Despido

Abogados por incapacidad permanente

¿Estás buscando un equipo de abogados por incapacidad permanente?

En Grupo Médico Jurídico Durango encontrarás un servicio conjunto médico – legal que resultará perfecto para la defensa de tus intereses.

A la hora de reclamar cualquier grado de incapacidad permanente reconocida en nuestro ordenamiento jurídico, resulta clave dejarse asesorar por personas especializadas en el sector.

Cuando reclamamos cualquier tipo de incapacidad recogida en nuestros textos legales, medicina y ley caminan necesariamente de la mano. Es necesario el cumplimiento de unos requisitos establecidos en el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

El propio Ministerio de trabajo, migraciones y Seguridad Social entiende que la prestación económica para indemnizar al sujeto al cual se le declare cualquier grado de incapacidad permanente “trata de cubrir la pérdida de rentas salariales o profesionales que sufre una persona, cuando estando afectada por un proceso patológico o traumático derivado de una enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral de forma presumiblemente definitiva”

No obstante, con independencia de que cumplamos los requisitos establecidos por la ley (Es importante resaltar que en los propios textos jurídicos se incluyen excepciones a los mismos) a posteriori deberemos someternos al examen de un tribunal médico.

Aunque no es incorrecto el término “Tribunal Médico”, debes saber que este se trata de un único doctor que forma parte del Equipo de Valoración de Incapacidad (E.V.I), un organismo perteneciente al Instituto Nacional de la Seguridad social.

Este facultativo no sólo se encarga de evaluar la solicitud que presentemos, sino que necesita la documentación posible de los médicos que han tratado al solicitante para ayudarle a su dictamen. Y es justo en este punto donde radica la eficacia del equipo de abogados por incapacidad permanente de Grupo Médico Jurídico Durango.

abogados por incapacidad permanenteNuestra empresa nacía hace 30 años como un equipo de peritos médicos especializados en valoración del daño corporal. Al poco tiempo integramos un servicio legal, creando la simbiosis perfecta para la defensa de nuestra cartera de clientes. A día de hoy, son numerosos los casos de éxito a destacar en nuestro bagaje profesional.

En nuestro gabinete médico legal primero realizamos un informe previo de viabilidad para la elaboración de un posible informe médico pericial. En caso de que nuestros médicos consideren que se podrá probar a través del informe la dolencia o patología que sufre el sujeto en cuestión, procederemos a la realización de un informe médico pericial definitivo.

Este informe será utilizado por nuestros abogados por incapacidad permanente como la base para realizar las alegaciones posibles en tu reclamación, al tiempo que se convierte en una prueba idónea en caso de tener que acudir a vía judicial.

A la hora de contratar un equipo de abogados por incapacidad permanente, tendemos a olvidar el aspecto subjetivo que necesariamente implican este tipo de procedimientos legales. Son procedimientos jurídicos que conllevan un enorme desgaste emocional, máxime si tenemos en cuenta que el sujeto no se encuentra en sus plenas facultades.

La realización de un estudio de viabilidad previo evita iniciar un proceso del que no resulte posible finalizar con un resultado favorable. En Grupo Médico Jurídico Durango, nuestros abogados por incapacidad permanente sólo procederán a la defensa de tus intereses si cuentan con las pruebas necesarias para ello.

En otras palabras, defendemos tus intereses cuando somos conocedores de la posibilidad real de finalizar el proceso con las máximas garantías.

A la hora de contratar un equipo de abogados por incapacidad permanente, resulta fundamental conocer los grados de incapacidad que son reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico. Estos quedan regulados en el artículo 194 del Real Decreto Legislativo 8/2015 del 30 de Octubre:

Incapacidad permanente parcial

Dentro de los tipos de incapacidad permanente, la incapacidad permanente parcial hace referencia a aquella disminución no inferior al 33% en su rendimiento para la profesión habitual, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

EJEMPLO PRÁCTICO Un supuesto de hecho que podría implicar la contratación de un equipo de abogados por incapacidad permanente para este tipo de incapacidad sería el de un mecánico que, tras sufrir un accidente laboral, le amputan un dedo de su mano derecha.

La persona trabajará con mayor dificultad que un compañero que no sufriera dicho incidente, pero puede seguir realizando la tarea fundamental de su profesión, en este caso, la reparación de automóviles.

Incapacidad permanente total

Dentro de los tipos de incapacidad permanente reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico, la incapacidad permanente total hace referencia a la situación que inhabilita al trabajador para la realización de las tareas fundamentales de su profesión habitual, siempre que pueda dedicarse a otra distinta.

EJEMPLO PRÁCTICO La contratación de un equipo de abogados por incapacidad permanente resulta clave para entender el concepto de “Profesión habitual”. Esta se entiende como la profesión que el sujeto desarrollaba en el momento que se produce la dolencia que le inhabilita para ello.

Incapacidad permanente absoluta

Dentro los tipos de incapacidad reconocidos en nuestro ordenamiento jurídico, hablamos de incapacidad absoluta cuando el grado de incapacidad permanente no permite al sujeto realizar ningún tipo de profesión. Esta es la principal diferencia con la incapacidad permanente total, que sí permite el desarrollo de otras profesiones.

EJEMPLO PRÁCTICO Un supuesto de hecho que podría implicar la contratación de un equipo de abogados por incapacidad permanente absoluta sería el de un sujeto que padece una depresión de un grado muy elevado.

¿Te gustaría conocer en profundidad los requisitos necesarios para solicitar una pensión por incapacidad permanente absoluta? Aquí te dejamos un artículo de nuestro blog especializado.

Gran invalidez

Dentro de los tipos de incapacidad permanente reconocidos en nuestro ordenamiento, la gran invalidez constituye el grado máximo de incapacidad laboral. Además de la incapacidad laboral, el sujeto padece una dolencia o patología que le impide realizar las tareas básicas de su día a día, necesitando para ello la ayuda de terceras personas, siendo esta la principal diferencia con la incapacidad permanente absoluta.

EJEMPLO PRÁCTICO Un supuesto de hecho muy habitual que implica la contratación de un equipo de abogados por incapacidad permanente se da cuando un sujeto ha sido reconocido en su incapacidad permanente absoluta, pero el agravamiento de sus dolencias se ha extendido a su vida rutinaria, dificultado las labores básicas del día a día.

Un informe médico pericial puede resultar a la hora de reclamar una recalificación de nuestro grado de invalidez.

Con independencia del grado de incapacidad que provoquen tus dolencias o patologías, en Grupo Médico Jurídico Durango encontrarás un equipo de abogados por incapacidad permanente que te acompañarán en todas las fases de este procedimiento médico – legal.

Nuestro trato cercano y especializado, unido a un bagaje profesional ampliamente demostrado se convierte en la llave de apertura de un procedimiento judicial donde tu seguridad jurídica se verá reforzada en todo momento. Ponte en contacto con nosotros y analizaremos las necesidades de tu caso de manera eficaz, ágil y reduciendo en la medida de lo posible el desgaste emocional asociado a este tipo de procesos.