ILos conductores con cardiopatía no pueden trabajar

Caso de incapacidad permanente totalEncaramos la vuelta de verano con una buena noticia. Hemos recibido sentencia por la cual otorgan a uno de nuestros clientes la incapacidad permanente total. Se ha demostrado que sus patologías le impiden el desarrollo de su profesión habitual: técnico de mantenimiento. Un nuevo caso de éxito en Grupo Médico Jurídico Durango.

Tras acudir a nosotros y ver la viabilidad de su caso, se presentó la solicitud de incapacidad permanente ante el INSS. Como suele ser habitual, en octubre de 2017, dicha solicitud fue rechazada. Continuando con la vía administrativa, nuestro equipo presentó la correspondiente reclamación previa, que fue igualmente desestimada. Esto obligó, en marzo de 2018, a acudir a la vía judicial que, finalmente, ha dado la razón a nuestro cliente.

Patologías del demandante

Las patologías de nuestro cliente estaban relacionadas con problemas de espalda, presentando el siguiente cuadro clínico:

  • Lumbalgia derivada de protusiones discoosteofitarias en L1-L2, L3-L4 y L5-S1.
  • Por lo anterior, estenosis leve de los forámenes de conjunción ipsilateral.

Estas patologías se veían acompañadas de informes médicos que recomendaban llevar una adecuada higiene postural y evitar levantar pesos. Concretamente, evitar la flexo-extensión forzada. De igual forma, los informes demostraban una persistencia de lumbociática muy invalidante. Todo ello le impedía el desarrollo de sus funciones principales: limpiar, pintar, mantenimiento de edificios, etc.

A pesar de todo, fue necesario acudir a juicio antes las negativas administrativas del INSS. Fue en sala donde el equipo médico-jurídico de Grupo Médico Jurídico Durango logro demostrar la incapacidad de la que se veía afectado nuestro cliente. Con todo ello, finalmente, el juez dictó la siguiente sentencia:

FALLO

“Que ESTIMANDO LA DEMANDA interpuesta por…… frente al INSS-TESORERÍA, DEBO DECLARAR Y DECLARO al actor en situación de incapacidad permanente total derivada de enfermedad común y en consecuencia DEBO CONDENAR a la demandada a abonarle una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora de 1.373,12 € con efectos desde el cese en la situación de incapacidad temporal”.

Os recordamos que si os han denegado una incapacidad, podemos ayudaros. Podéis llamarnos al teléfono 913076219 o enviar vuestra consulta en el siguiente formulario para que podamos daros cita con uno de nuestros peritos y que estudie vuestro caso.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *