidas económicas que ocasiona la imposibilidad de poder desarrollar una actividad laboral con normalidad.

No obstante, hay que tener en cuenta que no todas las incapacidades son iguales, por ello, en función de la gravedad de la misma, existen diferentes grados y prestaciones:

Incapacidad permanente parcial

Su reconocimiento se produce cuando el interesado presenta una limitación superior al 33% en el desempeño de su profesión habitual, pero puede continuar efectuando las tareas fundamentales de la misma. En este caso, el interesado tiene derecho a un pago único de una cantidad, pero no es necesario abandonar su profesión.

Incapacidad permanente total

En este caso, se trata de la incapacidad de realizar las tareas fundamentales o la totalidad de las tareas de la profesión habitual que desempeñe el interesado. Siempre y cuando, pueda dedicarse a otras actividades laborales.

Incapacidad permanente absoluta

Este grado de incapacidad se reconoce como consecuencia de la imposibilidad de desarrollar cualquier actividad laboral de forma rentable para la empresa.

pasar-de-incapacidad-total-a-absoluta

Gran Invalidez

Esta incapacidad laboral se concede en los casos más graves y que requieren de asistencia de una tercera persona para poder afrontar tareas básicas y cotidianas. Es decir, que el interesado no puede escribir, alimentarse o desplazarse de forma autónoma, y por tanto, no puede trabajar.

¿Puedo pasar de incapacidad permanente total a absoluta?

Puede que no estés de acuerdo con tu calificación y quieras pasar de incapacidad total a absoluta. Pero, ¿es esto posible? ¿Se puede pasar de una incapacidad permanente total a una absoluta? Atento, porque te lo explicamos todo a continuación.

Para pasar de una incapacidad permanente total a una absoluta es fundamental cumplir con los requisitos correspondientes al grado que deseas conseguir, o de lo contrario, no podrás obtener dicha prestación. Pero si estás convencido de que tu situación es más grave y tienes pruebas médicas suficientes para demostrarlo puedes hacer algo.

Es posible pasar de una incapacidad total a absoluta, siempre y cuando hayas recurrido al mecanismo de la reclamación dentro de los plazos previstos y, tras una revisión de tu caso, se haya aprobado el grado de incapacidad permanente absoluta.

Pero, ¿cómo se reclama una incapacidad permanente cuando no se está de acuerdo? Existen dos vías para poder pasar de incapacidad permanente total a absoluta:

Reclamación por vía administrativa

Se trata de un simple trámite administrativo para solicitar la revisión de la solicitud inicial y poder modificar la valoración del EVI. Esta reclamación, debe realizarse en un plazo de 30 días hábiles tras la notificación del INSS.

De este modo, tendrás la posibilidad de pasar de incapacidad permanente a absoluta. No obstante, también es posible que la resolución no se modifique, por lo que quedará la opción de recurrir a la vía judicial.

Reclamación por vía judicial

Todavía tienes esta opción si la vía administrativa no te ha ayudado a conseguir el grado de incapacidad deseado. Se trata de una demanda judicial, que debes interponer si quieres pasar de la incapacidad permanente a la absoluta, una vez agotada la vía administrativa.

Del mismo modo que en la vía anterior, también cuentas con un plazo de 30 días hábiles como máximo desde la notificación de la resolución de la Reclamación por vía administrativa.

Eso sí, en este caso se tendrán en cuenta tanto los aspectos jurídicos, como los médicos. Por ello, nuestro consejo en cualquiera de los casos mencionados, es contar con ayuda de de profesionales especializados en éste área, para obtener las mayores posibilidades en la obtención de tu incapacidad permanente.

También puede ocurrir que tras completar la solicitud de tu incapacidad, el INSS la rechace. Pero si te han denegado la incapacidad permanente, no todo está perdido. Aún tienes la oportunidad de conseguirla, siguiendo los pasos anteriores.

pasar-de-incpacidad-permanente-total-absoluta

Consigue el reconocimiento de tu incapacidad permanente, con las mayores garantías

Si después de saber si puedes pasar de una incapacidad permanente total a absoluta decides solicitar ayuda para reclamar tu incapacidad permanente, estás en el lugar indicado.

En GMJD contamos con un amplio bagaje en este tipo de procedimientos y trámites. Por ello, tenemos la capacidad de poner a tu disposición el servicio más completo, para que tengas las mayores posibilidades en el reconocimiento de tu situación:

  • Te acompañamos durante todo el proceso para ayudarte y asesorarte en cada paso, con el objetivo de que consigas tus objetivos.
  • Servicio personalizado. Nos ajustamos a tus necesidades para abordar la estrategia que mejor defienda tus intereses.
  • Ayuda jurídica de la mano del mejor equipo de profesionales. Analizamos y estudiamos tu caso para actuar a tu favor.
  • Informe de viabilidad previo. Destacamos por ofrecerte la posibilidad de comprobar tu situación, y si confirmamos que puedes obtener tu grado de incapacidad con ciertas garantías, procedemos a elaborar el informe médico final.
  • Peritación médica completa. También nos ocupamos de realizar el informe médico final para demostrar tu situación ante el organismo pertinente.

Necesitas más información o quieres realizar alguna consulta sobre nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Incapacidad permanente: grados y prestaciones

incapacidad-permanente-grados
incapacidad-permanente-grados

Si estás a punto de solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral al INSS, es normal que te surjan algunas dudas sobre los diferentes grados y prestaciones existentes. Por este motivo, en Grupo Médico Jurídico Durango, hemos elaborado este post, donde te contamos todo lo que tienes que saber sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones.

Si padeces alguna enfermedad o lesiones que te impidan desarrollar con normalidad tu actividad laboral, es preciso que sepas que puedes solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral. Sin embargo, has de saber que existen diferentes grados de incapacidad y, por tanto, prestaciones que pueden variar como consecuencia de la gravedad del caso en particular.

¿Qué es la incapacidad permanente?

Si buscas información sobre una incapacidad permanente, grados y las prestaciones posibles, es preciso que sepas en qué consiste exactamente este reconocimiento. En primer lugar, has de saber que una incapacidad permanente supone la concesión de una prestación económica, que tiene como objetivo cubrir las pérdidas salariales que sufre una persona, como consecuencia de una enfermedad o accidente.

Es decir, hablamos de una persona que no puede desarrollar su profesión con normalidad, y al quedar limitada su actividad laboral, también se ve afectada económicamente. Por ejemplo, imagínate que te dedicas a tareas logísticas y sufres algún tipo hernia discal o lumbalgia, que te impide coger y trasladar mercancías pesadas, como hacías normalmente.

Esta situación afectaría directamente a tu capacidad para realizar las tareas de tu profesión habitual. Y en este caso, es más que probable que obtuvieras el reconocimiento de una incapacidad laboral de la Seguridad Social.

Sin embargo, no todas las situaciones comprenden la misma gravedad, por ello, el INSS establece distintos grados de incapacidad permanente y prestaciones en consecuencia.

Grados-de-incapacidad-permanente

Incapacidad permanente: grados posibles

Si tienes dudas sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones posibles, no te preocupes. Como acabamos de mencionar, te contamos cuáles son los grados de incapacidad laboral existentes y las limitaciones que comprenden para poder obtener la prestación correspondiente.

Incapacidad permanente parcial

Has de saber que para conseguir una incapacidad permanente en grado parcial, es preciso sufrir una limitación del rendimiento superior al 33%, sin que esta llegue a ser total, para la profesión habitual. Eso sí, siempre y cuando puedas seguir efectuando la mayoría de las tareas fundamentales de la misma.

Incapacidad permanente total

Puedes obtener el reconocimiento de este otro grado de incapacidad si tienes problemas para realizar las tareas fundamentales, o la totalidad de las mismas, con respecto a tu profesión habitual. En este caso, puedes solicitar la prestación por incapacidad permanente total.

Incapacidad permanente absoluta

Por otro lado, nos encontramos con el grado de incapacidad permanente absoluta. Puedes obtener esta pensión en caso de no poder ejercer cualquier trabajo de forma rentable o eficaz para la empresa.

Gran Invalidez

Finalmente, debemos hablar del grado de incapacidad permanente que conlleva una mayor gravedad. El INSS sólo concede esta prestación cuando se reconoce una situación de dependencia, es decir, el interesado no puede realizar de forma autónoma tareas tan cotidianas, como pueden ser asearse, alimentarse o caminar. Es decir, precisa de ayuda de una tercera persona para desarrollar su día a día.

Debes saber que cada grado de incapacidad permanente, conlleva una prestación diferente. Así, la cuantía a recibir dependerá de la gravedad de la situación y de la base reguladora del afectado en cuestión. Por tanto, a mayor dificultad para desarrollar la actividad laboral, mayor será el porcentaje de la base reguladora que percibirá la persona.

Aspectos a tener en cuenta para solicitar tu incapacidad permanente

Si buscabas información sobre incapacidad permanente, grados y prestaciones, seguramente vayas a solicitar el reconocimiento de una incapacidad laboral al INSS. En GMJD somos expertos en este tipo de trámites y procesos, por ello, podemos informarte sobre todo lo que debes tener en cuenta para conseguir tu incapacidad permanente.

Como ya sabrás, para obtener este tipo de prestación, tienes que demostrar el hecho incapacitante y tu situación médica, además de cumplir ciertos requisitos. Pero, ¿cuáles son estos requisitos? Toma nota de todos ellos, porque te los explicamos a continuación.

Alta en la Seguridad Social

Para poder iniciar la solicitud de una incapacidad laboral, es fundamental tener un contrato laboral y estar cotizando a la Seguridad Social. También son válidas las situaciones de desempleo, excedencia forzosa o baja médica por enfermedad.

No obstante, has de conocer la excepción en este punto. Y es que, si padeces una enfermedad o lesiones por algún accidente no laboral, puedes iniciar tu solicitud sin estar dado de alta, siempre y cuando hayas cotizado un mínimo de 15 años, y de ellos, 3 años se hayan cotizado en los 10 anteriores. También podrán asesorarte sobre esto tu seguro médico privado.

Grados-de-incapacidad

No haber superado la edad de jubilación

No haber cumplido la edad legal de jubilación es un requisito indispensable. Sin embargo, has de saber que también puedes obtener tu incapacidad permanente en el caso de recibir un diagnóstico tardío. Es decir, si has estado trabajando y cotizando sin ser consciente de la enfermedad.

¿Y si he solicitado la jubilación anticipada? En este caso, aún estás a tiempo de iniciar tu solicitud, pero recuerda que sólo será posible hasta la edad legal de jubilación.

Mínimo de años cotizados

Los menores de 31 años deben haber cotizado, al menos una tercera parte del tiempo transcurrido entre sus 16 años y la edad que tenga cuando se produce el hecho causante.

Pero si el interesado tiene más de 31, el mínimo de cotización coincide con una cuarta parte del tiempo transcurrido entre los 20 años de edad y el momento en el que se produce el hecho causante (siendo necesario un mínimo de 5 años cotizados) Además, un tercio de ese periodo debe estar comprendido en los últimos 10 años.

