minusvalía

Diferencias entre incapacidad y minusvalía

incapacidad

incapacidad y minusvalía

Minusvalía e incapacidad son términos en apariencia similar, pero que guardan diferencias entre sí. Es importante eludir la confusión y saber identificarlos correctamente.

La minusvalía o discapacidad es la consecuencia de una deficiencia, previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en las capacidades físicas, psíquicas o sensoriales de la persona, y que no tiene por qué darse conjuntamente con una situación de incapacidad o de invalidez. Estos individuos cuentan con las ventajas fiscales, medidas de reserva de puestos de trabajo, medidas para el fomento de su contratación y otras ayudas fijadas en la legislación vigente en cada momento.

La competencia para reconocer la existencia y el grado de una minusvalía corresponde al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. El requisito legal de minusválido se alcanza con el 33% o más, de menoscabo global, de disminución física, psíquica o sensorial en la persona. Un trabajador en silla de ruedas, un abogado o un médico por ejemplo, puede ser susceptible de una minusvalía de un 65% y estar capacitado para trabajar.

Cuando se habla de incapacidad,es una alteración continuada de la salud, que imposibilita o limita a quien la padece para la realización de una actividad profesional. Hay distintos tipos de incapacidad: permanente total, permanente parcial, permanente absoluta o gran invalidez.

Unos Ejemplos de permanente parcial, permanente total, permanente absoluta y de gran invalidez

La incapacidad permanente parcial significa que individuo está limitado para algunas de sus tareas profesionales fundamentales. Por ejemplo: una peluquera madura una alergia al tinte. Además de teñir, sus labores habituales consisten en cortar y peinar a los clientes. Esta trabajadora sería susceptible de una incapacidad permanente parcial ya que a pesar de poder seguir trabajando como peluquera no podría desempeñar la tarea de teñir siendo una actividad no única, pero importante para la prestación de servicios.

En la incapacidad permanente total el paciente no puede continuar realizando las tareas fundamentales de su trabajo habitual. Un ejemplo sería un almacenero que pierde el pie, impidiéndole realizar su profesión habitual, pero pudiendo acceder a un puesto administrativo.

Una incapacidad permanente absoluta consiste en que la persona no puede realizar ningún tipo de trabajo debido a que ha sufrido un accidente de trabajo o una enfermedad profesional o común. Una individuo, por ejemplo, que sufra de alguna patología funcional invalidante como una esclerosis múltiple o una espondilitis anquilopoyética en grado avanzado, puede ser susceptible de este grado de incapacidad o invalidez. También se incluyen las patologías psiquiátricas como una depresión mayor con intento de suicidio o un paciente que sufre de trastorno bipolar.

La situación más extrema es la de gran invalidez, en la que el trabajador como consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales (tetraplejias, importantes secuelas neurológicas o neuropsiquiátricas con graves alteraciones mentales o psíquicas, ceguera completa, etc.) precisa la asistencia de otra persona para los actos más básicos de la vida. Estas personas son perceptoras de la prestación económica que corresponda, que puede consistir en la obtención de una cantidad a tanto alzado (incapacidad permanente parcial, 24 mensualidades) o en una pensión vitalicia en función del grado de invalidez.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) es el responsable de declarar la calificación de incapacidad o invalidez, la determinación de su grado y el reconocimiento del derecho de subsidio.

Si necesitas más información o iniciar un proceso de discapacidad… llámanos a este teléfono 91 307 6219, o rellena el formulario en este enlace http://www.grupomedicodurango.com/contacto-grupo-medico-durango/ estaremos encantados de ayudarte.

Publicaciones relacionadas

18 comentarios en “Diferencias entre incapacidad y minusvalía

  1. Tengo incapacidad permanente para mi trabajo habitual, estoy de baja 5 meses , trabajo en un centro espexial de empleo y he tenido un agravamiento de la espondielosis lumboceatica con pinzamiaento en cadera dercha y una cervicalgia incipiente, todo degenerativo sin posible operacion podria pedir la total para no poder realizar nigun trabajo, tengo 49 años

    1. Le informo que sería necesario que pase consulta con nuestro equipo médico. Para que le explore y estudio toda su historial médico. Y así poder comprobar que Usted cumple con los requisitos que solicita el INSS. Y poder evaluar también, las limitaciones que padece para la realización de su profesión habitual. Para poder determinar a qué grado de incapacidad podría optar. Para ello, es necesario que se ponga en contacto con nosotros para poder concertar una cita con nuestro equipo, además de facilitarnos su documentación médica.

