Aumento Negligencia Odontológica

Aumento Negligencias OdontológicasNo hay más que dar un paseo por cualquiera de nuestras ciudades para darse cuenta de que el número de clínicas dentales ha aumentado. Muchas clínicas privadas han nacido, siendo sus impulsores un buen número de empresarios de pequeño y mediano tamaño, así como de grandes empresas del sector sanitario.

Tampoco conviene olvidarse de muchas clínicas de toda la vida que antes se encontraban en pisos y han decidido trasladarse, mudándose ahora a bajos en superficie para tener unas instalaciones más grandes o contar con más posibilidades de acceder a nueva clientela.

También existe el caso de los profesionales que en la odontología tienen varias especialidades y se unen para crear una clínica nueva, aunque esto no suele abundar tanto si lo comparamos con los casos anteriormente descritos.

¿Son algunas clínicas un refugio para los inversores?

En algunos casos, el sector ha pasado a ser un buen lugar para toda clase de empresarios para conseguir beneficios a corto y medio plazo. Al provenir de otros campos, algunos piensan que montar una clínica dental es tan sencillo como otro tipo de negocio y no podemos pretender que sea como iniciar una actividad con un restaurante o una empresa de logística, por poner unos ejemplos.

La salud y solucionar los problemas del paciente son el principal objetivo. Esto parecen olvidarlo algunas clínicas que anteponen los intereses económicos a la propia salud del paciente.

Las negligencias odontológicas

Este tipo de negligencias son consecuencia de la poca profesionalidad en la mayoría de las ocasiones. Si sabemos como detectar un sitio que puede no darnos garantías en cuanto a atención bucodental de nivel, será más fácil no caer en estas clínicas. Vamos a daros algunas pistas:

  • La persona que atiende y se encarga de prescribir debe ser siempre un odontólogo. Si en su lugar está un comercial o director de clínica comisionando, mal asunto.
  • Si ves que más que atender a tu problemática está más pendiente de que firmes el presupuesto y el contrato con la entidad financiera, es que no es todo lo profesional que debiera.
  • Cuando haga el presupuesto deberá venir el nombre y número de colegiado del profesional odontológico.
  • Lo ideal es que siempre que se pueda, debe proponer una serie de alternativas para el tratamiento y no tener que extraer piezas dentales. Si solo quiere colocar implantes sin buscar o explicarte las razones, mal camino.

 

Consecuencias de algunas políticas en las clínicas odontológicas

En los últimos años hemos podido ver como la optimización de costes, en algunos casos, ha llevado a clínicas a ahorrar con materiales de bajo coste. A esto se le pueden sumar malas condiciones de trabajo para odontólogos, técnicas comerciales demasiado agresivas, publicidad engañosa, etc.

Podemos añadir que existen altas rotaciones de odontólogos en estas clínicas. Esto hace que la persona que se pone en sus manos, cada día que visita la clínica para un tratamiento tenga que estar en muchos casos con un profesional diferente.

La baja calidad de los materiales tiene incidencia en un aumento del riesgo de rotura de piezas dentales.

El incremento de la visión comercial, que en algunos casos roza el exceso, es peligroso para los pacientes. El contar con comerciales que van a comisión hace que el riesgo de sobretratamientos aumente. Igualmente, no hay que olvidar las publicidades engañosas para atraer pacientes a la clínica en cuestión.

El negocio dental al alza

Las clínicas dentales también tienen a las grandes cadenas y franquicias, donde Vitaldent, Dentix y Unidental son las más populares, así como a las aseguradoras, donde Sanitas y Adeslas dominan el mercado.

Los números no mienten y sin ir más lejos, en 2016, las grandes cadenas y franquicias aumentaron en un 13,4% sus beneficios respecto al año 2015.

Las aseguradoras también han logrado dar con una buena oportunidad para el negocio. El aumento de ellas en 2015 ya era de un 41% con respecto a los cuatro años anteriores. Uno de los motivos es que cada vez más las empresas incluyen en sus seguros colectivos el seguro dental en los últimos años.

Para el final dejamos el sector individual, que ha llegado a duplicarse, donde la competencia es feroz.

Este es el panorama. Las negligencias no son generalizadas, pero está bien ir prevenido y, especialmente, elegir con cuidado en manos de quien nos ponemos. Esperamos, con estos consejos que os hemos dado, ayudaros a dar con profesionales que realmente se interesen por vuestra salud. Suerte en la elección.

Si llegases a tener una negligencia odontológica, ponte en contacto con nuestro equipo especializado donde contarás con el perito y la asistencia a juicio. Llámanos  913076219 o envía tu pregunta al siguiente formulario, estaremos