En lo referente a la incapacidad permanente, los grados y sus prestaciones, cabe mencionar la dificultad que puede conllevar este tipo de procesos. De hecho, la obtención de la prestación correspondiente es un procedimiento más complejo de lo que parece. Por ello, contar con asesoramiento y ayuda profesional puede ser de gran utilidad en estos casos.

GMJD: la ayuda médico-legal que necesitas

En Grupo Médico Jurídico Durango contamos con un amplio bagaje y especialización en este tipo de trámites y procesos. Por ello, podemos atenderte y acompañarte durante las diferentes frases del procedimiento, ofreciéndote la información y la seguridad que necesitas para reclamar tu incapacidad permanente con las máximas garantías.

Si quieres contratar nuestros servicios, solicitar presupuesto o realizar alguna consulta, no dudes en contactar con nosotros. ¡Te esperamos!

¿La incapacidad permanente y jubilación al mismo tiempo?

pensión incapacidad permanente jubilación
pensión incapacidad permanente jubilación

Si estás a punto de jubilarte y estás cobrando una prestación por incapacidad permanente, es normal que te surjan algunas dudas al respecto. Por ello, en este post de Grupo Médico Jurídico Durango, te explicamos si puedes cobrar a una incapacidad permanente y jubilación al mismo tiempo.

Esta situación es más común de lo que parece, y en estos casos, es fundamental estar informado para evitar posibles confusiones o problemas en el futuro. Atento, porque te explicamos todo sobre tu incapacidad permanente total y jubilación.

Incapacidad permanente: aspectos a tener en cuenta

Antes de explicarte si es posible disfrutar de una incapacidad permanente y jubilación al mismo tiempo, es pertinente dejar claro en qué consiste esta prestación por incapacidad laboral.

El INSS concede una pensión por incapacidad permanente para resolver las carencias y dificultades económicas, que una persona puede encontrar cuando queda inhabilitada de forma definitiva, para desarrollar una actividad laboral con normalidad, como consecuencia de las patologías que padece.

Ten en cuenta que este tipo de situaciones impide a la persona obtener los ingresos suficientes para poder afrontar su día a día, y los cuales suple la prestación correspondiente.

Pero, ¿qué tipo de prestaciones podemos obtener en consecuencia? Bien, has de saber que la cuantía de la pensión varía en función de la gravedad de la incapacidad permanente que sufre el interesado y de su base reguladora. Los grados de incapacidad posibles son los siguientes:

➞  Incapacidad permanente parcial

Según establece la Seguridad Social, esta prestación se otorga cuando una persona presenta una incapacidad permanente que no alcanza un grado total, pero dificulta el rendimiento normal de su profesión habitual, hasta en un 33%. Es decir, que el individuo puede continuar trabajando a pesar de su limitación.

➞  Incapacidad permanente total

Esta situación comprende la inhabilitación de la persona para la realización de las tareas fundamentales, o de la totalidad de la actividad laboral de una profesión, siempre y cuando, se pueda dedicar a otra distinta.

➞  Incapacidad permanente absoluta

Se trata de la prestación que se concede a todo aquel que encuentra una limitación permanente, por enfermedad o lesiones, que le impide la realización de cualquier trabajo de manera rentable o eficaz para la empresa.

➞  Gran Invalidez

Este tipo de incapacidad corresponde al mayor rango de gravedad en una incapacidad laboral, ya que para su reconocimiento requiere que la persona precise de asistencia de una tercera persona para poder afrontar su día a día. Normalmente, conlleva la imposibilidad de realizar tareas tan cotidianas y habituales como darse una ducha, comer, desplazarse con autonomía, etc.

incapacidad-permanente-total-y-jubilación

Asimismo, antes de resolver la problemática con respecto a la prestación por incapacidad permanente y jubilación, es imprescindible conocer más sobre los requisitos indispensables para conseguir una prestación por incapacidad permanente.

  • Estar dado de alta en la Seguridad social, con contrato vigente de trabajo, o estar en desempleo, excedencia forzosa o baja médica.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación, o en su defecto, demostrar haber estado trabajando mientras se ha padecido una incapacidad permanente.
  • Cumplir con el mínimo de años cotizados, estipulados por el INSS.

Ten en cuenta que estos requisitos son fundamentales para poder iniciar los trámites correspondientes para solicitar una incapacidad permanente con las mayores garantías.

Incapacidad permanente y jubilación, ¿son compatibles?

¿Se puede cobrar una pensión por incapacidad permanente total y jubilación al mismo tiempo? Para empezar, debes tener claro que incapacidad permanente y jubilación son conceptos distintos.

El primero se corresponde a una prestación que se concede a una persona que no puede ejercer una actividad laboral con normalidad, y esta ayuda puede ser vitalicia. Mientras que la jubilación se corresponde con un ingreso por haber alcanzado la edad de jubilación y los requisitos de cotización pertinentes.

Según queda dispuesto en el artículo 13 de la Ley General de la Seguridad Social de 2015, no es posible disfrutar de dos prestaciones delEstado de manera simultánea, si estas proceden del mismo régimen. Es decir, que cualquier individuo debe elegir entre una de las dos.

Por este motivo, la respuesta a la cuestión que planteábamos sería que no hay posibilidad de cobrar una prestación por incapacidad permanente total y jubilación a la vez. Por tanto, hay que elegir entre una de las dos, ya que no hay compatibilidad entre la incapacidad laboral y la ayuda familiar por parte del Estado.