  2. hola navegando en internet he encontrado esta interesante pagina, y les agradeceria que me informaran si en mi caso puedo pedir la jubilacion o prejubilacion anticipada, pues tengo un hijo de 34 años con una misnubalia del 65% por enfermedad mental esquizofrenia del que ademas esta incapacitado a mi cargo por que le tengo que controlar la medicacion y sus comidas y aseo y lo cotidiano del dia a dia trazbajo en la comunidad de madrid de laboral en un puesto de turno de noche y tengo trabajado mas de 33 años con 11 trieños,y vivo en talavera de la reina. yo tengo 57 años y en mi familia soy yo el cabeza de familia puesto que estoy separada desde hace 20 años. un saludo

    Mª Teresa Villanueva

    1. Le informo de que lo primero que deberíamos de hacer para tratar de ayudarla es estudiar el caso con detenimiento, ya que es necesario ponernos en antecedentes con todos los datos de los que dispongamos para poder asesorarle de la mejor manera posible y poder ayudarle. Contamos con un equipo de profesionales repartidos por toda España. Póngase en contacto con nuestra central y derivaremos su caso al especialista más acorde a su situación.

  3. Hola. …me diagnosticaron Fibromas guía y Síndrome de fatiga crónica en el 2008. Ya dejé de hacer muchas cosas tanto en lo laboral como en lo cotidiano de mi vida. En mi trabajo hago poco porque me duermo o me olvido de las cosas. La medicación me seda demasiado, no me siento lúcida y hasta dejé de manejar. También pierdo el equilibrio por la pregabalina y vivo dándome golpes. Agrava el cuadro el lugar donde viví, Ushuaia, donde hace temperaturas bajo cero, mucha nieve y hielo que colabora con las caídas. Aparte tengo Hipotiroidismo, una vértebra desplazada en la columna lumbar….y otras cosas más que no se pueden revertir, es CRÓNICO!!!!!! En qué tipo de incapacidad encuadr aría mi patología? Gracias!

    1. Para saber que grado de incapacidad es susceptible , de acuerdo a sus patologías médicas , es conveniente realizar un estudio de viabilidad de su caso concreto , para ello si lo desea se puede poner en contacto con nuestro equipo, para que le asesore, de forma personalizada , de los pasos seguir.

  4. hola yo quisiera saber si mi mama puede sacar el carnet de discapacidad. ella quedo ciega del ojo izquierdo por un glaucoma y no ve bien por el ojo derecho por una catarata ya operada recientemente ella tiene 76 años y quisiera saber si le otorgan el carnet ono? gracias

  5. Me dieron una incapacidad de 49% , pero pasando una semana , me internaron por que puse muy delicada por la miastenia, estuve 7 días, cuando me dieron el alta tenia cosas que me habían aumentado y generalizado ,de esto ya ha pasado 2 años he tenido otras recaídas,no puedo trabajar, quisiera saber ,si me pueden aumentar la discapacidad , gracias.

    1. No se podrá instar la revisión del grado de discapacidad, por agravamiento o mejoría, hasta que, al menos, haya transcurrido un plazo mínimo de dos años desde la fecha en que se dictó resolución, excepto en los casos en que se acredite suficientemente error de diagnóstico o se hayan producido cambios sustanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento de grado, en que no será preciso agotar el plazo mínimo.

  6. Hola me acaban de conceder un grado de minusvalía del 37% ,llevo trabajando en una empresa desde 1996 mi pregunta es ,se va a beneficiar mi empresa en la seguridad social o solo es para contratos nuevos gracias un saludo