De este modo, si estás cobrando una incapacidad permanente total, o de otro tipo, y has cumplido, o estás a punto de cumplir la edad legal de jubilación, tienes que elegir una única pensión. Lo más habitual es pasar de incapacidad permanente total a jubilación. Sin embargo, nuestro consejo es que valores muy bien tus opciones y optes por la pensión más favorable.

De igual modo, si decides anticiparte y acogerte a la prejubilación, también tendrás que elegir entre la incapacidad permanente y la jubilación.

pensión-incapacidad-permanente-jubilación

Incapacidad permanente y jubilación en distintos regímenes

Pero, ¿y si las pensiones no provienen del mismo régimen de la Seguridad Social? ¿Es posible disfrutar de las dos al mismo tiempo? Efectivamente, en este caso sí que podrían percibirse las dos prestaciones de manera simultánea.

¿Cuáles son los regímenes posibles de la Seguridad Social? Para saber con más exactitud si puedes cobrar una incapacidad permanente y la jubilación al mismo tiempo, debes conocer cuáles son los diferentes regímenes posibles. A continuación, nombramos cada uno de ellos:

  • Régimen General. Se trata del más habitual, siendo personal con contrato laboral.
  • Régimen para trabajadores autónomos.
  • Régimen para trabajadores del mar.
  • Régimen para representantes de comercio.

Grupo Médico Jurídico Durango: la ayuda especializada que necesitas

¿Todavía no te ha quedado claro si puedes recibir una prestación por incapacidad permanente y jubilación al mismo tiempo? Es cierto que estos asuntos son más complejos de lo que parece, por ello, lo más recomendable es solicitar ayuda y asesoramiento a los mejores profesionales.

En GMJD somos expertos en el ámbito médico legal, y contamos con un amplio bagaje profesional en todo lo referente a la incapacidad permanente.

Ponemos a tu disposición nuestro servicio personalizado. Analizamos y comprobamos tu supuesto de hecho para ofrecerte las mayores garantías.

Si precisas realizarnos alguna consulta o quieres contar con nuestra ayuda, ponte ya en contacto con nosotros. Nuestro equipo estará encantado de poder atenderte. ¡Te esperamos!

Incapacidad permanente por pérdida de visión

incapacidad-permanente-total-por-visión-monocular
incapacidad-permanente-total-por-visión-monocular

¿Preocupado por una incapacidad permanente total por visión monocular? Si padeces algún tipo de pérdida de visión, es normal que estés pensando en solicitar una pensión por incapacidad laboral.

Son muchas las personas que carecen de visión binocular, es decir, de la capacidad de poder integrar las imágenes de los dos ojos en una sola, y por tanto, presentan una visión monocular. En Grupo Médico Jurídico Durango somos expertos en este tipo de trámites y procedimientos, por ello, queremos ayudarte con este post.

¿Qué es la visión monocular y qué problemas conlleva?

Si tienes dudas con respecto a la incapacidad permanente total por visión monocular, has de saber que este problema de visión se produce cuando sólo se ve con un ojo. La persona afectada por este problema, no puede integrar las imágenes de los dos ojos en una sola, y por lo tanto, no percibe bien la profundidad y la distancia.

En definitiva, este tipo de problemas produce una menor calidad visual. Así, el estrabismo, el ojo vago y otras patologías relacionadas con la dificultad de la visión binocular, pueden impedir que el desarrollo de los ojos sea equitativo y aparezcan problemas visuales de este tipo.

Una mala calidad visual, puede entorpecer muchas tareas cotidianas. Además, ver mal, también conlleva un mayor esfuerzo visual, que puede acabar en dolores de cabeza, mal humor, entre otros.

No obstante, uno de los principales inconvenientes de la visión monocular es la dificultad para calcular distancias. Ten en cuenta que, la persona que la padece carece de visión 3D, la cual afecta directamente en la percepción del espacio y las distancias. De este modo, alguien con visión monocular, no podrá ejercer tareas que conlleven de una destreza visual más precisa, como puede ser conducir, coser, tareas de laboratorio, etc.

Por este motivo, es esencial hablar de incapacidad permanente por visión monocular. A continuación, te contamos más sobre la solicitud de esta prestación.

incapacidad-permanente-por-visión-monocular

¿Puedo solicitar una incapacidad permanente por visión monocular?

Si quieres saber si puedes conseguir la incapacidad permanente total por visión monocular, la respuesta es sí. No obstante, has de saber que el grado de incapacidad reconocido por el INSS, dependerá del nivel de pérdida de visión que presente la persona en cuestión.

Por lo general, la ceguera se declara cuando el valor es inferior a 0,1 de visión, en ambos ojos. En el caso de presentarse un valor igual o superior a este, se determinará que existen dificultades en la visión, pero hay posibilidad de llevar a cabo las tareas habituales del día a día, sin asistencia.

De este modo, debemos recordar cuáles son los grados de incapacidad laboral posibles y sus requisitos en este tipo de casos.

Incapacidad permanente parcial

Una incapacidad laboral de este tipo, se reconoce cuando el interesado sufre una disminución, no inferior al 33%, sobre su rendimiento laboral. Concretamente, en el campo visual, suele traducirse en una situación de pérdida de visión en uno de los ojos, o en los dos, pero de forma parcial.

Incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total por visión monocular, sólo se reconoce si se produce la inhabilitación de las tareas fundamentales, o la totalidad de las pertenecientes a la profesión habitual. Eso sí, siempre y cuando la persona afectada por visión monocular, pueda ejercer otra actividad laboral. Normalmente, este tipo de situaciones se da cuando el campo visual coincide con un valor de 0,1 o más.

Incapacidad permanente absoluta

El reconocimiento de este grado de incapacidad, se produce cuando la persona queda impedida para la realización de forma rentable o eficaz de cualquier trabajo, para la empresa. Esto, supondría que la agudeza visual sea 0,1 o superior, se concede esta prestación.

Gran Invalidez

Por último, encontramos el grado de incapacidad más grave de todos, el cual se concede cuando la persona requiere de asistencia o ayuda, ya que no puede realizar por sí misma algunas de las principales tareas cotidianas: comer, vestirse, desplazarse, etc. Estas situaciones, se desarrollan cuando la persona presenta ceguera total, es decir, un valor inferior a 0,1 en ambos ojos.

La regulación de la discapacidad por deficiencias de tipo visual, se recoge en el capítulo 12 del Real Decreto 1971/1999. En él, se contempla la agudeza visual y el campo visual, teniendo en cuenta que la primera debe intentar corregirse con el uso de gafas, y luego, se valorarán las posibles dificultades y limitaciones funcionales que presente el afectado.

No obstante, las pruebas médicas no son suficientes para obtener una incapacidad permanente total por visión monocular, o de cualquier otro tipo. De hecho, es preciso contar con ciertos requisitos, que quedan al margen del ámbito médico.

incapacidad-permanente-total-visión-monocular

Otros requisitos a tener en cuenta, para obtener la incapacidad permanente total por visión monocular

Para poder acceder a la solicitud y obtener tu expediente de incapacidad permanente por visión monocular o por cualquier otra enfermedad, resulta fundamental cumplir con los siguientes requisitos:

  • Alta en la Seguridad Social

Si quieres conseguir la pensión por incapacidad permanente total por visión monocular, es imprescindible estar dado de alta en la Seguridad Social, y cotizando bajo un contracto en vigor. También es posible acceder a la solicitud pertinente, en situación de desempleo, excedencia forzosa o baja médica.

La excepción ocurre cuando se ha cotizado un mínimo de 15 años, de los cuales 3 se haya producido en los últimos 10 años.

  • No haber cumplido la edad de jubilación

Por otro lado, es vital no haber cumplido la edad legal de jubilación establecida. En el caso de haberla cumplido, sólo es posible tener acceso a dicha solicitud, si el diagnóstico se produjo de forma tardía, y el interesado estuvo trabajando y cotizando, a pesar de la enfermedad o lesiones.

También es posible acceder la incapacidad permanente total por visión monocular, si se ha producido la jubilación anticipada, pero no se ha superado la edad legal de jubilación.

  • Cumplir con la cotización mínima

Por último, nos encontramos con el requisito que más dudas y confusiones genera. ¿Por qué? Se debe a que los años cotizados requeridos, varían en función de la edad del solicitante. Por tanto, debemos distinguir entre los siguientes casos:

  • Menores de 31: es necesario haber cotizado una cuarta parte del tiempo que va desde los 16 años, a la edad en la que se produce el hecho causante.
  • Mayores de 31: es preciso haber cotizado una cuarta parte, que va desde los 20 años al momento en el que se produce el hecho causante, con un mínimo de 5 años cotizados.

Si quieres conseguir tu incapacidad permanente total por visión monocular con las mayores garantías, lo mejor será contar con ayuda especializada en el ámbito médico-legal. En Grupo Médico Jurídico Durango, contamos con los mejores profesionales expertos en peritaciones médicas, así como el mejor equipo jurídico, ambos especializados en temas de incapacidad laboral.

Te ofrecemos un servicio personalizado, atendiendo tus necesidades y las circunstancias de tu supuesto de hecho. ¿Alguna duda? Ponte en contacto con nosotros, y obtén las mayores posibilidades en el reconocimiento de tu prestación por incapacidad laboral. ¡Te esperamos!

¿Cómo cobrar mi incapacidad? Pasos a seguir

como-cobrar-mi-incapacidad
como-cobrar-mi-incapacidad

Si tienes dificultades para desarrollar tu trabajo, tras el diagnóstico de una enfermedad o sufrir un accidente, es normal que te preguntes cómo cobrar mi incapacidad permanente.  El INSS reconoce diferentes grados de incapacidad laboral, y concede una prestación en consecuencia.

En Grupo Médico Jurídico Durango, sabemos lo importante que resulta poder disponer de esta prestación, en este tipo de situaciones. Por este motivo, en este post te contamos todos los pasos que tienes que seguir para cobrar una pensión por incapacidad permanente. Así, que toma nota y consigue el reconocimiento de tu incapacidad, con las mayores garantías.

Descubre cómo cobrar una prestación por incapacidad permanente

Para saber cómo cobrar una incapacidad del INSS, además de realizar la solicitud, has de tener en cuenta unos requisitos imprescindibles, para poder iniciar los trámites pertinentes. Por supuesto, contar con asesoramiento y ayuda de profesionales expertos puede marcar la diferencia en este tipo de procedimientos.

Requisitos para cobrar una incapacidad permanente

En primer lugar, existen unos requisitos médicos que se han de cumplir para cobrar una incapacidad laboral. El interesado tiene que demostrar que las posibilidades de su recuperación son reducidas, y que sus afecciones son incompatibles con el correcto desarrollo de la actividad laboral.

Por otro lado, el INSS puede reconocer distintos grados de incapacidad permanente, por tanto, has de saber que los requisitos son diferentes en cada caso. Sin embargo, encontramos algunos factores que se repiten como son el hecho de no haber cumplido la edad legal de jubilación, estar dado de alta en la Seguridad Social, en una situación de desempleo, baja médica o excedencia forzosa, así como tener un mínimo de años cotizados.