    1. Las bonificaciones a la contratación de personas con discapacidad se regulan en el artículo 2.2 de la Ley 43/2006, de 29 de Diciembre, de Mejora del crecimiento y del empleo.
      La cuantía de las bonificaciones dependerá de las características de la persona con discapacidad.
      Así, con carácter general, en el supuesto de contratación indefinida, tendrán derecho a una bonificación mensual de la cuota empresarial a la Seguridad Social o, en su caso, de su equivalente diario por trabajador contratado, de 375 euros/mes (4.500 euros/año) durante toda la vigencia del contrato. La misma bonificación se disfrutará en el supuesto de transformación en indefinidos de los contratos temporales de fomento del empleo celebrados con personas con discapacidad, o de transformación en indefinidos de contratos formativos suscritos con trabajadores con discapacidad
      La bonificación será de 425 euros/mes (5.100 euros/año) si el trabajador con discapacidad está incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un “grado de discapacidad” reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un “grado de discapacidad” reconocido igual o superior al 65 por 100.
      Si el trabajador con discapacidad tiene en el momento de la contratación 45 o más años, o si se trata de una mujer, la bonificación que corresponda se incrementará, respectivamente, en 100 euros/mes (1.200 euros/año) o en 70,83 euros/mes (850 euros/año), sin que dichos incrementos sean compatibles entre sí.
      En el caso de que las personas con discapacidad sean contratadas mediante el contrato temporal de fomento del empleo, la bonificación ascenderá a 291,66 euros/mes (3.500 euros/año) durante toda la vigencia del contrato.
      La bonificación será de 341,66 euros/mes (4.100 euros/año) si el trabajador con discapacidad está incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un “grado de discapacidad” reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un “grado de discapacidad” reconocido igual o superior al 65 por 100.
      Si el trabajador tiene en el momento de la contratación 45 o más años, o si se trata de una mujer, la bonificación que corresponda de acuerdo con los párrafos anteriores, se incrementará, en ambos supuestos, en 50 euros/mes (600 euros/año), siendo tales incrementos compatibles entre sí
      Para tener derecho a estos beneficios los trabajadores deberán tener un grado de discapacidad a igual o superior al 33 por 100, o la específicamente establecida en cada caso. Se considerarán también incluidos los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, así como los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.
      Además, como criterio especial a lo ya expuesto, si los trabajadores con discapacidad son contratados por un centro especial de empleo, mediante un contrato indefinido o temporal, incluidos los contratos formativos, se aplicarán las bonificaciones del 100 por 100 de la cuota empresarial a la Seguridad Social, incluidas las de accidentes de trabajo y enfermedad profesional y las cuotas de recaudación conjunta. La misma bonificación se disfrutará por los centros especiales de empleo en el supuesto de transformación en indefinidos de los contratos temporales de fomento de empleo de personas con discapacidad o de transformación en indefinidos de los contratos de duración determinada o temporales, incluidos los formativos suscritos con trabajadores con discapacidad.
      La Ley 43/2006 establece determinados casos en los que no podrán obtenerse las bonificaciones referidas. No obstante, cuando se trate de contrataciones con trabajadores con discapacidad, sólo les serán de aplicación las exclusiones de la letra c) del artículo 6 (Contrataciones realizadas con trabajadores que en los veinticuatro meses anteriores a la fecha de la contratación hubieran prestado servicios en la misma empresa, grupo de empresas o entidad mediante un contrato por tiempo indefinido, o en los últimos seis meses mediante un contrato de duración determinada o temporal o mediante un contrato formativo, de relevo o de sustitución por jubilación), si el contrato previo hubiera sido por tiempo indefinido, y de la letra d) del apartado 1 (Trabajadores que hayan finalizado su relación laboral de carácter indefinido en otra empresa en un plazo de tres meses previos a la formalización del contrato), así como la establecida en el apartado 2 (Empresas que hayan extinguido o extingan por despido reconocido o declarado improcedente o por despido colectivo contratos bonificados).
      No obstante, la exclusión establecida en la letra d) del apartado 1 del artículo 6 no será de aplicación en el supuesto de contratación de trabajadores con discapacidad procedentes de centros especiales de empleo, tanto en lo que se refiere a su incorporación a una empresa ordinaria, como en su posible retorno al centro especial de empleo de procedencia o a otro centro especial de empleo. Tampoco será de aplicación dicha exclusión en el supuesto de incorporación a una empresa ordinaria de trabajadores con discapacidad en el marco del programa de empleo con apoyo.
      En todo caso, las exclusiones de las citadas letras c) y d) no se aplicarán si se trata de trabajadores con especiales dificultades para su inserción laboral. A estos efectos, se considerará que existen dichas especiales dificultades cuando el trabajador esté incluido en alguno de los grupos siguientes:
      • Personas con parálisis cerebral, personas con enfermedad mental o personas con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por 100.
      • Personas con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 65 por 100
      Esta cuestión se desarrolla más ampliamente en la ficha “Incentivos a la contratación”.

  7. buenos días ,tengo una incapacidad permanente absoluta desde hace 5 años y paso revisiones anuales ,ahora me han concedido un 33%de invalidez iimplica algo para no pasar mas revisiones de incapacidad pues tengo 53 años,

    1. Le informo que puede acudir a la oficina de Asuntos Sociales donde le han gestionado su discapacidad, para que le informen de los beneficios tanto sociales, fiscales y de otro tipo a los que tiene derecho.

      Son las Comunidades Autónomas las encargadas de gestionar la discapacidad, por eso según su lugar de residencia puede variar.

  8. Hola, el 31 del 1 de 2016 se me acreditó una incapacidad del 65%, por la Consejería de Igualdad, Salud y Política sociales de la Junta de Andalucía. Me gustaría saber qué beneficios sociales fiscales y económicos tengo.

    1. En este caso debería acercarse al centro de asuntos sociales de su CCAA, ya que de una a otra varían las prestaciones y beneficios fiscales de que podrá beneficiarse.

  9. Tengo un a minusvalia de 42% ptengo una incapacida parcial pero tengo una duda con una incapaciacida parcial podria ser tesorero de una asociacion eso es 1 y dos para una persona con descapacida podria tener una pesion de orfanda

    1. Hola, Paco, la incapacidad parcial le permite realizar su trabajo habitual con horarios reducidos,
      por lo que ser tesorero no le cambiará en nada su situación, sobre la pensión de orfandad, puede
      ponerse en contacto con los Asuntos Sociales de su comunidad.

Comments are closed.