A continuación, te mostramos cuáles son los requisitos en cada grado de incapacidad:

Incapacidad permanente parcial

Si quieres saber cómo cobrar una incapacidad permanente parcial, debes tener en cuenta que esta prestación se concede a aquellos trabajadores que sufren una incapacidad superior al 33% para el desempeño de su profesión habitual. No obstante, se concede una indemnización, pero el interesado no puede abandonar su puesto actual.

Incapacidad permanente total

Para cobrar esta prestación, el interesado debe padecer alguna lesión o patología que le impida volver a desempeñar su profesión habitual, pero sí pueda ejercer otras actividades laborales.

como-cobrar-incapacidad-inss

Incapacidad permanente absoluta

Si tienes dudas sobre cómo cobrar una incapacidad permanente absoluta, has de saber que el INSS sólo concede esta prestación cuando la persona que inhabilitada para ejercer cualquier trabajo de forma rentable para la empresa.

Gran Invalidez

Finalmente, esta prestación sólo es posible cobrarla en los casos más graves, ya que además de limitar a la persona para ejercer una actividad laboral, también ve impedida las tareas básicas de su día a día, como pueden ser asearse, desplazarse o alimentarse por sí misma.

Solicitud de una incapacidad permanente

Con respecto a cómo cobrar mi incapacidad permanente, es primordial saber iniciar los trámites pertinentes para la solicitud de la prestación. Puedes llevar a cabo esta solicitud de forma presencial, acudiendo a algún centro del Instituto Nacional de la Seguridad Social, o bien, realizar la presentación del formulario online, con tu certificado digital, a través del INSS.

En cualquiera de los casos, lo primero que debes hacer es reunir la documentación necesaria aportar con la solicitud:

  • DNI del solicitante (y de su representante legal, si existe).
  • Historial Clínico
  • Certificado del Registro Civil (sólo en caso de aborto o si ha producido el fallecimiento del neonato en las primeras 24 horas).
  • Informe médico. Aunque este no es obligatorio en nuestro sistema legal, resulta una prueba fundamental a la hora de demostrar la situación del interesado.
como-cobrar-incapacidad

Tras reunirlos, sólo tienes que rellenar el formulario de incapacidad permanente para completar la solicitud y presentarla junto a la documentación citada. Una vez lo hayas hecho, puedes llevar a cabo un seguimiento del estado de la misma, a través de la Sede Electrónica del INSS. Aquí puedes saber cómo ver tu expediente de incapacidad.

A continuación, se producirá la fase de instrucción en la que el INSS podrá solicitar documentación y pruebas médicas para comprobar la situación del solicitante. Después, el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) dictará una resolución, tras comprobar y  hacer una exhaustiva valorización, tanto del informe médico, como de documentación aportada en la solicitud. Normalmente, esta llega en un periodo máximo de 135 días.

Si después de recibir la notificación del rechazo de tu solicitud, o bien, no estás de acuerdo con el grado de incapacidad concedido, tienes la posibilidad de recurrir.

Cómo cobrar mi incapacidad permanente, con las mayores garantías

Si quieres saber cómo cobrar una pensión por incapacidad laboral, debes acudir a los mejores profesionales. En Grupo Médico Jurídico Durango nos ponemos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites.

Nuestro equipo de profesionales en el ámbito médico-jurídico, cuenta con una amplia experiencia en este tipo de trámites y procesos. Por ello, podemos ofrecerte un servicio personalizado, capaz de adecuarse a tus necesidades y exigencias.

Te proporcionamos la posibilidad de hacer un informe de viabilidad, para comprobar si tu solicitud es viable o no. De modo que, sólo si confirmamos que puede conseguir tu pensión por incapacidad, procederemos a realizar el informe laboral que presentaremos ante el órgano correspondiente.

Te acompañaremos durante todo el proceso, ya que disponemos de servicio de peritaje médico, así como un equipo jurídico especializado para ofrecerle el mejor asesoramiento y servicio jurídico, en caso de necesitarlo.

¿Quieres contratar nuestros servicios? Para solicitar presupuesto, o realizar alguna consulta sobre cómo cobrar la incapacidad, no dude en contactar con nosotros. En GMJD estaremos encantados de poder ayudarte, en lo que necesites.

¿Cómo veo mi expediente de incapacidad? ¡Te lo contamos!

como-ver-expediente-de-incapacidad
como-ver-expediente-de-incapacidad

Si ya has presentado tu solicitud de incapacidad permanente en el INSS, es normal que te inquiete el estado en el que se encuentra la tramitación, y te preguntes “cómo ver mi expediente de incapacidad”. Pero no te preocupes porque desde Grupo Médico Jurídico Durango queremos ayudarte.

En este post te contamos todo lo que tienes que saber para realizar un correcto seguimiento del estado de tu expediente de incapacidad: cómo acceder a tu expediente, cómo hacer un seguimiento del estado de la tramitación y cuáles son las etapas de un expediente de Incapacidad Permanente.

Cómo ver mi expediente de incapacidad, paso a paso

Para poder ver tu expediente de incapacidad y comprobar el estado de la solicitud, has de llegar a la página web del INSS y, a continuación, entrar en la Sede Electrónica. Aquí se os pedirá el certificado digital, o bien, un usuario y contraseña para poder acceder a vuestro perfil y área personal.

No obstante, lo más importante para saber cómo ver mi expediente de incapacidad son sus diferentes fases. ¿Cuántas etapas tiene un expediente de incapacidad? Bien, esta son siete en total, y las encontrarás directamente en tu área personal cuando consigas acceder a tu expediente.

Cada una de ellas aparecerá junto a su correspondiente estado de tramitación, de modo que puedes encontrarte la fase como “pendiente”, si todavía no se ha resuelto, o “concluida” si ya se ha finalizado, y pasado a la siguiente etapa.

El tiempo máximo estimado para la realización de todas estas etapas, y poder obtener la resolución final de la solicitud, es de 135 días hábiles, es decir, unos cuatro meses. No obstante, es posible que obtengas el resultado mucho antes de este periodo.

Fases de un expediente de Incapacidad Permanente

 A continuación te ofrecemos más detalladamente cuáles son las siete fases, que has de tener en cuenta a la hora de ver tu expediente de incapacidad.

  1. Estudio de la solicitud y la documentación aportada
  2. La propuesta del dictamen médico
  3. Propuesta de incapacidad por parte de la Comisión de Evaluación de Incapacidad del INSS
  4. Estudio de vida laboral y cotizaciones
  5. Estudio final del expediente
  6. Revisión y confirmación final del expediente
  7. Resolución de la solicitud
como-ver-mi-expediente-de-incapacidad-permanente

Otros aspectos a tener en cuenta, al ver mi expediente de incapacidad

Además, de cómo ver mi expediente de incapacidad, puede que tengas otras dudas sobre la resolución de tu solicitud. De hecho, es posible que te preguntes si este proceso puede detenerse en algún momento, por motivo de algún tipo de incidencia o solicitud.

Has de saber que sí, esto es posible porque el INSS puede pedir la aportación de nueva documentación, necesaria para poder continuar resolviendo tu solicitud de incapacidad permanente. Si se produce esta situación, la Seguridad Social te dará un plazo de 10 días para aportar el informe o certificado correspondiente.

¿Y si pasan estos 135 días y no obtengo una resolución? También debes saber, que puede darse la figura del silencio administrativo negativo, es decir, que el INSS no emita una resolución sobre tu solicitud, porque tu incapacidad permanente, definitivamente, ha sido rechazada.

¿Y si no estoy de acuerdo con la denegación de mi solicitud o la resolución concedida? En este caso, existe la posibilidad de recurrir si no estás conforme con el rechazo de tu Incapacidad Permanente o con el grado concedido.

Ten en cuenta que el INSS puede proporcionarte una prestación, conforme a los distintos tipos de Incapacidad Permanente:

Pensión por incapacidad permanente parcial

El INSS reconoce esta prestación cuando la situación del interesado coincide con una disminución del rendimiento laboral, no inferior al 33%.

Pensión por incapacidad permanente total

Esta incapacidad laboral supone que la persona ha quedado inhabilitada para la realización de parte de las tareas fundamentales, o para la totalidad de las mismas, de la profesión habitual. Eso sí, esta pensión se concederá, siempre y cuando, este pueda desarrollar otra actividad laboral.

Pensión por incapacidad permanente absoluta

El reconocimiento de una incapacidad permanente absoluta implica que el interesado no puede desarrollar ninguna actividad laboral de forma rentable o eficaz para cualquier empresa.

Pensión por Gran Invalidez

Por último, el INSS concede esta prestación a los casos más graves y a los que precisan de asistencia para poder desarrollar su día a día, ni llevar a cabo tareas tan simples como asearse por sí solo, peinarse, alimentarse o caminar.

como-ver-mi-expediente-de-incapacidad

Después de leer este post sobre cómo ver mi expediente de incapacidad, es normal que te plantees acudir a profesionales especializados en este tipo de trámites y procedimientos, con el objetivo de obtener las mayores garantías en la obtención de tu incapacidad laboral.

Pero, no te preocupes, porque en Grupo Médico Jurídico Durango contamos con más de 30 años de experiencia en el ámbito de la incapacidad laboral, y ponemos a tu disposición a los mejores profesionales del ámbito médico legal para ayudarte.

¿Qué te ofrecemos en GMJD?

  • El mejor equipo jurídico que se hará cargo de analizar tu caso concreto, así como tus necesidades e intereses, para poder trazar la estrategia adecuada y defender tus derechos.
  • Nuestro informe de viabilidad puede ayudarte a ahorrar tiempo y evitarte algún que otro dolor de cabeza. De esta forma, en GMJD comprobamos tu situación y si puedes obtener una pensión por incapacidad permanente, con las mayores garantías.
  • Peritación médica completa. También nos ponemos a tu disposición para elaborar el informe médico final que supondrá la prueba principal de tu situación, ante el organismo correspondiente.

Si tienes alguna duda sobre nuestros servicios, o deseas contar con nuestra ayuda para obtener tu incapacidad laboral con las mayores garantías, ponte ya en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!

¿Cómo hacer una reclamación sobre el grado de incapacidad cuando no se está conforme?

cómo-hacer-una-reclamación-sobre-el-grado-de-discapacidad
cómo-hacer-una-reclamación-sobre-el-grado-de-discapacidad

¿Te han concedido la pensión por incapacidad, pero no estás conforme con el grado reconocido? Del mismo modo que puedes reclamar cuando te deniegan la incapacidad laboral, también tienes la posibilidad de hacerlo cuando no estás conforme con el grado que se te ha reconocido. Pero, ¿cómo hacer una reclamación sobre el grado de incapacidad?

En este post de Durangopedia, te explicamos cómo puedes actuar en caso de que no estés conforme con la incapacidad permanente que se te haya concedido y qué aspectos has de tener en cuenta.

Grados de incapacidad permanente

En primer lugar, debemos dejar claro que el reconocimiento de una incapacidad permanente y el pago de la correspondiente prestación, tiene lugar con motivo de una alteración de las capacidades de la persona que causan dificultades en el desarrollo de su actividad laboral.

Para saber cómo reclamar el grado de incapacidad, es fundamental que tengas muy claro cuáles son cada uno de los grados que puede reconocer el INSS. A continuación, te explicamos en qué consiste cada uno de estos grados y qué características se han de cumplir para su reconocimiento:

Incapacidad permanente parcial

Este grado de incapacidad se concede cuando una persona presenta una disminución, no inferior al 33% del rendimiento, en el desempeño de su actividad laboral habitual.

Incapacidad permanente total

¿En qué situación se reconoce este grado de incapacidad laboral? Si la disminución supera el 33% del rendimiento de la actividad laboral, y una persona queda inhabilitada para realizar parte de las tareas fundamentales de su profesión habitual, o la totalidad de las mismas.

Incapacidad permanente absoluta

En este caso, la persona debe estar impedida para realizar una actividad laboral habitual, es decir, ve imposible la realización de cualquier trabajo de forma rentable para la empresa.

Gran Invalidez

Por último, nos encontramos con el grado de incapacidad de mayor gravedad. Para su reconocimiento, es esencial que la persona precise de asistencia en su día a día. Es decir, necesita ayuda para realizar actividades cotidianas como puede ser comer, asearse o caminar.

cómo-reclamar-el-grado-de-discapacidad

Cómo hacer una reclamación sobre tu grado de incapacidad

Si te han concedido una determinada pensión por incapacidad laboral pero no estás de acuerdo con el grado reconocido, has de saber que aún tienes opciones. Así que, si quieres saber cómo hacer una reclamación del grado de incapacidad, atento.

Si, por ejemplo, te han concedido la incapacidad permanente parcial pero consideras que tu enfermedad causa efectos más graves en el desarrollo de tu actividad laboral, tienes dos formas de actuar:

Vía administrativa

Es posible que no estés de acuerdo con la valoración del EVI y el grado que se te ha reconocido. Y en este caso, tienes la oportunidad de recurrir a esta vía, la cual consiste en un trámite administrativo para solicitar la revisión de la solicitud inicial.

Eso sí, ten en cuenta que esta reclamación tiene que realizarse en un plazo máximo de 30 días hábiles desde la notificación del INSS. De este modo, se podrá realizar la revisión oportuna y de nuevo se dictará una resolución.

De este modo, se podrá reconocer el grado de incapacidad que se corresponde con tu situación concreta. No obstante, es posible que la resolución resultante sea la misma. ¿Qué puedo hacer en este caso? Para ello, tenemos la vía judicial.

Vía judicial

Si la reclamación previa no nos permitió acceder a la pensión que creemos que nos corresponde, ¿Cómo puedo seguir reclamando sobre el grado de mi incapacidad? No te preocupes, porque aún nos quedaría la opción de interponer una demanda judicial.

Al igual que en la vía anterior, también cuentas con un plazo máximo de 30 días hábiles desde la proclamación de la resolución de la Reclamación Previa.

En esta vía, se considerarán tanto los aspectos jurídicos, como los médico-presenciales. Por este motivo, es fundamental contar con la mayor ayuda legal de abogados especializados, entre otros, y tener la posibilidad de aportar pruebas firmes y suficientes en el juicio. De esta forma, podrás demostrar tu situación y favorecer el reconocimiento del grado de incapacidad que reclamas.

cómo-hacer-una-reclamación-sobre-el-grado-de-discapacidad-permanente

¿Cómo hacer la reclamación sobre un grado de incapacidad con las mayores garantías?

Como acabamos de mencionar, es fundamental contar con ayuda y asesoramiento de los mejores profesionales del ámbito médico-legal. Y también, es conveniente tener la posibilidad de poder aportar un informe pericial médico completo donde se detalle y demuestre tu incapacidad laboral.

En Grupo Médico Jurídico Durango te ofrecemos el mejor servicio para que tengas la oportunidad de obtener las mayores garantías al reclamar tu grado de incapacidad. ¿Por qué? Fácil, a continuación te contamos todo lo que te ofrecemos:

  • Servicio completo y personalizado

Nuestro gabinete médico legal puede ayudarte en las distintas fases de cualquier procedimiento, ofreciéndote la mayor seguridad y garantías al reclamar tu grado de incapacidad.

  • Un excelente equipo jurídico.

Ponemos a tu disposición los mejores profesionales para estudiar tu caso concreto y poder desarrollar la estrategia que mejor se ajuste a tus necesidades e intereses. Amplia experiencia tras más de 30 años ofreciendo nuestros servicios.

Nuestro informe de viabilidad previo.

Desde GMJD nos caracterizamos por ofrecer la posibilidad de analizar y comprobar la situación del interesado. Si el resultado de este informe de viabilidad es positivo y confirmamos que podrá solicitar, con ciertas garantías, el grado de incapacidad laboral que desea, procederemos a elaborar el informe médico final.

  • Peritación médica completa

También nos encargamos de realizar el informe médico final que servirá como prueba para demostrar su situación ante el tribunal correspondiente.

Si quieres saber más sobre cómo hacer una reclamación sobre el grado de incapacidad, o precisas de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En GMJD estamos para ayudarte.

Consulta Médica / Jurídica por Videoconferencia

Pide
tu cita

Puedes solicitar una consulta Médica o Jurídica con nosotros mediante videoconferencia con cita previa, llámanos para informarte y agendarla.